VI­SIÓN DE NE­GO­CIOS

El po­ten­cial de cre­ci­mien­to en­tre am­bas na­cio­nes con­vier­te al país en una pla­za fun­da­men­tal en la re­gión pa­ra la com­pa­ñía aé­rea

El Economista (México) - Turismo - - Portada - Ar­ce­lia Lor­tia Fo­to: Zu­lley­ka Ho­yo ar­ce­lia.lara@ele­co­no­mis­ta.mx

Dirk van Nieuw­kerk, di­rec­tor ge­ne­ral de Luft­han­sa pa­ra México y Cen­troa­mé­ri­ca, ex­pli­ca por qué México es un mer­ca­do cla­ve en La­ti­noa­mé­ri­ca

México y Bra­sil son los mer­ca­dos más im­por­tan­tes en La­ti­noa­mé­ri­ca pa­ra Luft­han­sa; sin em­bar­go, el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co que ha re­gis­tra­do la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na en los úl­ti­mos años la con­vier­te en un des­tino cla­ve de la re­gión, ex­pu­so el di­rec­tor ge­ne­ral de la ae­ro­lí­nea pa­ra México y Cen­troa­mé­ri­ca, Dirk van Nieuw­kerk.

Co­men­tó que ac­tual­men­te Ale­ma­nia y México es­tán en el pro­ce­so de re­ne­go­cia­ción del acuer­do bi­la­te­ral, lo que im­pi­de te­ner pro­yec­cio­nes de más vue­los o más ru­tas has­ta que se de­fi­nan los acuer­dos aé­reos.

Sin em­bar­go, el di­rec­ti­vo re­co­no­ció que la com­pa­ñía ale­ma­na tie­ne in­te­rés en va­rios des­ti­nos me­xi­ca­nos co­mo son Gua­da­la­ja­ra, Mon­te­rrey y León, pe­ro ase­gu­ró que sus pa­sa­je­ros pue­den co­nec­tar­se des­de Ale­ma­nia a cual­quier des­tino me­xi­cano gra­cias a la alian­za que tie­nen Luft­han­sa y Ae­ro­mé­xi­co.

Ex­pli­có que, de abrir­se nue­vas ru­tas ha­cia México, con­ti­nua­rán ope­ran­do des­de Frank­furt y Mú­nich, ya que am­bas ciu­da­des son sus cen­tros de co­ne­xión, lo que le per­mi­te a la com­pa­ñía co­nec­tar cual­quier des­tino del mun­do.

El di­rec­ti­vo aña­dió que en­tre las prio­ri­da­des de la com­pa­ñía en el 2018 es­tán abrir dos nue­vas fre­cuen­cias dia­rias en la ru­ta Mé­xi­coMú­nich e in­cor­po­rar el Air­bus A350900 en es­ta mis­ma ru­ta.

Co­men­tó que la co­nec­ti­vi­dad en­tre am­bas na­cio­nes tie­ne gran po­ten­cial de cre­ci­mien­to, pe­ro que és­te de­be dar­se po­co a po­co y a paso fir­me.

Ex­pli­có que si la eco­no­mía me­xi­ca­na cre­ce en­tre 2 y 3%, se pue­de de­cir que la de­man­da pa­ra via­jes en avión pue­de cre­cer en­tre dos y tres ve­ces más, “es una re­gla de la avia­ción mun­dial”.

De­ta­lló que es im­por­tan­te con­si­de­rar que la de­man­da de la avia­ción a ni­vel glo­bal cre­ce anual­men­te 5%, lo que re­pre­sen­ta un in­cre­men­to ma­yor al de la eco­no­mía en el mun­do.

“Los mer­ca­dos emer­gen­tes o con cre­ci­mien­tos co­mo los re­gis­tra­dos en México, in­cen­ti­van un cre­ci­mien­to has­ta tres ve­ces ma­yor en la avia­ción”, co­men­tó.

Nieuw­kerk re­cor­dó que en 1966 Luft­han­sa ini­ció ope­ra­cio­nes con dos vue­los se­ma­na­les en­tre Frank­furt y la ca­pi­tal me­xi­ca­na.

“En el 2014 em­pe­za­mos a vo­lar cin­co ve­ces a la se­ma­na y ac­tual­men­te vo­la­mos dia­ria­men­te en­tre la Ciu­dad de México y Frank­furt y te­ne­mos cin­co vue­los a la se­ma­na en­tre la ca­pi­tal me­xi­ca­na y Mú­nich”, ex­pre­só.

Ex­pu­so que des­de el 2016 ini­cia­ron ope­ra­cio­nes con un vue­lo des­de la ciu­dad de Co­lo­nia a Can­cún, Quin­ta­na Roo, lo que re­pre­sen­tó pa­ra la ae­ro­lí­nea un cre­ci­mien­to im­por­tan­te en México.

En unos años, es­pe­ra­mos po­der ope­rar nues­tras ru­tas con un avión A380, que se­rá to­do un desafío, pues es un equi­po mu­cho más gran­de y re­pre­sen­ta­ría mo­vi­li­zar mu­chos más pa­sa­je­ros y ello po­dría su­ce­der ya con el Nue­vo Ae­ro­puer­to de la Ciu­dad de México”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.