La reasig­na­ción, la cla­ve del pre­su­pues­to

El Economista (México) - - Portada - En­ri­que Cam­pos

Los dipu­tados de­be­rían es­tre­nar su fa­cul­tad de ra­ti­fi­car al secretario de Ha­cien­da con la apro­ba­ción por acla­ma­ción de Carlos Ur­zúa Ma­cías. Y si en es­te pro­ce­so no­tan al­gún ti­tu­beo por par­te del no­mi­na­do, de­be­rían in­sis­tir­le en que no se eche para atrás.

Ur­zúa ha si­do secretario de Ha­cien­da de fac­to des­de ha­ce va­rios me­ses, por­que se ha­ce car­go de una ma­te­ria que ne­ce­si­ta­ba una tran­si­ción con mu­cha in­for­ma­ción. A lo lar­go de to­do es­te tiem­po, ha si­do tes­ti­go de có­mo se ha de­te­rio­ra­do el entorno fi­nan­cie­ro, al tiem­po que tie­ne la pre­sión de te­ner que pre­sen­tar la próxima semana un Pa­que­te Eco­nó­mi­co que al­can­ce para to­das las pro­me­sas pre­si­den­cia­les, sin al­te­rar la es­ta­bi­li­dad ma­cro­eco­nó­mi­ca.

Cuan­do entró por pri­me­ra vez a la que se­rá su ofi­ci­na en Pa­la­cio Na­cio­nal, tras el triun­fo elec­to­ral de López Obra­dor, ha­bía un am­bien­te de op­ti­mis­mo tras el impecable pro­ce­so elec­to­ral, por lo ter­sa que se veía la tran­si­ción y por las bue­nas ex­pec­ta­ti­vas de un acuer­do co­mer­cial en vías de ce­rrar­se en­tre Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Canadá.

En ese es­ce­na­rio po­si­ti­vo, em­pe­zó la ela­bo­ra­ción de los cri­te­rios eco­nó­mi­cos que dan la ba­se para cal­cu­lar cuán­to se in­gre­sa y cuán­to se gas­ta. Dó­la­res a 18.50, ta­sas en 7.5%, ries­go país ba­jo, en fin. Un buen ini­cio.

Pe­ro vino el epi­so­dio del ae­ro­puer­to y su can­ce­la­ción y to­do em­pe­zó a cam­biar, so­bre to­do en ese fac­tor in­tan­gi­ble de la con­fian­za.

El entorno ex­terno es com­ple­jo, Trump y Chi­na, el pe­tró­leo y la OPEP, la Re­ser­va Fe­de­ral y el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Es­ta­dos Uni­dos, en fin. Hay tan­tos fac­to­res que no se pue­den con­tro­lar allá afue­ra que re­sul­ta sui­ci­da em­peo­rar el pa­no­ra­ma eco­nó­mi­co-fi­nan­cie­ro des­de den­tro. Pe­ro es­tá he­cho.

Aho­ra, lo que si­gue es que el Pa­que­te Eco­nó­mi­co del 2019 cua­dre con las pro­me­sas. De un la­do, de res­pon­sa­bi­li­dad fis­cal, de no más en­deu­da­mien­to, no más im­pues­tos, no gas­tar más de lo que se in­gre­sa. Y del otro la­do, de au­men­tar de for­ma sig­ni­fi­ca­ti­va el gas­to pú­bli­co, lo mis­mo en in­ver­sión en in­fra­es­truc­tu­ra que en gas­to so­cial, pa­san­do por la osa­da pro­me­sa de ba­jar im­pues­tos en la fron­te­ra.

Sin más in­gre­sos, con dis­ci­pli­na ma­cro­eco­nó­mi­ca y tal lis­ta de gas­tos del pre­si­den­te, lo úni­co que que­da por ha­cer es una enor­me reasig­na­ción del gas­to. És­ta se­rá la cla­ve del pre­su­pues­to de egre­sos, no hay otro ca­mino.

Si se cum­plen las pro­me­sas, la sor­pre­sa de la próxima semana de­be­ría ser un Pa­que­te Eco­nó­mi­co que re­di­se­ña por com­ple­to el gas­to co­rrien­te. De­be­mos es­tar en la an­te­sa­la del ma­yor re­cor­te a la es­truc­tu­ra de go­bierno qui­zá en la his­to­ria. Con to­do y des­apa­ri­ción de bloques com­ple­tos de la bu­ro­cra­cia y la re­duc­ción a ni­ve­les cer­ca­nos a la des­apa­ri­ción de una lar­ga lis­ta de or­ga­nis­mos pú­bli­cos de to­das las áreas.

Se an­ti­ci­pa un plei­to pre­su­pues­tal sin pre­ce­den­tes, lo mis­mo con es­ta­dos y mu­ni­ci­pios que con or­ga­nis­mos des­cen­tra­li­za­dos, des­con­cen­tra­dos y au­tó­no­mos que ve­rán re­duc­cio­nes im­pac­tan­tes. Un plei­to per­di­do an­te una ma­yo­ría con­tun­den­te y obe­dien­te.

Só­lo los dipu­tados que so­li­tos pro­po­nen, dis­cu­ten y aprueban su pre­su­pues­to po­drán se­guir go­zan­do de esos agui­nal­da­zos que se dan. Pe­ro los de­más es­tán por co­no­cer lo que sig­ni­fi­ca la aus­te­ri­dad de la cuar­ta trans­for­ma­ción.

An­te la reali­dad de que no ha­brán en­con­tra­do en nin­gún ca­jón los 500,000 millones de pe­sos de aho­rros en co­rrup­ción que ima­gi­na­ba el pre­si­den­te, só­lo con es­ta reasig­na­ción his­tó­ri­ca se po­drá cum­plir, de una ma­ne­ra fi­nan­cie­ra­men­te sa­na, con la lar­ga lis­ta de pro­me­sas de gas­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.