DI­VER­SI­FI­CA­CIÓN, LA CLA­VE PA­RA SU CON­SO­LI­DA­CIÓN

AN­TE LA IN­CER­TI­DUM­BRE POR LOS EVEN­TOS NA­CIO­NA­LES PRO­YEC­TAN UN CRE­CI­MIEN­TO DE 4% PA­RA ES­TE AÑO

El Economista (México) - Uniones - - VISIÓN - AL­BA SERVÍN al­ba­ser­vin@ele­co­no­mis­ta.mx

En 1976, un gru­po de 64 per­so­nas, to­dos ellos agri­cul­to­res de Chihuahua, de­ci­die­ron unir­se y cons­ti­tuir una he­rra­mien­ta fi­nan­cie­ra a tra­vés de la cual ob­tu­vie­ran los re­cur­sos su­fi­cien­tes pa­ra rea­li­zar ade­cua­da­men­te sus ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas, ade­más de pre­pa­rar­se pa­ra en­fren­tar los re­tos por ve­nir, así fue co­mo na­ció la Unión de Cré­di­to Pro­gre­so.

Ac­tual­men­te, la unión se ubi­ca en­tre las cin­co más im­por­tan­tes del sec­tor al con­tar con 3 mi­llo­nes 833,409 en ac­ti­vos totales, lo que re­pre­sen­ta 6.41% de mer­ca­do. En en­tre­vis­ta pa­ra El Econo

mis­ta, Ser­gio Se­go­via Sáenz, di­rec­tor ge­ne­ral de Unión de Cré­di­to Pro­gre­so, ase­gu­ró que la di­ver­si­fi­ca­ción y su per­ma­nen­cia en el mer­ca­do han si­do los fac­to­res cla­ve pa­ra lo­grar su cre­ci­mien­to y con­so­li­da­ción.

“En es­te trans­cur­so de los años y so­bre to­do en 1995 de­ri­va­do de la cri­sis de 1994, don­de hu­bo de­va­lua­ción, pro­ble­mas de in­fla­ción, et­cé­te­ra, se adi­cio­nó que el es­ta­do vi­vió su tiem­po de las ma­yo­res se­quías, es­to ge­ne­ró una cri­sis en la unión, que los lle­vó a for­ta­le­cer­se y por tan­to en ese mo­men­to se tu­vo que di­ver­si­fi­car. Aque­lla Unión de Cré­di­to que de ini­cio ha­bía si­do pa­ra pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios se am­plió ha­cia to­do ti­po de ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas y ob­via­men­te esa fue la cla­ve del éxi­to, su per­ma­nen­cia en el mer­ca­do y su con­so­li­da­ción”, ex­pli­có.

Se­ña­ló que tras la trans­for­ma­ción que se vi­vió en 1995, en el 2007 lo­gra­ron cons­ti­tuir una so­cie­dad fi­nan­cie­ra po­pu­lar (so­fi­po), ex­ten­dien­do su mer­ca­do ha­cia seg­men­tos más am­plios de la ac­ti­vi­dad pro­duc­ti­va.

“En el sec­tor co­mer­cio es don­de te­ne­mos una par­ti­ci­pa­ción de 25% de la car­te­ra, des­pués de es­to no­so­tros he­mos so­por­ta­do nues­tro cre­ci­mien­to des­de el 2011 pa­ra acá en ope­ra­cio­nes con in­ter­me­dia­rios fi­nan­cie­ros no ban­ca­rios en don­de trae­mos otro 25% de los re­cur­sos”, pun­tua­li­zó.

“El res­to de las ac­ti­vi­da­des ya ba­ja de 20% y es­tán en el sec­tor de ser­vi­cios, en el ra­mo de la cons­truc­ción, en la pro­pia agri­cul­tu­ra. La agri­cul­tu­ra ocu­pa 15% y es­tá ubi­ca­da en el cuar­to lu­gar de las ac­ti­vi­da­des con par­ti­ci­pa­ción”.

PA­NO­RA­MA NA­CIO­NAL

Se­go­via Sáenz in­di­có que, cons­cien­tes del en­torno que se es­tá vi­vien­do ac­tual­men­te en el país, de­ri­va­do de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y la re­ne­go­cia­ción del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN), sus pro­ce­sos in­ter­nos pa­ra la se­lec­ción de clien­tes y su buen go­bierno corporativo se­rán claves pa­ra en­fren­tar el fu­tu­ro de me­jor ma­ne­ra.

