NE­GO­CIA­CIO­NES COM­PLI­CA­DAS

EN LAS RE­GLAS DE ORI­GEN Y VEN­TA­NAS DE ES­TA­CIO­NA­LI­DAD SE HAN CEN­TRA­DO LOS DE­BA­TES

El Economista (México) - Uniones - - PORTADA - AL­BA SERVÍN al­ba.ser­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Trans­cu­rri­da la cuar­ta ron­da para la re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Libre Co­mer­cio con Amé­ri­ca del Nor­te en­tre Mé­xi­co (TLCAN), Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá con­ti­núan con im­por­tan­tes te­mas sin po­ner­se de acuer­do, de­bi­do a pos­tu­ras más du­ras para mo­di­fi­car el acuer­do co­mer­cial.

In­cluir una cláu­su­la de ca­du­ci­dad, ven­ta­nas de es­ta­cio­na­li­dad y las re­glas de ori­gen han cen­tra­do los de­ba­tes de las úl­ti­mas ron­das, abrien­do la po­si­bi­li­dad in­clu­so de que si no se lo­gra un acuer­do que fa­vo­rez­ca a to­dos los in­vo­lu­cra­dos, dar fin al tra­ta­do que vin­cu­la a los tres paí­ses des­de 1994.

Co­mo se sa­be, al ini­cio de es­te pro­ce­so los paí­ses acor­da­ron un ca­len­da­rio de ne­go­cia­cio­nes di­vi­di­do en sie­te ron­das, que ha­brán de con­cluir­se para fi­na­les del pre­sen­te año. De tal suer­te, que la ron­da de Was­hing­ton sig­ni­fi­có prác­ti­ca­men­te lle­gar a la rec­ta fi­nal del pro­ce­so.

CLáU­SU­LA DE CA­DU­CI­DAD

Es­ta­dos Uni­dos in­cre­men­tó la ten­sión en la cuar­ta ron­da de ne­go­cia­cio­nes que se lle­va a ca­bo en Was­hing­ton para mo­der­ni­zar el pac­to co­mer­cial, al pro­po­ner que su ca­du­ci­dad se li­mi­te a cin­co años, tan­to Mé­xi­co co­mo Ca­na­dá se opo­nen.

En entrevista para El Eco­no­mis­ta, Le­ti­cia Ar­men­ta, pro­fe­so­ra e in­ves­ti­ga­do­ra del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co y de Es­tu­dios Su­pe­rio­res de Mon­te­rrey (ITESM), con­si­de­ró in­via­ble la me­di­da de­bi­do a la fal­ta de con­ti­nui­dad y cer­ti­dum­bre que se les da­ría a los pro­duc­to­res e in­ver­sio­nis­tas.

“Fran­ca­men­te me pa­re­ce una cláu­su­la ri­dí­cu­la por­que jus­ta­men­te el es­pí­ri­tu del TLCAN es dar una co­ber­tu­ra de lar­go pla­zo, ya que los in­vo­lu­cra­dos no son só­lo go­bier­nos, fi­nal­men­te ca­da ad­mi­nis­tra­ción ter­mi­na su ges­tión y vie­ne otra, el que sí se que­da es el que pro­du­ce , el cual arries­ga sus re­cur­sos in­vir­tien­do y to­do eso lo ha­ce no para cin­co años sino con una es­tra­te­gia mu­cho más am­plia, lo in­ver­sio­nis­tas de am­bos la­dos no es­ta­rían dis­pues­tos a arriesgar sus re­cur­sos si sa­ben que les pue­den cam­biar las re­glas”, se­ña­ló.

La in­ves­ti­ga­do­ra opi­na que las au­to­ri­da­des me­xi­ca­nas de­ben cam­biar el tono de la ne­go­cia­ción ya que los mer­ca­dos es­tán re­sin­tien­do de ma­ne­ra in­me­dia­ta la fal­ta de acuer­dos, prin­ci­pal­men­te el ti­po de cam­bio.

VEN­TA­NAS DE ES­TA­CIO­NA­LI­DAD

De igual ma­ne­ra Es­ta­dos Uni­dos plan­teó la po­si­bi­li­dad de que se res­trin­jan las im­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos agrí­co­las en fun­ción de la es­ta­cio­na­li­dad de los pro­duc­tos, lo cual im­pe­di­ría a Mé­xi­co ex­por­tar pro­duc­to en tem­po­ra­da de co­se­cha lo­cal, a lo que se ha de­no­mi­na­do “ven­ta­nas de es­ta­cio­na­li­dad”.

“Mé­xi­co no es­tá de acuer­do, cree­mos que es una pro­pues­ta no­ci­va para am­bos paí­ses, por­que claramente abre una puer­ta para des­co­ser el gran avan­ce de la in­te­gra­ción del mer­ca­do agrí­co­la de Amé­ri­ca del Nor­te”, se­ña­ló Il­de­fon­so Gua­jar­do, se­cre­ta­rio de Economía, du­ran­te la ter­ce­ra ron­da de Ot­ta­wa.

Ac­tual­men­te, to­dos los pro­duc­tos agro­pe­cua­rios co­mer­cia­li­za­dos en­tre Mé­xi­co y Es­ta­dos Uni­dos es­tán li­bres de aran­ce­les, sin la ope­ra­ción de ven­ta­nas de es­ta­cio­na­li­dad, des­de el 2008, tras un pla­zo de 15 años de des­gra­va­ción pro­gre­si­va.

