BIELORRUSIA Minsk, la Eu­ro­pa so­vié­ti­ca

El Economista (México) - Turismo - - De Placer -

Du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial, la ca­pi­tal de Bielorrusia fue ca­si de­vas­ta­da, pe­ro la re­si­lien­cia de su gen­te le­van­tó nue­va­men­te la ciu­dad, de­jan­do en­tre los grue­sos mu­ros de sus cons­truc­cio­nes ca­chi­tos de la his­to­ria de es­ta na­ción.

Hoy, la ciu­dad co­mo ha­ce más de cin­co dé­ca­das se vuel­ve a rein­ven­tar, pe­ro es­ta vez mi­ra al tu­ris­mo con en­tu­sias­mo.

Bielorrusia cuen­ta con una nue­va po­lí­ti­ca de exen­ción de vi­sa­do pa­ra 80 paí­ses, en­tre ellos Mé­xi­co, lo que la con­vier­te en un des­tino eu­ro­peo atrac­ti­vo pa­ra vi­si­tar en el 2019.

Su pa­sa­do his­tó­ri­co do­tó de una at­mós­fe­ra especial es­ta me­tró­po­li, que por mo­men­tos pa­re­ce ha­ber­se que­da­do de­te­ni­da en el tiem­po, pe­ro que al mis­mo tiem­po se es­fuer­za por des­mar­car­se de sus hue­llas so­vié­ti­cas.

En­tre sus prin­ci­pa­les atrac­ti­vos es­tá el Mu­seo Na­cio­nal de las Ar­tes con la co­lec­ción de ar­te más gran­de de Bielorrusia y la Ca­te­dral del Es­pí­ri­tu San­to, cons­trui­da en el si­glo XVII, fue de las po­cas edi­fi­ca­cio­nes que so­bre­vi­vió a los bom­bar­deos de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial.

Tam­bién son im­per­di­bles la Igle­sia de San­ta Ma­ría Mag­da­le­na, la Pla­za de la Vic­to­ria, el Mu­seo Na­cio­nal de His­to­ria y Cul­tu­ra, la Igle­sia de San Pe­dro y San Pa­blo, la Bi­blio­te­ca Na­cio­nal de Minsk, el Mu­seo de la Gran Gue­rra Pa­tria y el Co­man­do Cen­tral de la KGB.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.