In­dia vue­la a la mo­der­ni­dad

Su pro­yec­to es­tra­té­gi­co in­clu­ye la cons­truc­ción de 100 ae­ro­puer­tos en los pró­xi­mos 15 años.

El Economista (México) - The Washington Post (Mexico) - - Portada - Vid­hi Dos­hi

Kis­han­garh, Ind. EL LU­GAR más atrac­ti­vo pa­ra los re­si­den­tes de Kis­han­garh, ciu­dad ubi­ca­da en el cen­tro de la In­dia, no es su cas­ti­llo real del si­glo XVI en franco aban­dono ni su mer­ca­do de már­mol de fa­ma mun­dial. El atrac­ti­vo de hoy es la ter­mi­nal del ae­ro­puer­to de Kis­han­garh, un pe­que­ño edi­fi­cio de ba­ja al­tu­ra que ofre­ce una nue­va puer­ta de en­tra­da al mun­do.

Via­jar en avión des­de la pol­vo­rien­ta ciu­dad se ha vuel­to más ba­ra­to que al­qui­lar un au­to. Lo di­ce De­vi Singh, un sol­da­do re­ti­ra­do de 77 años, a sus ami­gos fren­te a una ta­za de té du­ran­te una ma­ña­na re­cien­te. El ejem­plo que com­par­te De­vi a sus ami­gos se re­fie­re al vue­lo de ida y vuel­ta a Nue­va York por tan só­lo 35 dó­la­res. “In­clu­so los ba­rren­de­ros pue­den per­mi­tir­se vo­lar”, men­cio­nó.

Kis­han­garh es uno de los 34 ae­ro­puer­tos, que ha si­do inau­gu­ra­do en los úl­ti­mos 18 me­ses en la In­dia, cu­yo sec­tor de la avia­ción ha cre­ci­do a ta­sas ex­po­nen­cia­les a raíz del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

En sep­tiem­bre, el mi­nis­tro de avia­ción ci­vil ex­pre­só que 60,000 mi­llo­nes de dó­la­res se han pre­su­pues­ta­do pa­ra cons­truir 100 ae­ro­puer­tos más du­ran­te los pró­xi­mos 10 a 15 años.

Mi­llo­nes de in­dios que ven me­jo­ría en sus in­gre­sos de­ci­den via­jar en avión por pri­me­ra oca­sión, el país se es­fuer­za en trans­for­mar las pis­tas de ate­rri­za­je de la era co­lo­nial en lu­jo­sos ae­ro­puer­tos, mien­tras que las com­pa­ñías aé­reas re­nue­van su flo­ti­lla de avio­nes y con­tra­tan a pi­lo­tos ex­tran­je­ros.

“En los 70 años trans­cu­rri­dos des­de la in­de­pen­den­cia, só­lo 400 avio­nes han si­do uti­li­za­dos”, ex­pre­só el pri­mer mi­nis­tro Na­ren­dra Mo­di, al inau­gu­rar un ae­ro­puer­to en las mon­ta­ñas del Hi­ma­la­ya en Pak­yong, el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre, se­gun­da inau­gu­ra­ción en el mes. “Só­lo en el úl­ti­mo año, las com­pa­ñías aé­reas han pe­di­do 1,000 avio­nes nue­vos”.

En me­nos de un par­pa­deo, el mer­ca­do de la avia­ción de la In­dia se ha con­ver­ti­do en un gi­gan­te. En oc­tu­bre, sus ae­ro­lí­neas mar­ca­ron 48 me­ses con­se­cu­ti­vos de cre­ci­mien­to en dos dí­gi­tos res­pec­to al trá­fi­co, se­gún la Aso­cia­ción In­ter­na­cio­nal de Trans­por­te Aé­reo (IATA).

Pa­ra el 2024, se­gún es­ti­ma­cio­nes de la IATA, la In­dia se ubi­ca­rá só­lo por de­trás de Chi­na y Es­ta­dos Uni­dos en cuan­to al trá­fi­co aé­reo se re­fie­re.

“Ha­ce 20 años, el mer­ca­do de la In­dia era tan mi­núscu­lo que ape­nas uno se da­ba cuen­ta de que exis­tía”, in­di­có Di­nesh Kes­kar, vi­ce­pre­si­den­te se­nior de Ven­tas pa­ra Avio­nes Co­mer­cia­les de Asia-Pa­cí­fi­co y la In­dia. “En un fu­tu­ro cer­cano, cree­mos que uno de ca­da 20 avio­nes se ven­de­rá a In­dia”.

EXTERNALIDAD PO­SI­TI­VA: EL NE­GO­CIO DEL MÁR­MOL

La ele­va­da de­man­da de ae­ro­puer­tos responde al pro­ta­go­nis­mo eco­nó­mi­co e in­dus­trial de ciu­da­des de se­gun­do y ter­cer ni­vel, co­mo Kis­han­garh.

