Qa­tar anun­cia su sa­li­da de la OPEP

CON­TI­NÚA EL boi­cot de Ara­bia Sau­di­ta a la pe­que­ña na­ción del gol­fo pér­si­co, ra­zón por la cual se re­ti­ra

El Economista (México) - Termómetro Económico - - MERCADOS DE CAPITALES - AP

LA DI­MI­NU­TA y ri­ca en hi­dro­car­bu­ros na­ción ára­be Qa­tar anun­ció el lu­nes que se re­ti­ra­rá de la OPEP en enero, en un re­pro­che al cár­tel pe­tro­le­ro do­mi­na­do por Ara­bia Sau­di­ta, mien­tras pro­si­gue el boi­cot con­tra el go­bierno qa­ta­rí por par­te del reino y se ave­ci­na una reunión de­ci­si­va es­ta se­ma­na.

La de­cla­ra­ción sor­pre­sa po­dría con­ver­tir a Qa­tar en la primera na­ción de Orien­te Me­dio en aban­do­nar el cár­tel des­de su fun­da­ción en 1960.

De nue­vo me­te la política en una or­ga­ni­za­ción que du­ran­te mu­cho tiem­po ha in­sis­ti­do en que no es par­ti­dis­ta, ro­ban­do ti­tu­la­res jus­to cuan­do el cár­tel de­li­be­ra re­cor­tes de pro­duc­ción para de­te­ner una caí­da en los pre­cios mun­dia­les del pe­tró­leo cru­do.

Aun­que só­lo apor­ta una frac­ción de la pro­duc­ción to­tal de la OPEP, la de­ci­sión de Qa­tar tam­bién po­ne en te­la de jui­cio la via­bi­li­dad del cár­tel.

La OPEP, que an­tes era lo su­fi­cien­te­men­te fuer­te co­mo para de­te­ner a Es­ta­dos Uni­dos con el em­bar­go de pe­tró­leo de la dé­ca­da de 1970, ne­ce­si­tó que paí­ses que no eran miem­bros, co­mo Ru­sia, lle­va­ran a ca­bo un re­cor­te de la pro­duc­ción en el 2016, des­pués de que los pre­cios ca­ye­ran por de­ba­jo de 30 dó­la­res por ba­rril.

Es po­co pro­ba­ble que eso cam­bie, es­pe­cial­men­te cuan­do Es­ta­dos Uni­dos re­cu­pe­ró el trono del ma­yor pro­duc­tor de pe­tró­leo del mun­do.

“Los lí­de­res de Qa­tar ya no es­tán in­tere­sa­dos en se­guir sien­do par­te ac­ti­va de una or­ga­ni­za­ción que en gran me­di­da la re­cha­za”, in­di­có el Gru­po Eu­ra­sia en un aná­li­sis.

“Los dos in­di­vi­duos en los que se cen­tran los mer­ca­dos son el zar de la Ener­gía de Ara­bia Sau­di­ta, Kha­lid al Fa­lih, y el ru­so Ale­xan­der No­vak. Los fun­cio­na­rios de Ener­gía de Qa­tar no son con­sul­ta­dos, al me­nos no lo su­fi­cien­te, y sus lí­de­res ya no son par­te ac­ti­va de la ma­qui­na­ria de la or­ga­ni­za­ción”, ex­pu­so.

El anun­cio lo hi­zo el mi­nis­tro de Ener­gía del pe­que­ño país del gol­fo pér­si­co, Saad She­ri­da al Kaa­bi. No hu­bo nin­gu­na de­cla­ra­ción de la OPEP, con se­de en Viena, que se re­uni­rá el jue­ves para de­ba­tir po­si­bles re­cor­tes en la pro­duc­ción.

En no­viem­bre, Al Fa­lih di­jo que la OPEP y los paí­ses pro­duc­to­res de pe­tró­leo alia­dos pro­ba­ble­men­te ne­ce­si­ta­rán re­du­cir la ofer­ta de cru­do, tal vez has­ta en 1 mi­llón de ba­rri­les de pe­tró­leo al día, para re­equi­li­brar el mer­ca­do.

Qa­tar pro­du­ce ape­nas unos 600,000 ba­rri­les de cru­do al día, lo que lo con­vier­te en el de­ci­mo­pri­mer ma­yor pro­duc­tor de la OPEP.

La pér­di­da de pro­duc­ción, in­fe­rior a 2% de la ofer­ta to­tal de la OPEP al día, no afec­ta­rá en gran me­di­da a la po­si­ción del cár­tel en el mer­ca­do.

Anas Al­haj­ji, un ana­lis­ta de pe­tró­leo, re­fi­rió que la de­ci­sión de Qa­tar “no tie­ne nin­gún im­pac­to en el mer­ca­do, ya sea que es­tén den­tro o fue­ra” de la or­ga­ni­za­ción pe­tro­le­ra.

AR­CHI­VO: REU­TERS

Es­ta se­ma­na se reúne el cár­tel pe­tro­le­ro en su se­de de Viena, Aus­tria. FO­TO NO AFEC­TA­RÁ PRO­DUC­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.