EL TU­RIS­MO CAM­BIA­RÁ EL DES­TINO DEL PAÍS

El Economista (México) - Turismo - - El presente del sector - Ri­car­do Alon­so ri­car­do.alon­so@eleconomista.mx

El sec­tor de­be adop­tar las nue­vas tec­no­lo­gías pa­ra po­ten­ciar su cre­ci­mien­to y ha­cer de Mé­xi­co una po­ten­cia en la ma­te­ria

Por su am­plia va­rie­dad de atrac­ti­vos tu­rís­ti­cos y la vo­ca­ción na­tu­ral de su gen­te ha­cia el ser­vi­cio, aun sin un ni­vel al­to de for­ma­ción aca­dé­mi­ca, el tu­ris­mo de­be ser el des­tino eco­nó­mi­co de Mé­xi­co, des­ta­có el se­cre­ta­rio fe­de­ral del ra­mo, En­ri­que de la Ma­drid Hur­ta­do.

Sin em­bar­go, ad­vir­tió que no se pue­de avan­zar só­lo con la iner­cia po­si­ti­va que ge­ne­ra el con­tar con es­tos ac­ti­vos, sino que el sec­tor se de­be pre­pa­rar pa­ra su­mar­se a la ola fu­tu­ris­ta de la eco­no­mía del co­no­ci­mien­to, a tra­vés de la in­cor­po­ra­ción de nue­vas tec­no­lo­gías y la aper­tu­ra ha­cia las ten­den­cias glo­ba­les.

Des­ta­có que el mun­do ex­pe­ri­men­ta una nue­va re­vo­lu­ción a la cual el país en­te­ro se pue­de su­mar con la mis­ma de­ter­mi­na­ción con que al­gu­nas re­gio­nes lo hi­cie­ron, cuan­do se pre­sen­tó, por ejem­plo, el desa­rro­llo de la ma­nu­fac­tu­ra.

MO­DER­NI­ZA­CIÓN DEL SEC­TOR

Men­cio­nó co­mo ejem­plo de la mo­der­ni­za­ción del sec­tor el ca­so de las eco­no­mías co­la­bo­ra­ti­vas que dio pa­so a pla­ta­for­mas del ti­po de Airbnb que, sin ser pro­pie­ta­ria de un so­lo cuar­to, tie­ne ac­tual­men­te una de las ma­yo­res ofer­tas de hos­pe­da­je a ni­vel mun­dial.

A fa­vor de re­gu­lar es­tas for­mas de hos­pe­da­je dis­rup­ti­vo, des­ta­có que es­te fe­nó­meno da una opor­tu­ni­dad de ana­li­zar lo que se de­be­ría des­re­gu­lar pa­ra dar ma­yo­res opor­tu­ni­da­des a la ho­te­le­ría tra­di­cio­nal.

De igual for­ma, el fun­cio­na­rio se ma­ni­fes­tó a fa­vor de la le­ga­li­za­ción de la mariguana, co­mo una me­di­da de avan­za­da que po­dría ayu­dar a dis­mi­nuir la pro­ble­má­ti­ca de la in­se­gu­ri­dad que, ca­da vez, per­mea con más cla­ri­dad en al­gu­nos de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos del país.

Re­afir­mó la via­bi­li­dad y ne­ce­si­dad de con­tar con una in­fra­es­truc­tu­ra del ni­vel del Nue­vo Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Mé­xi­co que —ase­gu­ró— ge­ne­ra­rá em­pleos, au­men­ta­rá la ca­pa­ci­dad en la re­cep­ción de tu­ris­tas y am­plia­rá las po­si­bi­li­da­des de ne­go­cio pa­ra la avia­ción en el país.

En el mis­mo sen­ti­do, plan­teó que es ne­ce­sa­rio con­ti­nuar con las me­di­das de fa­ci­li­ta­ción mi­gra­to­ria que pro­pi­cien un ma­yor flu­jo de tu­ris­tas pro­ve­nien­tes del ex­tran­je­ro; así co­mo la re­vi­sión de los acuer­dos bi­la­te­ra­les de avia­ción con otros paí­ses, con el ob­je­ti­vo de in­cre­men­tar la co­nec­ti­vi­dad, co­mo ha ve­ni­do su­ce­dien­do tras el acuer­do fir­ma­do con Es­ta­dos Uni­dos.

Des­ta­có que se de­ben im­pul­sar nue­vos seg­men­tos de la in­dus­tria que pro­pi­cien una es­ta­día más pro­lon­ga­da y un ma­yor gas­to co­mo el tu­ris­mo de reunio­nes, el mé­di­co y el seg­men­to de lu­jo.

Y lla­mó a to­dos los in­vo­lu­cra­dos en el desa­rro­llo de la in­dus­tria, in­de­pen­dien­te­men­te de si for­man par­te del go­bierno o de la ini­cia­ti­va pri­va­da, a ha­cer un fren­te co­mún pa­ra com­ba­tir la in­se­gu­ri­dad.

Con­clu­yó que el sec­tor tu­rís­ti­co en Mé­xi­co de­be ir in­cor­po­ran­do to­da la tec­no­lo­gía dis­po­ni­ble que per­mi­ta me­jo­rar la ex­pe­rien­cia del usua­rio y adap­tar­se a las ten­den­cias que va mar­can­do el mer­ca­do pa­ra que el cre­ci­mien­to ace­le­ra­do que se ha ve­ni­do pre­sen­tan­do en los úl­ti­mos años la in­dus­tria se po­ten­cie de ma­ne­ra to­da­vía más sig­ni­fi­ca­ti­va.

Ad­mi­tió que el país en­fren­ta enor­mes pro­ble­mas en ma­te­ria de co­rrup­ción, in­se­gu­ri­dad y de­si­gual­dad, pe­ro ani­mó a ir­los so­lu­cio­nan­do sin aban­do­nar la vía que lle­ve al país ha­cia el desa­rro­llo.

“Ita­lia es una po­ten­cia mun­dial y con el res­pe­to de los ita­lia­nos siem­pre se ha sa­bi­do que han te­ni­do un ré­gi­men po­lí­ti­co com­pli­ca­do y ni­ve­les de co­rrup­ción al­tos. Por ello, en si­mul­tá­neo al for­ta­le­ci­mien­to de las ins­ti­tu­cio­nes y la co­rrec­ción de nues­tras de­bi­li­da­des, te­ne­mos que se­guir tra­ba­jan­do por el desa­rro­llo”, fi­na­li­zó De la Ma­drid.

Fo­to: zu­lley­ka ho­yo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.