CANTINFLAS EN LA FE­RIA

El co­me­dian­te guía a pa­sa­je­ros de un tren, en un via­je vir­tual por la his­to­ria de Mé­xi­co

El Economista (México) - Turismo - - Portada - Re­dac­ción tu­ris­mo@ele­co­no­mis­ta.mx

Fle­chas de az­te­cas pa­san a unos cuan­tos cen­tí­me­tros de tu ca­be­za y, jus­to cuan­do el pe­li­gro lle­ga al cul­men de in­ten­si­dad, la es­ce­na de la Con­quis­ta de Mé­xi­co cam­bia por otra no me­nos ver­ti­gi­no­sa: aho­ra se es­cu­chan las cam­pa­nas de Do­lo­res, ¡es el ini­cio de la lu­cha por la In­de­pen­den­cia!

Es­te emo­cio­nan­te via­je por di­ver­sas eta­pas de la his­to­ria de Mé­xi­co, guia­do por el per­so­na­je ani­ma­do de Cantinflas, se vi­ve en reali­dad vir­tual y a bor­do de un tren al ai­re li­bre, en la Fe­ria de Cha­pul­te­pec, de la Ciu­dad de Mé­xi­co. Chis­tes y fra­ses en­re­da­das o con sen­ti­do iró­ni­co for­man par­te del es­ti­lo con que el per­so­na­je des­cri­be los acon­te­ci­mien­tos his­tó­ri­cos que se di­vi­san en reali­dad vir­tual. La na­rra­ción can­tin­fles­ca pro­vo­ca ri­sas en los pa­sa­je­ros.

“To­ma­mos al per­so­na­je de Cantinflas, por­que sen­ti­mos que era el em­ba­ja­dor per­fec­to pa­ra con­tar la his­to­ria de Mé­xi­co des­de una óp­ti­ca muy en­fo­ca­da al en­tre­te­ni­mien­to”, di­ce Gui­do Be­nas­si­ni, di­rec­tor ge­ne­ral de Ven­tu­ra En­ter­tain­ment, com­pa­ñía crea­do­ra de la nue­va atrac­ción del par­que de di­ver­sio­nes.

AVEN­TU­RA 3D

En el va­gón las per­so­nas se po­nen, a ma­ne­ra de len­tes, vi­so­res de imá­ge­nes en 3D. En­ton­ces la lo­co­mo­to­ra arran­ca y la sen­sa­ción de mo­vi­mien­to real com­ple­men­ta el di­na­mis­mo de las aven­tu­ras de reali­dad vir­tual.

Ade­más del en­tre­te­ni­mien­to y la di­ver­sión, la fi­na­li­dad de la atrac­ción es sem­brar tan­to en ni­ños co­mo adul­tos la se­mi­lla del in­te­rés por la his­to­ria del Mé­xi­co y que “lle­guen a bus­car, aun­que sea en Goo­gle, más so­bre qué es lo que pa­só si es que les in­tere­só”, ex­pre­sa Ti­ta Mar­bez, di­rec­to­ra ge­ne­ral de Cantinflas World.

El pa­seo du­ra unos ocho mi­nu­tos y ter­mi­na en el mis­mo lu­gar don­de co­mien­za, una ré­pli­ca de tea­tro de los años 50. En las pa­re­des hay vi­tri­nas don­de se ex­hi­ben, a ma­ne­ra de mu­seo, fo­to­gra­fías, pin­tu­ras y atuen­dos de Ma­rio Moreno Cantinflas, quien en 1993 fa­lle­ció a los 81 años de edad, en la Ciu­dad de Mé­xi­co.

En el lu­gar tam­bién hay una tien­da de sou­ve­nirs, don­de los usua­rios pue­den com­prar ca­mi­se­tas, ta­zas y bo­to­nes, en­tre mu­chos otros pro­duc­tos alu­si­vos al con­si­de­ra­do se­gun­do me­jor ac­tor de co­me­dia de la his­to­ria, só­lo de­trás de Char­les Cha­plin.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.