Sa­la­rios mí­ni­mos y Pre­su­pues­to, en el fo­co de los in­ver­sio­nis­tas: BNP Pa­ri­bás

El Economista (México) - - Valores Y Dinero - Yo­lan­da Mo­ra­les

PARA SE­GUIR ha­cien­do la re­va­lua­ción de po­si­cio­nes, los in­ver­sio­nis­tas se man­ten­drán aten­tos a la pro­pues­ta del Pa­que­te Eco­nó­mi­co del 2019 que pre­sen­ta­rá la nue­va ad­mi­nis­tra­ción, su apro­ba­ción, así co­mo la de­ci­sión que to­ma­rá la Co­mi­sión Na­cio­nal de Sa­la­rios Mí­ni­mos, ad­vir­tió el eco­no­mis­ta en je­fe para Mé­xi­co en BNP Pa­ri­bás, Joel Vir­gen.

El flu­jo de in­for­ma­ción y el de­ta­lle de la eje­cu­ción de po­lí­ti­cas se­rá de­ter­mi­nan­te para cal­mar al mer­ca­do, y dar­le tiem­po de co­rre­gir en las si­guien­tes se­ma­nas, si fue­ra el ca­so, so­bre las ex­pec­ta­ti­vas ne­ga­ti­vas que ya se han ma­ni­fes­ta­do.

Des­de las ofi­ci­nas del ban­co de in­ver­sión en Nue­va York, ex­pli­có que, a di­fe­ren­cia de otras tran­si­cio­nes de go­bierno en Mé­xi­co, don­de las po­lí­ti­cas mo­ne­ta­ria, fis­cal e ins­ti­tu­cio­nal per­ma­ne­cie­ron sin cam­bio, “aho­ra nos es­tán pro­po­nien­do un or­de­na­mien­to dis­tin­to y has­ta no co­no­cer­lo se­rá cuan­do po­dre­mos eva­luar a dón­de nos es­ta­mos di­ri­gien­do”.

Ad­mi­te que de­trás de la pro­pues­ta de la ad­mi­nis­tra­ción de ele­var el sa­la­rio mí­ni­mo hay ries­gos in­fla­cio­na­rios, que for­ma­rán par­te del diag­nós­ti­co del Ban­co de Mé­xi­co para to­mar su de­ci­sión so­bre el ob­je­ti­vo de la ta­sa en un par de se­ma­nas.

Te­ner en cuen­ta es­tos ries­gos ayu­da­rá a la con­fi­gu­ra­ción de es­ce­na­rios, di­jo, aun­que la po­si­ble afec­ta­ción de al­gu­nos de ellos pu­die­ra no ser de fá­cil ob­ser­va­ción di­rec­ta.

“Mien­tras no ter­mi­nen los arre­glos del cam­bio de régimen que sí se es­tá pre­sen­tan­do en Mé­xi­co se­gui­rá la vo­la­ti­li­dad en el me­diano pla­zo”, con­sig­nó.

So­bre la can­ce­la­ción de la cons­truc­ción del Nue­vo Ae­ro­puer­to In­ter­na­cio­nal de Mé­xi­co con­si­de­ra que fue un ma­ni­fies­to so­bre el cam­bio de régimen que es­tá en­tran­do, y lo que ven des­de fue­ra es una re­or­ga­ni­za­ción del te­ma ins­ti­tu­cio­nal y el mar­co le­gal para re­for­zar la fi­gu­ra pre­si­den­cial.

DE­GRA­DA­CIÓN PRÓXIMA

El es­tra­te­ga con­si­de­ra que ya se ha ele­va­do el ries­go de una de­gra­da­ción de ca­li­fi­ca­ción cre­di­ti­cia para Mé­xi­co, pe­ro con­si­de­ra que las agen­cias es­pe­ra­rán a co­no­cer más in­for­ma­ción, em­pe­zan­do por el pa­que­te fis­cal así co­mo las ac­cio­nes a em­pren­der en el sec­tor ener­gé­ti­co.

Des­de su pers­pec­ti­va, es­tá en ries­go per­der un es­ca­lón, de la no­ta so­be­ra­na, de­ci­sión que to­ma­rán las agen­cias en un me­diano pla­zo. Es­te diag­nós­ti­co des­car­ta la pér­di­da del gra­do de in­ver­sión, pe­ro una de­gra­da­ción sig­ni­fi­ca­rá un en­ca­re­ci­mien­to de la dis­po­ni­bi­li­dad del fon­deo, que se­rá mu­cho más ca­ro del que se tie­ne aho­ra y re­per­cu­ti­rá para fi­nan­ciar fu­tu­ros pro­yec­tos.

BANXICO, LA INS­TI­TU­CIO­NA­LI­DAD

So­bre el dis­cur­so re­cu­rren­te del pre­si­den­te An­drés Ma­nuel López Obra­dor acer­ca de res­pe­tar la autonomía del Ban­co de Mé­xi­co, con­si­de­ra que lo pro­nun­cia por­que ellos mis­mos, en el go­bierno, sa­ben que la ins­ti­tu­cio­na­li­dad es lo que es­tá al cen­tro de las in­quie­tu­des del mer­ca­do.

“Los in­ver­sio­nis­tas no quie­ren ver ame­na­za­da la autonomía del ban­co cen­tral. Qué bueno que re­cu­rra al mis­mo dis­cur­so por­que sig­ni­fi­ca que lo pon­de­ran co­mo im­por­tan­te”.

El es­pe­cia­lis­ta con­si­de­ra que el he­cho de for­mar par­te del Ban­co de Mé­xi­co se­rá un in­cen­ti­vo para los pró­xi­mos miem­bros de la Jun­ta de Go­bierno. Con­fía en que to­dos los miem­bros del Cuer­po Co­le­gia­do es­ta­rán ali­nea­dos con el cum­pli­mien­to del ob­je­ti­vo del Ban­co de Mé­xi­co, que es pre­ser­var el po­der ad­qui­si­ti­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.