PLAN DE SE­GU­RI­DAD

El Economista (México) - Uniones - - EDITORIAL -

En las úl­ti­mas se­ma­nas, he­mos co­no­ci­do de va­rios ca­sos don­de ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras del país han si­do víc­ti­mas de la de­lin­cuen­cia or­ga­ni­za­da, afec­tan­do no só­lo su es­ta­bi­li­dad a ni­vel per­so­nal sino tam­bién a ni­vel gre­mial.

Es bien sa­bi­do que los al­tos ín­di­ces de in­se­gu­ri­dad en una en­ti­dad pue­den afec­tar el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de un país, ya que mu­chos ne­go­cios cie­rran por es­ta cau­sa, alen­tan­do a la des­in­ver­sión, por lo que se re­quie­ren cam­bios ur­gen­tes.

Es­ta­mos por ini­ciar un nue­vo ci­clo con un nue­vo go­bierno que pro­me­te me­jo­rar; en su re­cien­te gi­ra por Ta­mau­li­pas, Andrés Ma­nuel López Obra­dor ade­lan­tó que su plan de se­gu­ri­dad in­clui­rá di­vi­dir al país en 265 re­gio­nes con un coor­di­na­dor en ca­da una y don­de se des­ple­ga­rán en­tre 300 y 600 ele­men­tos del Ejér­ci­to, Po­li­cía Fe­de­ral y Ma­ri­na, se­gún su ni­vel de po­bla­ción e in­ci­den­cia de­lic­ti­va.

Ha­brá que es­pe­rar pa­ra co­no­cer cuál se­rá el plan fi­nal de se­gu­ri­dad pa­ra la na­ción, ya que aún exis­ten ele­men­tos que el pró­xi­mo man­da­ta­rio y su ga­bi­ne­te es­tán ana­li­zan­do pa­ra in­te­grar­los o des­car­tar­los.

Sin em­bar­go, es un pro­ble­ma que no se de­be pos­po­ner más, se re­quie­ren po­lí­ti­cas que real­men­te cam­bien y me­jo­ren al país en be­ne­fi­cios de to­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.