“No se pue­de vi­vir sin el Ra­mo 23”: Ga­lin­do

El Economista (México) - - Valores Y Dinero - Eli­za­beth Al­ba­rrán

LA PRO­PUES­TA de eli­mi­nar el Ra­mo 23 Pro­vi­sio­nes Sa­la­ria­les y Eco­nó­mi­cas, me­jor co­no­ci­do co­mo el fondo mo­che, no es la me­jor op­ción, pues es un ra­mo que ayu­da a la Se­cre­ta­ría de Ha­cien­da y Cré­di­to Pú­bli­co (SHCP) a ad­mi­nis­trar el pre­su­pues­to, in­di­có Fer­nan­do Ga­lin­do, secretario de la Co­mi­sión de Pre­su­pues­to y Cuen­ta Pú­bli­ca de la Cá­ma­ra de Dipu­tados.

“Una ad­mi­nis­tra­ción pú­bli­ca no pue­de vi­vir sin el Ra­mo 23 (...) se ha sa­ta­ni­za­do es­te ra­mo, pe­ro no so­la­men­te tie­ne es­tos fon­dos que han si­do eti­que­ta­dos para es­ta­dos y mu­ni­ci­pios. Su fun­ción fun­da­men­tal es el con­trol pre­su­pues­ta­rio del gas­to pú­bli­co”, ex­pre­só en la pre­sen­ta­ción del li­bro La ne­go­cia­ción po­lí­ti­ca del pre­su­pues­to.

Quien fue­ra sub­se­cre­ta­rio de Egre­sos de Ha­cien­da en los pri­me­ros cin­co años de go­bierno de En­ri­que Pe­ña Nie­to ex­pli­có que el Ra­mo 23 es ma­ne­ja­do por la SHCP para ad­mi­nis­trar eco­no­mías, subejer­ci­cios y am­plia­cio­nes pre­su­pues­ta­rias.

Ade­más, in­di­có que en di­cho ra­mo se en­cuen­tran fon­dos de gran im­por­tan­cia co­mo el Fondo de Desas­tres Na­tu­ra­les (Fonden) o los que se en­car­gan de ne­go­ciar los sa­la­rios con los sin­di­ca­tos de trabajadores de la edu­ca­ción; tam­bién se ad­mi­nis­tran los in­gre­sos ex­ce­den­tes para los fon­dos de es­ta­bi­li­za­ción.

“Co­mo es el ra­mo de con­trol pre­su­pues­ta­rio, se tie­nen que re­gis­trar los re­cur­sos adi­cio­na­les que se per­ci­ben (co­mo el re­ma­nen­te de ope­ra­ción del Banxico), y lue­go se des­ti­nan al pago de deu­da co­mo es­ta­ble­ce la Ley Fe­de­ral de Pre­su­pues­to y Res­pon­sa­bi­li­dad Ha­cen­da­ria”.

Ga­lin­do re­co­no­ció que sí exis­ten fon­dos de los cua­les abu­san los fun­cio­na­rios pú­bli­cos, y esos sí de­be­rían ser eli­mi­na­dos, pe­ro, in­sis­tió en que el Ra­mo 23 no pue­de des­apa­re­cer por com­ple­to.

SE DE­BEN ACA­BAR ASIG­NA­CIO­NES A DIPU­TADOS

Al­fon­so Ra­mí­rez Cué­llar, pre­si­den­te de la Co­mi­sión de Pre­su­pues­to y Cuen­ta Pú­bli­ca, re­fi­rió que el ob­je­ti­vo de aca­bar con el fondo mo­che es que no se reali­cen más asig­na­cio­nes di­rec­tas a los dipu­tados.

“Es­pe­ro que po­da­mos ga­nar es­ta ba­ta­lla para que nin­gún dipu­tado eti­que­te re­cur­sos ges­tio­na­dos por ellos. La pre­sión (de los go­ber­na­do­res) es in­ten­sa y oja­lá fue­ra con una vi­sión de entorno lo­cal o na­cio­nal”.

Agre­gó que, si bien hay fon­dos que dan cer­te­za y se­gu­ri­dad con­tra desas­tres na­tu­ra­les y es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca, los de for­ta­le­ci­mien­to fi­nan­cie­ro, de pro­gra­mas de de­sa­rro­llo re­gio­nal, el metropolitano y el de ca­pi­ta­li­dad es don­de se cen­tra el pro­ble­ma del Ra­mo 23.

“El pro­ble­ma del de­ba­te del pre­su­pues­to, es que se con­cen­tra só­lo en es­tos fon­dos. La in­con­for­mi­dad de al­gu­nos go­bier­nos es­tá cen­tra­da en esos re­cur­sos, por lo que el gran reto es su­pe­rar es­te te­ma”.

Co­men­tó que or­ga­nis­mos ci­vi­les y la mis­ma Au­di­to­ría Su­pe­rior de la Fe­de­ra­ción han se­ña­la­do las ar­bi­tra­rie­da­des que se co­me­ten ba­jo el nom­bre del Ra­mo 23.

“Ya no po­de­mos re­pe­tir la vie­ja di­ná­mi­ca don­de los vo­tos de los le­gis­la­do­res se com­pra­ban a par­tir de la asig­na­ción de una obra que no te­nía nin­gu­na co­ne­xión con al­gún pro­gra­ma de de­sa­rro­llo. Si bien hay un pro­ce­so ins­ti­tu­cio­nal, los pro­gra­mas de­ben eva­luar­se de otra for­ma”.

Ad­mi­tió que hay es­ta­dos cu­yos in­gre­sos de­pen­den de ma­ne­ra sig­ni­fi­ca­ti­va de los re­cur­sos que les da el Ra­mo 23, por lo que se de­be bus­car otra solución y no ama­rrar­los a es­ta for­ma de ne­go­cia­ción.

“Hay es­ta­dos que tie­nen di­fi­cul­ta­des fi­nan­cie­ras, pe­ro te­ne­mos que en­fren­tar es­ta reali­dad ba­jo otras ba­ses (…) la in­dus­tria de los mo­ches es muy pe­li­gro­sa. Es­ta­mos an­te una opor­tu­ni­dad de ha­cer cam­bios”, con­clu­yó.

Co­mo es el ra­mo de con­trol pre­su­pues­ta­rio, se tie­nen que re­gis­trar los re­cur­sos adi­cio­na­les que se per­ci­ben (co­mo el re­ma­nen­te de ope­ra­ción del Banxico)”.

Fer­nan­do Ga­lin­do, dipu­tado del PRI.

Foto: es­pe­cial

En es­te ra­mo se en­cuen­tra el fondo que da aten­ción a los desas­tres na­tu­ra­les, ex­pli­có Fer­nan­do Ga­lin­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.