El Cen­tro de Es­tu­dios In­ter­na­cio­na­les Gil­ber­to Bos­ques del Se­na­do de la Re­pú­bli­ca ex­pli­có que la de­le­ga­ción es­ta­dou­ni­den­se ha­bría pre­sen­ta­do una lis­ta de pro­duc­tos a los cua­les se les es­ta­ble­ce­rían pro­tec­cio­nes para la in­dus­tria es­ta­dou­ni­den­se, so­bre to­do en el sec­tor agrí­co­la. An­te esto, Mé­xi­co ha­bría pre­sen­ta­do su pro­pia lis­ta con pro­duc­tos a los que se im­pon­drían pro­tec­cio­nes, in­clui­do el sec­tor por­cino, en el que se es­ta­ble­ce­rían im­por­tan­tes lí­mi­tes para la im­por­ta­ción de pro­duc­to es­ta­dou­ni­den­se, ade­más de la po­si­bi­li­dad de que es­tos lí­mi­tes in­clu­ye­ran tam­bién lác­teos y po­llo.

Es­ta in­for­ma­ción cau­só po­lé­mi­ca in­clu­so en sec­to­res de la pro­pia in­dus­tria es­ta­dou­ni­den­se, quie­nes ca­li­fi­ca­ron la pro­pues­ta co­mo muy ne­ga­ti­va pues esto pro­vo­ca­ría li­mi­ta­cio­nes a los con­su­mi­do­res es­ta­dou­ni­den­ses.

RE­GLAS DE ORI­GEN

Otra de las pro­pues­tas que se si­guen ne­go­cian­do es que se en­du­rez­can las re­glas de ori­gen, prin­ci­pal­men­te las del sec­tor au­to­mo­triz, que es don­de se con­cen­tra el grue­so del dé­fi­cit es­ta­dou­ni­den­se con Mé­xi­co. De es­ta ma­ne­ra Es­ta­dos Uni­dos quiere un con­te­ni­do na­cio­nal: 50% de par­tes es­ta­dou­ni­den­ses y 85% de par­tes re­gio­na­les.

Ju­lio Jiménez, es­pe­cia­lis­ta de la Fa­cul­tad de De­re­cho de la Uni­ver­si­dad La Sa­lle, ad­vier­te que es­ta pro­pues­ta no va a pa­sar pues es­ta­ría im­pac­tan­do en sus pro­pios em­pre­sa­rios que tie­nen in­ver­sio­nes mi­llo­na­rias en nues­tro país.

“El te­ma de las re­glas de ori­gen no va a pa­sar, hay mu­chos in­te­rés de por me­dio, en el Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos, el Par­ti­do Re­pu­bli­cano no es­tá de acuer­do con los ca­pri­chos y so­ber­bia, in­clu­so ig­no­ran­cia eco­nó­mi­ca y fi­nan­cie­ra de su pre­si­den­te Do­nald Trump”.

El ca­te­drá­ti­co in­di­có que Mé­xi­co de­ber prio­ri­zar las ne­go­cia­cio­nes ob­je­ti­vas, res­pon­sa­bles y en con­di­cio­nes de igual­dad, pues el TLCAN de­be ser be­né­fi­co para los tres paí­ses, no só­lo para Es­ta­dos Uni­dos.

Am­bos es­pe­cia­lis­tas con­fían en que al fi­na­li­zar las sie­te ron­das ha­brá im­por­tan­tes acuer­dos y el TLCAN con­ti­nua­rá pues los paí­ses in­vo­lu­cra­dos han si­do be­ne­fi­cia­dos, es­pe­cial­men­te Es­ta­dos Uni­dos.

“No veo una rup­tu­ra, no va­mos a lle­gar a ese lí­mi­te, si su­ce­die­ra Mé­xi­co se ve­ría muy afec­ta­do aun­que se res­pal­da­ría en la OMC, quien real­men­te se ve­ría per­ju­di­ca­do se­ría Es­ta­dos Uni­dos”, in­di­có Le­ti­cia Ar­men­ta, in­ves­ti­ga­do­ra del Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co y de Es­tu­dios Su­pe­rio­res de Mon­te­rrey.

“No ha­brá un rom­pi­mien­to del TLCAN, nues­tras ne­go­cia­cio­nes de­ben ser ga­nar-ga­nar, te­ne­mos que es­ta­ble­cer con­di­cio­nes de igual­dad de co­mer­cio para to­dos, la pos­tu­ra de Do­nald Trump es­tá vul­ne­ran­do la so­be­ra­nía co­mer­cial, es­tá afec­tan­do los in­tere­ses eco­nó­mi­cos in­clu­so de sus pro­pias in­ver­sio­nes”, ex­pu­so el ca­te­drá­ti­co de La Sa­lle.

An­te la com­ple­ji­dad de los te­mas y fal­ta de acuer­dos en te­mas co­yun­tu­ra­les, se dio a co­no­cer que fun­cio­na­rios de las tres na­cio­nes es­tán co­men­zan­do a bus­car po­si­bles fe­chas para ron­das ex­tras a ini­cio del si­guien­te año.

“En una ne­go­cia­ción atí­pi­ca, don­de la ve­lo­ci­dad de la mis­ma es mu­chí­si­mo más rá­pi­da de lo que tra­di­cio­nal­men­te es una ne­go­cia­ción, rá­pi­do se lle­ga al hue­so y adi­cio­nal­men­te da po­co tiem­po para crear fue­gos de ar­ti­fi­cio. En­ton­ces, es­ta­mos an­te una co­yun­tu­ra don­de para te­ner una de­fi­ni­ción rá­pi­da, te­ne­mos que lle­gar claramente a de­fi­nir qué es lo que nos in­tere­sa para bus­car las so­lu­cio­nes crea­ti­vas ne­ce­sa­rias de lo­grar un acuer­do”, re­fi­rió el se­cre­ta­rio de Economía al con­cluir la cuar­ta ron­da.

FOTOS: AFP

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.