“Con el tiem­po he­mos ido for­ta­le­cien­do las la­bo­res del go­bierno corporativo, te­ne­mos la cer­te­za de que nues­tra par­ti­ci­pa­ción en el mer­ca­do se ha da­do a tra­vés de en­con­trar la di­ver­si­fi­ca­ción en di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des pro­duc­ti­vas y la iden­ti­fi­ca­ción de aque­llos po­si­bles pros­pec­tos su­je­tos de cré­di­to que tie­ne una po­si­ción sa­na y nos per­mi­ten cons­ti­tuir una car­te­ra sa­na”, ase­gu­ró.

El di­rec­tor ge­ne­ral se­ña­ló que, in­de­pen­dien­te­men­te de que se pre­sen­te al­gu­nas li­mi­tan­tes en el ca­mino, es­tán pro­yec­tan­do que pa­ra es­te año ten­drán un cre­ci­mien­to de 4 por cien­to.

EL BAN­CO

En mar­zo del 2014, la unión ob­tu­vo la au­to­ri­za­ción por par­te de la Co­mi­sión Na­cio­nal Ban­ca­ria y de Va­lo­res (CNBV) pa­ra cons­ti­tuir­se co­mo una aso­cia­ción de ban­ca múl­ti­ple y aun­que to­da­vía no en­tran en ope­ra­ción, es­pe­ran que en el me­diano pla­zo que­de con­for­ma­do el pri­mer ban­co re­gio­nal de Chihuahua.

“Lo es­ta­mos con­si­de­ran­do en el me­diano pla­zo, siem­pre de la mano de la au­to­ri­dad, es­pe­ra­mos que sea me­diano pla­zo sea en es­te 2018”.

VíNCU­LOS

So­bre la in­for­ma­ción sur­gi­da ha­ce más de tres años, don­de se evi­den­cia­ba la re­la­ción de la unión con el ex­go­ber­na­dor de Chihuahua, César Duar­te, Ser­gio Se­go­via ase­gu­ró que ese te­ma ya que­dó en el pa­sa­do y hoy se en­cuen­tran en una eta­pa en don­de bus­can con­so­li­dar­se co­mo ban­co.

“La po­si­bi­li­dad del ban­co no se ten­dría si no tu­vié­ra­mos pri­me­ro la con­fian­za de las au­to­ri­da­des, hay evi­den­cias pa­ra los clien­tes, pa­ra los so­cios, pa­ra las au­to­ri­da­des, de que esos te­mas me­diá­ti­cos fue­ron re­ba­sa­dos y que­da­ron en el pa­sa­do. Hoy es­ta­mos en una eta­pa que bus­ca con­so­li­dar a la em­pre­sa del gru­po a tra­vés del pro­yec­to del ban­co”.

Agre­gó que di­cho con­flic­to en nin­gún mo­men­to men­guó la con­fian­za de sus so­cios, ni afec­tó de ma­ne­ra ne­ga­ti­va; al con­tra­rio, han man­te­ni­do un cre­ci­mien­to cons­tan­te.

“A pe­sar de que es­te te­ma me­diá­ti­co ini­ció en el 2014, las con­di­cio­nes de cre­ci­mien­to de la unión han si­do per­ma­nen­tes y re­cu­rren­tes; es­to es gra­cias a la con­fian­za que se tie­ne en la aso­cia­ción por par­te de los clien­tes y so­cios, a los cua­les no se ha te­ni­do que dar nin­gu­na ex­pli­ca­ción, y es­to es con­se­cuen­cia de la co­mu­ni­ca­ción per­ma­nen­te con ellos”, ex­pre­só.

Fi­nal­men­te, reite­ró que la au­to­ri­dad fi­nan­cie­ra tie­ne to­dos los ele­men­tos dis­po­ni­bles y con­fía en ellos, por lo cual es­tán dán­do­le se­gui­mien­to y con­ti­nui­dad a su pro­yec­to ban­ca­rio.

“CO­MO UNIÓN TE­NE­MOS AL AL­CAN­CE DE NUES­TROS SO­CIOS LOS PRO­DUC­TOS QUE PER­MI­TEN ATEN­DER SUS NE­CE­SI­DA­DES DE RE­CUR­SOS PA­RA DESA­RRO­LLAR SUS IDEAS DE IN­VER­SIÓN Y FOR­TA­LE­CER SUS PRO­YEC­TOS”.

SER­GIO SE­GO­VIA, DI­REC­TOR GE­NE­RAL DE UNIÓN DE CRÉ­DI­TO PRO­GRE­SO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.