SE­PÚL­VE­DA,

El Economista (México) - Turismo - - Reuniones -

FUE, HA­CE más de 360 años, una de las ha­cien­das más prós­pe­ras de La­gos de Mo­reno, Ja­lis­co, la­bra­da por Don Juan de Se­púl­ve­da, quien le da nom­bre.

Su ubi­ca­ción es­tra­té­gi­ca en la ru­ta de El Ca­mino Real, don­de se in­ter­cep­tan hoy tres ciu­da­des tu­rís­ti­cas: Gua­da­la­ja­ra, Gua­na­jua­to y Za­ca­te­cas, la con­vir­tió en tes­ti­go mu­do de muy im­por­tan­tes su­ce­sos his­tó­ri­cos.

Se di­ce que aquí se sus­ci­ta­ron al­gu­nas reunio­nes pre­vias al ini­cio de la In­de­pen­den­cia y que, du­ran­te la Re­vo­lu­ción, fue to­ma­da por el mis­mí­si­mo Fran­cis­co Vi­lla pa­ra hos­pe­dar­se.

Qui­zá eso de­fi­nie­ra su pre­sen­te co­mo ho­tel con más de una vein­te­na de lu­jo­sas ha­bi­ta­cio­nes, una pis­ci­na don­de an­tes se en­con­tra­ba un es­ta­blo y un res­tau­ran­te con de­li­cias tra­di­cio­na­les ocu­pan­do lo que fue­ra la tro­je.

Bó­ve­das ca­ta­la­nas, her­mo­sos pa­tios in­te­rio­res con ni­chos, un gra­ne­ro y una ca­ba­lle­ri­za trans­por­tan a los in­vi­ta­dos al país que fue in­mor­ta­li­za­do por la épo­ca de oro del ci­ne me­xi­cano.

Es­ce­na­rio don­de hoy se gra­ban vi­deos tes­ti­mo­nia­les de even­tos ver­da­de­ra­men­te úni­cos y di­fe­ren­cia­dos por su va­lor his­tó­ri­co.

El spa, una ca­bal­ga­ta y has­ta una au­tén­ti­ca cha­rrea­da son par­te de las ac­ti­vi­da­des de las que los asis­ten­tes po­drán for­mar par­te, ro­dea­dos por her­mo­sos pai­sa­jes na­tu­ra­les, que pre­lu­dian los pa­seos por el pin­to­res­co Pue­blo Má­gi­co de La­gos de Mo­reno.

Un via­je no só­lo en el tiem­po, sino al in­te­rior de lo que la cul­tu­ra co­lec­ti­va tie­ne en­ten­di­do por me­xi­ca­ni­dad, con fi­gu­ras que evo­can a los ma­gue­yes, los cha­rros y otros mu­chos sím­bo­los de Ja­lis­co y de Mé­xi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.