A Trump le gus­ta 25% me­nos la mú­si­ca de Swift

El ca­so Ka­va­naugh dis­gus­ta a la can­tan­te y aho­ra re­ve­la su apo­yo al can­di­da­to de­mó­cra­ta al Se­na­do, Phil Bre­de­sen; el presidente reac­cio­na in­vi­tan­do a desa­yu­nar a un enemi­go de ella

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - News - James Hoh­mann

EL PRESIDENTE Do­nald Trump, quien dis­fru­ta pe­lear­se con ce­le­bri­da­des, pa­re­ce es­tar en me­dio de la que ya es con­si­de­ra­da una de las dispu­tas más gran­des en el mun­do de la mú­si­ca.

Trump y su yerno, Ja­red Kush­ner, te­nían pro­gra­ma­do al­mor­zar ayer jue­ves en la Ca­sa Blan­ca con el ra­pe­ro Kan­ye West, quien ha co­men­za­do a usar las ca­chu­chas con la le­yen­da “Ma­ke Ame­ri­ca Great Again” y tam­bién elo­gió al presidente cuan­do apa­re­ció en Sa­tur­day Night Li­ve el pa­sa­do fin de se­ma­na. La in­vi­ta­ción tie­ne una evi­den­te in­ten­ción: pro­vo­car a Tay­lor Swift quien ha te­ni­do di­fe­ren­cias his­tó­ri­cas con el can­tan­te.

Trump reac­cio­nó el lu­nes con­tra la can­tan­te Tay­lor Swift por res­pal­dar al can­di­da­to de­mó­cra­ta Phil Bre­de­sen en su as­pi­ra­ción por ocu­par un es­ca­ño en el Se­na­do.

El presidente di­jo que la re­pu­bli­ca­na Mars­ha Black­burn es­tá “ha­cien­do un ex­ce­len­te tra­ba­jo” en su Estado. “Es una mu­jer es­tu­pen­da, es­toy se­gu­ro de que Tay­lor Swift no sa­be ab­so­lu­ta­men­te na­da de ella”, di­jo Trump a los pe­rio­dis­tas an­tes de re­ma­tar su idea con una crí­ti­ca: “Di­ga­mos que aho­ra me gus­ta un 25% me­nos la mú­si­ca de Tay­lor, ¿de acuer­do?”.

En tuits pu­bli­ca­dos en el 2012, Trump ca­li­fi­có a Swift co­mo una mu­jer “fan­tás­ti­ca” y le agra­de­ció que se hi­cie­ra una fo­to con él.

Pe­ro es­ta vez el presidente no le per­do­nó a la es­tre­lla mu­si­cal su apo­yo a los de­mó­cra­tas en las le­gis­la­ti­vas del 6 de noviembre.

EL CA­SO KA­VA­NAUGH AFEC­TA A SWIFT

Al día si­guien­te de que se con­fir­ma­ra el nom­bra­mien­to del juez Brett Ka­va­naugh co­mo nue­vo miem­bro del Tribunal Su­pre­mo, Swift, de 28 años, rom­pió su silencio so­bre la po­lí­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se al se­ña­lar que vo­ta­rá por can­di­da­tos de­mó­cra­tas, ex­pli­can­do que siem­pre ha vo­ta­do so­bre la ba­se de qué can­di­da­to protegerá los de­re­chos hu­ma­nos.

“Creo en la lu­cha por los de­re­chos LGTBI, y cual­quier for­ma de dis­cri­mi­na­ción ba­sa­da en la orien­ta­ción se­xual o el gé­ne­ro es IN­CO­RREC­TA. Creo que el ra­cis­mo sis­té­mi­co que to­da­vía ve­mos en es­te país ha­cia las per­so­nas de co­lor es ate­rra­dor”, afir­mó la can­tan­te en una pu­bli­ca­ción que ha re­ci­bi­do más de 1,840,000 “me gus­ta” en su cuen­ta de Ins­ta­gram que acu­mu­la más de 12 mi­llo­nes de se­gui­do­res.

Swift es­cri­bió so­bre Black­burn: “Ella vo­tó en con­tra de la igual­dad sa­la­rial pa­ra las mu­je­res. Ella vo­tó en con­tra de la reau­to­ri­za­ción de la Ley de Vio­len­cia con­tra la Mu­jer, que in­ten­ta pro­te­ger a las mu­je­res de la vio­len­cia do­més­ti­ca, el aco­so y la vio­la­ción en ci­tas. Ella cree que las em­pre­sas tie­nen de­re­cho a rehu­sar­se a aten­der a pa­re­jas ho­mo­se­xua­les. Ella tam­bién cree que ellos (los ho­mo­se­xua­les) no de­be­rían te­ner de­re­cho a ca­sar­se”.

