¿Quién es el pre­si­den­te le­gí­ti­mo?

El Economista (México) - - Internacionales -

Mon­te­vi­deo. En las úl­ti­mas ho­ras se desató un nue­vo de­ba­te en Ve­ne­zue­la con res­pec­to a quién co­rres­pon­de la pre­si­den­cia del país.

La opo­si­ción ve­ne­zo­la­na se mo­vi­li­za­rá el pró­xi­mo 23 de enero pa­ra pre­sio­nar por un go­bierno de tran­si­ción que lla­me a elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, des­co­no­cien­do así la ju­ra­men­ta­ción de Ma­du­ro pa­ra un nue­vo man­da­to. La fe­cha es em­ble­má­ti­ca, pues ese día, en 1958, ca­yó la dic­ta­du­ra mi­li­tar de Mar­cos Pé­rez Jiménez.

Al con­vo­car la movilización el pa­sa­do vier­nes, Juan Guai­dó, pre­si­den­te del Par­la­men­to de ma­yo­ría opo­si­to­ra, se mos­tró dis­pues­to a lle­nar el va­cío de po­der que, a su jui­cio, hay en Ve­ne­zue­la, an­te un go­bierno que no es re­co­no­ci­do por la ma­yo­ría del país ni por gran par­te de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal.

La mi­nis­tra de Ser­vi­cios Pe­ni­ten­cia­rios, Iris Va­re­la, amenazó con en­car­ce­lar­lo (al­go que iba a su­ce­der ayer cuan­do la po­li­cía po­lí­ti­ca lo de­tu­vo du­ran­te una ho­ra), mien­tras que Ma­du­ro atri­bu­yó sus de­cla­ra­cio­nes a un jue­go de mu­cha­chi­tos que to­ma­ron el con­trol del Con­gre­so pa­ra des­es­ta­bi­li­zar­lo.

Se­gún Guai­dó, lue­go de que el Le­gis­la­ti­vo de­cla­ra­ra a Ma­du­ro co­mo usur­pa­dor, la Cons­ti­tu­ción lo le­gi­ti­ma pa­ra asu­mir el po­der mien­tras se con­vo­ca a elec­cio­nes.

“¿Es su­fi­cien­te ape­gar­nos a la Cons­ti­tu­ción en (una) dic­ta­du­ra? No. De­ben ser el pue­blo de Ve­ne­zue­la, la fuer­za ar­ma­da y la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal las que nos lle­ven a asu­mir”, ex­pre­só Guai­dó an­te un mi­llar de asis­ten­tes a un ca­bil­do abier­to en Caracas.

¿EN QUÉ SE BA­SA GUAI­DÓ?

Al no re­co­no­cer las úl­ti­mas elec­cio­nes na­cio­na­les, por con­si­de­rar­las ile­gí­ti­mas, Guai­dó se ba­sa en los ar­tícu­los 233, 333 y 350 de la Cons­ti­tu­ción, que se­ña­lan que an­te el va­cío de po­der quien de­be asu­mir la pre­si­den­cia has­ta que se con­cre­ten nue­vas elec­cio­nes es el pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal.

To­do pa­re­ce in­di­car que la pug­na en­tre Ma­du­ro y la opo­si­ción se ha reac­ti­va­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.