Un ho­tel por quin­ce­na, en los pró­xi­mos dos años

La fir­ma ho­te­le­ra tie­ne en pro­ce­so de de­sa­rro­llo 42 com­ple­jos en Mé­xi­co y pro­yec­ta su ex­pan­sión más allá de es­tas fron­te­ras

El Economista (México) - Turismo - - El Sector - Ri­car­do Alonso ri­car­[email protected]

Gru­po Po­sa­das tie­ne ac­tual­men­te 42 ho­te­les en pro­ce­so de de­sa­rro­llo, los cua­les es­ta­rán abrien­do a lo lar­go de los pró­xi­mos dos años.

Es­to re­pre­sen­ta man­te­ner el rit­mo de cre­ci­mien­to ace­le­ra­do que ex­pe­ri­men­tó la em­pre­sa es­te 2018, en el que se inau­gu­ró una pro­pie­dad, en pro­me­dio, ca­da 15 días, in­for­mó, sa­tis­fe­cho y vi­si­ble­men­te con­ten­to el di­rec­tor ge­ne­ral de la fir­ma me­xi­ca­na, José Carlos Az­cá­rra­ga.

En­tre­vis­ta­do des­de la sal­sa de ne­go­cios del re­cien­te­men­te abier­to Fies­ta Ame­ri­ca­na Mé­xi­co Sa­té­li­te, re­ve­ló que, más allá del abul­ta­do nú­me­ro de uni­da­des, se es­tá apos­tan­do tam­bién por un cre­ci­mien­to ho­ri­zon­tal, con la re­no­va­ción de las mar­cas icó­ni­cas pa­ra la em­pre­sa, las cua­les se van adap­tan­do a las ne­ce­si­da­des de los nue­vos clien­tes.

“El cam­bio de una em­pre­sa va al rit­mo del mer­ca­do. Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes via­jan dis­tin­to, pien­san dis­tin­to, ha­cen to­do dis­tin­to y nues­tro tra­ba­jo es adap­tar nues­tros pro­duc­tos y ser­vi­cios a esos cam­bios”, di­jo el hom­bre que, des­de que to­mó la di­rec­ción, se im­pu­so la me­ta de mo­der­ni­zar es­ta com­pa­ñía.

“Siem­pre he­mos si­do una em­pre­sa muy cer­ca­na al clien­te. Lo he­mos ve­ni­do es­cu­chan­do y por eso he­mos ge­ne­ra­do nue­vas mar­cas, pe­ro tam­bién he­mos ac­tua­li­za­do las ya exis­ten­tes”, agre­gó.

El cam­bio de una em­pre­sa va al rit­mo del mer­ca­do. Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes via­jan dis­tin­to, pien­san dis­tin­to, ha­cen to­do dis­tin­to y nues­tro tra­ba­jo es adap­tar nues­tros pro­duc­tos y ser­vi­cios a esos cam­bios”. José Carlos Az­cá­rra­ga CEO de Gru­po Po­sa­das.

pro­mo­ción y atrac­ción de in­ver­sio­nes

Az­cá­rra­ga re­co­no­ció el fuer­te im­pul­so que ha da­do el tu­ris­mo de ne­go­cios a la ho­te­le­ría del país, por lo que con­si­de­ró fun­da­men­tal se­guir atra­yen­do in­ver­sio­nes.

Ex­pu­so que el ejem­plo más cla­ro es lo su­ce­di­do con el sec­tor au­to­mo­triz en re­gio­nes co­mo el Ba­jío; sin em­bar­go, apun­tó qué hay mu­chas otras in­dus­trias que, al asen­tar­se en el país, ge­ne­ra­rían cre­ci­mien­tos ex­po­nen­cia­les no só­lo en ma­te­ria de ho­te­les.

Por ello, en­fa­ti­zó, se­rá muy im­por­tan­te que el go­bierno en­tran­te no ce­se en la la­bor de pro­mo­ver y fo­men­tar la lle­ga­da de nue­vas in­ver­sio­nes, así co­mo de más y me­jo­res tu­ris­tas.

“La pro­mo­ción ha si­do cla­ve pa­ra te­ner las ci­fras que hoy te­ne­mos y así tie­ne que se­guir”, plan­teó.

la in­ter­na­cio­na­li­za­ción

El em­pre­sa­rio anun­ció que es­tán lle­van­do su plan de ex­pan­sión tam­bién ha­cia al ex­tran­je­ro.

Prin­ci­pal­men­te ha­cia des­ti­nos del Ca­ri­be que se co­rres­pon­den o son si­mi­la­res en su ope­ra­ción a lo que ha­cen en Mé­xi­co, por­que eso vuel­ve me­nos difícil la cues­ta de apren­di­za­je al in­cur­sio­nar en otros mer­ca­dos.

De­ta­lló que es­tán por abrir dos pro­pie­da­des en Cu­ba y un par más en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Pro­yec­tos que se vis­lum­bran ape­nas co­mo la pun­ta del ice­berg de una fuer­te pre­sen­cia en otros des­ti­nos.

Fo­to: cor­te­sía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.