Ade­más, con­si­de­ró que “el ra­cis­mo sis­té­mi­co que to­da­vía ve­mos en es­te país ha­cia la gen­te de co­lor es ate­rra­dor, en­fer­mi­zo y pre­va­len­te”.

Black­burn, ac­tual le­gis­la­do­ra de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y quien ac­tual­men­te desea ir al Se­na­do, apo­yó pú­bli­ca­men­te a Ka­va­naugh, quien en­fren­ta tres acu­sa­cio­nes de abu­so se­xual.

La ga­na­do­ra de 10 pre­mios Grammy man­tu­vo un la­pi­da­rio silencio du­ran­te el pro­ce­so de de­ba­te y elec­ción del juez. Mu­chos in­ter­pre­ta­ron su dis­cre­ción co­mo un tá­ci­to apo­yo a Trump, es­pe­cial­men­te al con­si­de­rar que Swift pro­vie­ne de Ten­nes­see, uno de los bas­tio­nes del aho­ra presidente.

PE­LEA EN­TRE KAN­YE Y SWIFT

La mala re­la­ción en­tre Swift y el ra­pe­ro co­men­zó cuan­do en el 2009, Kan­ye in­te­rrum­pió el dis­cur­so de la can­tan­te du­ran­te un even­to de MTV, jus­to en el mo­men­to en que Swift re­co­gía el tro­feo al me­jor vi­deo pop fe­me­nino por “You Be­long With Me”. West ex­pli­có que el tro­feo de­be­ría ha­bér­se­lo lle­va­do el vi­deo “Sin­gle La­dies” de Be­yon­cé, al que ca­li­fi­có co­mo “uno de los me­jo­res vi­deos de to­dos los tiem­pos”.

Ba­rack Oba­ma ca­li­fi­có al ra­pe­ro de “im­bé­cil” la ac­ti­tud del ra­pe­ro ante Swift.

Aun­que unos años des­pués pa­re­ció que ha­bían li­ma­do as­pe­re­zas, la si­tua­ción se vol­vió in­sos­te­ni­ble en el 2016, cuan­do el ra­pe­ro la lla­mó “pe­rra” en la can­ción “Fa­mous” y más tar­de en el vi­deo­clip West sa­có una fi­gu­ra de ella en ta­ma­ño real des­nu­da jun­to a otros fa­mo­sos.

Si bien es cier­to que no son nue­vos los res­pal­dos de es­tre­llas a po­lí­ti­cos, sí lo es el he­cho de que un presidente re­cri­mi­ne a una can­tan­te su apo­yo al partido com­pe­ti­dor.

Geor­ge W. Bush es­cri­bió en sus me­mo­rias del 2010, De­ci­sion Points, que el co­men­ta­rio de West des­pués del hu­ra­cán Ka­tri­na de que “a Geor­ge Bush no le im­por­tan los ne­gros” re­pre­sen­tó “mi mo­men­to aními­co más ba­jo”de su Pre­si­den­cia que aún se re­sin­tió años des­pués. “Fue un mo­men­to des­agra­da­ble”, di­jo Bush .

El apo­yo de Swift al can­di­da­to de­mó­cra­ta ya co­men­zó a te­ner sus efec­tos: el re­gis­tro de ciu­da­da­nos de Ten­nes­see pa­ra vo­tar el pró­xi­mo noviembre, ha cre­ci­do.

La di­rec­to­ra de co­mu­ni­ca­cio­nes de la or­ga­ni­za­ción Vo­te, Ka­ma­ri Guth­rie, di­jo que se re­gis­tra­ron 65,000 nue­vas ins­crip­cio­nes 24 ho­ras des­pués de que la can­tan­te hi­cie­ra su de­cla­ra­ción en Ins­ta­gram.

De los 5,183 nue­vos re­gis­tros en Ten­nes­see es­te mes, al me­nos 2,144 se pro­du­je­ron des­pués del do­min­go. En to­do ca­so, el dia­rio ad­vir­tió que el pla­zo del estado pa­ra el re­gis­tro de vo­tos era el 9 de oc­tu­bre, lo que pue­de ha­ber con­tri­bui­do a ta­les ci­fras.

El po­der de Swift, es evi­den­te.

FO­TO: THE WAS­HING­TON POST

La can­tan­te Tay­lor Swift.

FO­TO: ES­PE­CIAL

La ima­gen que com­par­tió la can­tan­te jun­to a su postura so­bre po­lí­ti­ca, el do­min­go pa­sa­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.