El pa­raí­so cal­mo de la CDMX

Ubi­ca­do en el Ho­tel Marquis Re­for­ma, es­te cen­tro de re­la­ja­ción cuen­ta con nue­vos ser­vi­cios que ga­ran­ti­zan la re­no­va­ción

El Economista (México) - Turismo - - Relax - tu­ris­[email protected] Spa Marquis www.mar­quis­re­for­ma.com In­te­rior del ho­tel Marquis Re­for­ma Pa­seo de la Re­for­ma 465, Cuauh­té­moc, Ciu­dad de Mé­xi­co. Tel: 5229-1200

En el in­te­rior del ho­tel Marquis Re­for­ma, ya­ce un pa­raí­so cal­mo, don­de el bu­lli­cio, la pri­sa y el es­trés des­apa­re­cen ca­si in­me­dia­ta­men­te.

Arro­pa­do por el estilo chic y con­tem­po­rá­neo del ho­tel, es­te tem­plo de re­la­ja­ción con 10 ca­bi­nas ar­mo­ni­za a sus vi­si­tan­tes con las to­na­li­da­des neu­tras de su di­se­ño y los su­mer­ge en una ex­pe­rien­cia to­tal­men­te re­la­jan­te.

Ca­si al mis­mo tiem­po en que la aro­ma­te­ra­pia los con­du­ce a un es­ta­do de to­tal pa­si­vi­dad.

Aun­que, las jo­yas del Spa Marquis si­guen sien­do el ba­ño egip­cio, un tra­ta­mien­to cor­po­ral que ayu­da a hi­dra­tar y sua­vi­zar la piel con le­che y el ri­tual dia­mond mag­ne­tic, que a tra­vés de un ba­rro lu­mi­no­so con pol­vo de dia­man­te eli­mi­na el es­trés y equi­li­bra los cha­cras.

Hoy es­te spa, de ca­si 1,500 me­tros cua­dra­dos, tie­ne nue­vas es­tre­llas, que sor­pren­den.

Aho­ra pue­des te­ner una ex­pe­rien­cia L’oc­ci­ta­ne, que con sus mag­ní­fi­cos pro­duc­tos or­gá­ni­cos y las téc­ni­cas de las te­ra­peu­tas te su­mer­gen en to­tal re­la­ja­ción.

Tam­bién cuen­ta con in­no­va­do­res tra­ta­mien­tos don­de se em­plea fun­da­men­tal­men­te el agua.

Uno de esos ser­vi­cios es el ma­sa­je acuá­ti­co, ba­sa­do en el wat- su, una téc­ni­ca mi­le­na­ria ja­po­ne­sa que ayu­da los pro­ce­sos de sa­lud a tra­vés del agua.

Es­ta ex­pe­rien­cia, que se lle­va a ca­bo en una al­ber­ca, con­sis­te en un tra­ta­mien­to, que los te­ra­peu­tas lla­man la dan­za de la res­pi­ra­ción en el agua, me­dian­te el cual se es­ta­ble­ce una in­ter­re­la­ción en­tre la ca­li­dez del agua y los su­ti­les mo­vi­mien­tos del cuer­po.

Du­ran­te 50 mi­nu­tos, la res­pi­ra­ción, los la­ti­dos del co­ra­zón, los mo­vi­mien­tos cor­po­ra­les y el agua se co­nec­tan dan­do co­mo re­sul­ta­do un es­ta­do de to­tal re­la­ja­ción.

Ade­más, Spa Marquis ofre­ce cla­ses de acon­di­cio­na­mien­to en la al­ber­ca y, ya fue­ra del agua, cla­ses de spin­ning, en­tre otras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.