En la dé­ca­da de 1990, las pe­que­ñas em­pre­sas de már­mol ad­mi­nis­tra­das por una fa­mi­lia se con­vir­tie­ron en cor­po­ra­cio­nes

mul­ti­na­cio­na­les, ge­ne­ran­do im­por­tan­te ri­que­za que al­can­zó a to­da la po­bla­ción. A pe­sar de que con­ser­va un am­bien­te tran­qui­lo tí­pi­co de una ciu­dad pe­que­ña, Kis­han­garh atrae a es­po­sas de mul­ti­mi­llo­na­rios, cam­peo­nes de cric­ket y es­tre­llas de te­le­vi­sión, en bús­que­da de már­mol pa­ra de­co­rar sus res­pec­ti­vas ca­sas, tem­plos o cen­tros co­mer­cia­les.

Aho­ra lle­gan en avio­nes pri­va­dos, he­li­cóp­te­ros al­qui­la­dos, en tren o en sus co­ches.

Los ac­cio­nis­tas an­ti­ci­pan que la nue­va co­ne­xión aé­rea a Del­hi trae­rá aún más clien­tes que desean com­prar bal­do­sas de már­mol pa­ra pa­re­des y pi­sos. De acuer­do con Su­resh Tak, pre­si­den­te de la aso­cia­ción de fá­bri­cas de már­mo­les de Kis­han­garh, un so­lo vue­lo de 78 pa­sa­je­ros de­be­rá atraer in­gre­sos adi­cio­na­les por 400,000 dó­la­res al día.

Dos se­ma­nas des­pués de que co­men­za­ra el pri­mer vue­lo co­mer­cial a cu­brir la men­cio­na­da ru­ta, los ha­bi­tan­tes de Kis­han­garh pe­dían la crea­ción de nue­vas ru­tas. “Lo que real­men­te ne­ce­si­ta­mos aho­ra es un vue­lo a Mum­bai”, di­jo uno de los ami­gos de De­vi Singh, be­bien­do té.

“No, que­re­mos que Kis­han­garh va­ya a Jai­pur en 15 mi­nu­tos”, ex­pre­só otro.

El in­cre­men­to en la de­man­da de via­je­ros su­pon­dría una si­mi­lar pro­por­ción en cuan­to a los in­gre­sos de las ae­ro­lí­neas; sin em­bar­go, la com­pe­ten­cia es in­ten­sa y el pre­cio del com­bus­tó­leo ele­va­do, por lo que los pre­cios de los bo­le­tos no ge­ne­ran de­ma­sia­das ga­nan­cias.

RIES­GO DE TUR­BU­LEN­CIA

“La pro­yec­ción de In­dia co­mo el ter­cer mer­ca­do de avia­ción más gran­de del mun­do po­dría en­trar a zo­na de tur­bu­len­cia si la in­fraes­truc­tu­ra se de­tie­ne”, ex­pre­só el pe­rio­dis­ta es­pe­cia­li­za­do en avia­ción Nee­lam Matt­hews.

En ju­lio, los pre­cios de las ac­cio­nes de In­te­rG­lo­be Avia­tion, la com­pa­ñía ma­triz de la ma­yor ae­ro­lí­nea de la In­dia, In­diGo, ca­ye­ron 10% des­pués de que la em­pre­sa anun­cia­ra una caí­da de 97% en las ga­nan­cias ne­tas en los re­sul­ta­dos tri­mes­tra­les res­pec­to al mis­mo tri­mes­tre del año an­te­rior.

Spi­ceJet, otro de los gran­des ope­ra­do­res, anun­ció pér­di­das ne­tas de 5 mi­llo­nes de dó­la­res en su tri­mes­tre de ju­nio.

A pe­sar de la cri­sis de efec­ti­vo, las gran­des ae­ro­lí­neas es­tán ba­jo la pre­sión del go­bierno pa­ra ex­pan­dir los ser­vi­cios, in­clu­so en ru­tas fi­nan­cie­ra­men­te ries­go­sas.

En el 2017, Mo­di lan­zó el Plan de Co­nec­ti­vi­dad Re­gio­nal, cu­yo ob­je­ti­vo es co­nec­tar a pe­que­ñas ciu­da­des in­dias a tra­vés de la avia­ción sub­si­dia­da por el Es­ta­do.

El pro­gra­ma apun­ta­la la in­fraes­truc­tu­ra de trans­por­te que tam­bién in­clu­ye un tren ba­la de 17,000 mi­llo­nes de dó­la­res y 53,000 mi­llas de cons­truc­ción de ca­rre­te­ras, una mues­tra de la mo­der­ni­dad de la In­dia en su lu­cha por con­ver­tir­se en una su­per­po­ten­cia glo­bal.

El cre­ci­mien­to des­or­de­na­do ha pro­vo­ca­do ca­sos de fra­ca­so. Air Dec­can y Air Odis­ha can­ce­la­ron más de la mi­tad de sus vue­los en sep­tiem­bre, se­gún la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Avia­ción Ci­vil. El ae­ro­puer­to de Jhar­su­gu­da tu­vo que ce­rrar dos se­ma­nas des­pués de su inau­gu­ra­ción.

Por lo pron­to, In­dia inau­gu­ra más ae­ro­puer­tos que ca­fe­te­rías.

Fo­to: es­pe­cial

El pri­mer mi­nis­tro in­dio inau­gu­ró el ae­ro­puer­to de Pak­yong el pa­sa­do mes de sep­tiem­bre.

Fo­to: twp

Pa­sa­je­ros abor­dan­do un avión de la com­pa­ñía Spi­ceJet en Nue­va Del­hi, el pa­sa­do sep­tiem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.