Ins­ta­la­ción de SEP en Pue­bla, en mí­ni­mo tres años

El Economista (México) - - Urbes Y Estados - Mi­guel Her­nán­dez es­ta­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Pue­bla, Pue. EL TRAS­LA­DO de la Se­cre­ta­ría de Edu­ca­ción Pú­bli­ca (SEP) fe­de­ral a Pue­bla ten­drá co­mo pri­me­ra op­ción ins­ta­lar­se en su pe­ri­fe­ria, ade­más de atraer in­ver­sio­nes pri­va­das para ge­ne­rar vi­vien­da e in­fra­es­truc­tu­ra de ser­vi­cios para los trabajadores que se de­ban mu­dar de las ofi­ci­nas cen­tra­les que aún es­tán en la Ciudad de Mé­xi­co; de igual for­ma, de­to­nar un ma­yor con­su­mo en be­ne­fi­cio de los que vi­ven en esa zo­na.

El ti­tu­lar de SEP, Es­te­ban Moc­te­zu­ma Ba­rra­gán, se­ña­ló que es­ta pla­nea­ción se ha­rá con el apo­yo de au­to­ri­da­des es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les, así co­mo de la Be­ne­mé­ri­ta Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Pue­bla para ge­ne­rar pro­yec­tos que va­yan en­ca­mi­na­dos a crear nue­vas áreas habitaciones, hos­pi­ta­les y es­cue­las que aten­de­rán a los fun­cio­na­rios y sus fa­mi­lias.

Aun­que de­jó en cla­ro que no se­rá en un año que se ha­ga to­do, por­que re­quie­ren no me­nos de tres años para con­cre­tar la des­cen­tra­li­za­ción en su to­ta­li­dad, lo cual tam­bién irá de­pen­dien­do de los re­cur­sos anua­les que ejer­za la SEP para cons­truir en pri­me­ra ins­tan­cia sus pro­pias ins­ta­la­cio­nes.

De mo­men­to, las ofi­ci­nas de esa de­pen­den­cia ope­ra­rán en un edificio pres­ta­do por el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co de Pue­bla, ubi­ca­do al no­ro­rien­te de la An­ge­ló­po­lis y que es­tá a 15 mi­nu­tos del cen­tro his­tó­ri­co; sin em­bar­go, to­da­vía no son abier­tas a pe­sar que des­de ha­ce un mes se dio a co­no­cer que es­ta­rían allí.

Moc­te­zu­ma Ba­rra­gán re­co­no­ció que to­da­vía no es­tá aten­dien­do des­de Pue­bla, ya que se en­cuen­tran rea­li­zan­do vi­si­tas a al­gu­nos es­ta­dos y lo acom­pa­ña­rán en un prin­ci­pio 10 fun­cio­na­rios, con lo que des­car­ta­ba un tras­la­do ma­si­vo de per­so­nal.

In­di­có que al go­bierno fe­de­ral in­tere­sa que la des­cen­tra­li­za­ción de se­cre­ta­rías lle­ve be­ne­fi­cios alea­to­rios en de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co a los es­ta­dos, por ello es que tar­da­rán en con­cre­tar los pla­nes de ca­da de­pen­den­cia.

La Cá­ma­ra Na­cio­nal de la In­dus­tria de De­sa­rro­llo y Pro­mo­ción de Vi­vien­da lo­cal es­pe­ra­ba que lle­ga­ran con la SEP fe­de­ral más de 15,000 per­so­nas, lo que im­pli­ca­ba pro­yec­tar 20,000 ca­sas; sin em­bar­go, la Aso­cia­ción Me­xi­ca­na de Pro­fe­sio­na­les In­mo­bi­lia­rios a tra­vés de su di­ri­gen­te na­cio­nal, Ale­jan­dro Ku­ri Phe­res, acla­ró en oc­tu­bre pa­sa­do que se­rían no más de 2,000 trabajadores los que mi­gren con sus fa­mi­lias al te­rri­to­rio po­blano.

Ade­más, des­ta­có que Pue­bla era el me­jor pre­pa­ra­do para re­ci­bir a una de­pen­den­cia fe­de­ral, de­bi­do a que cuen­ta con vías de ac­ce­so para fa­ci­li­tar la co­nec­ti­vi­dad al cen­tro y sur del país, ade­más de su­fi­cien­tes desa­rro­llos in­mo­bi­lia­rios.

Co­men­tó que esos fac­to­res no los tie­nen por ejem­plo Mé­ri­da y Che­tu­mal, a don­de se irán las se­cre­ta­rías del Me­dio Am­bien­te y Re­cur­sos Na­tu­ra­les y de Tu­ris­mo, res­pec­ti­va­men­te, las cua­les ten­drán que tra­ba­jar para re­ci­bir­las y ga­ran­ti­zar su fun­cio­na­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.