El T-MEC es un te­ma no re­suel­to

El Economista (México) - - Portada - En­ri­que Cam­pos

Lo más re­cien­te que he­mos es­cu­cha­do so­bre el acuer­do­co­mer­cial fir­ma­do en­tre Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos y Ca­na­dá, que rem­pla­za­rá al Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te (TLCAN), y al que se ha bau­ti­za­do aquí co­mo el T-MEC, es que se­rá la for­ma en que Mé­xi­co pa­gue por la cons­truc­ción del mu­ro fron­te­ri­zo que tan­to quie­re Do­nald Trump.

Cla­ro que el pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, co­mo buen po­pu­lis­ta, tie­ne una clien­te­la po­lí­ti­ca po­co en­te­ra­da que le cree lo que di­ga sin cues­tio­nar­se mu­cho la ve­ra­ci­dad de sus pa­la­bras.

Así es co­mo man­tie­ne su vie­ja pro­me­sa de cam­pa­ña, de la pa­sa­da y de la que vie­ne, de di­vi­dir al pue­blo bueno sa­jón de las hor­das ma­fio­sas de in­mi­gran­tes la­ti­nos con un enor­me y bo­ni­to mu­ro en la fron­te­ra sur de su país.

Des­de su le­ta­nía aque­lla de que Mé­xi­co pa­ga­rá por el mu­ro, Trump ha de­ri­va­do en un dis­cur­so en el que ase­gu­ra que es­te país ya es­tá pa­gan­do por su di­vi­sión a tra­vés del nue­vo acuer­do co­mer­cial.

Bien ha­ce el go­bierno del pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor en no me­ter­se en el te­ma y caer en la ten­ta­ción de re­cor­dar­le que el acuer­do del que ha­bla sim­ple­men­te no es­tá vi­gen­te. Va­mos, ni si­quie­ra es­tá ra­ti­fi­ca­do.

Ya de eso se en­car­gan sus opo­si­to­res de­mó­cra­tas y aque­llos me­dios que lo cues­tio­nan (la US fi­fí press), que le ha­cen ver que el T-MEC no es un acuer­do vi­gen­te, que en to­do ca­so la ma­te­ria del en­ten­di­mien­to en­tre los tres paí­ses re­gu­la el co­mer­cio y que no hay una so­la lí­nea en to­do el acuer­do que ha­ga re­fe­ren­cia al pa­go, di­rec­to o in­di­rec­to, de su mu­ro.

Pe­ro mien­tras la re­tó­ri­ca del pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se se man­ten­ga en ese te­rreno y real­men­te man­ten­ga fue­ra al T-MEC de su dis­cur­so fron­te­ri­zo ra­di­cal, co­rre me­nos ries­gos de fra­ca­sar es­te acuer­do.

Por­que, por lo de­más, el T-MEC si­gue sien­do una po­si­bi­li­dad, no hay ga­ran­tías de que va­ya a en­trar en vi­gor.

No es un asun­to que pro­vo­que mu­chas an­gus­tias de es­te la­do de la fron­te­ra, por­que mien­tras se lo­gra tran­si­tar por los con­gre­sos de los tres paí­ses y se pu­bli­ca pa­ra su en­tra­da en vi­gor, el vie­jo TLCAN si­gue dic­tan­do las re­glas co­mer­cia­les de la re­gión.

Pe­ro lle­ga­rá el mo­men­to en que el TLCAN se vuel­va in­sos­te­ni­ble, en es­pe­cial pa­ra los re­pu­bli­ca­nos.

Hay, apa­ren­te­men­te, un com­pro­mi­so del go­bierno mexicano en­tran­te de res­pal­dar ple­na­men­te el re­sul­ta­do de la ne­go­cia­ción co­mer­cial que bá­si­ca­men­te lle­vó a ca­bo la ad­mi­nis­tra­ción de En­ri­que Peña Nie­to.

Si es­to es co­rrec­to, el Con­gre­so mexicano, de ma­yo­ría de Morena, de­be­rá pa­sar cam­bios le­gis­la­ti­vos im­por­tan­tes en ma­te­ria la­bo­ral y de de­re­cho a la pro­pie­dad in­te­lec­tual. Ten­drían que en­du­re­cer las le­yes con­tra la pi­ra­te­ría y la fal­si­fi­ca­ción, lo que de­be te­ner im­pli­ca­cio­nes po­lí­ti­cas.

Pe­ro el re­to mayor apa­re­ce en el tur­bu­len­to Con­gre­so es­ta­dou­ni­den­se, don­de mu­chos re­pu­bli­ca­nos, com­pa­ñe­ros de par­ti­do del pre­si­den­te, no aca­ban de co­mul­gar el re­sul­ta­do de la ne­go­cia­ción tri­la­te­ral y los de­mó­cra­tas de­fi­ni­ti­va­men­te ha­rán lo que sea pa­ra fre­nar cual­quier vic­to­ria de Do­nald Trump.

De en­tra­da, los re­pre­sen­tan­tes coor­di­na­dos por Nancy Pe­lo­si no pa­re­cen te­ner la más mí­ni­ma pri­sa de en­lis­tar el te­ma en su agen­da de de­ba­tes. La con­ge­la­do­ra es una for­ma as­tu­ta de pro­pi­nar un gol­pe al pre­si­den­te, sin car­gar los cos­tos de una opo­si­ción a un acuer­do cla­ra­men­te be­né­fi­co pa­ra su país.

En fin, el T-MEC es­tá fir­ma­do y ava­la­do por el go­bierno de Ló­pez Obra­dor, pe­ro to­da­vía no es­tá ra­ti­fi­ca­do por los con­gre­sos. Va­le la pe­na po­ner­le aten­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.