BOSCH

Ofre­cer la tec­no­lo­gía de pun­ta en el ra­mo a un pre­cio muy ba­jo es el prin­ci­pal desafío de Bosch pa­ra ha­cer po­si­ble que ta­xis vue­len de for­ma au­tó­no­ma en las ciu­da­des y así mi­ti­gar el trán­si­to

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Re­dac­ción au­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Con el me­jo­ra­mien­to de los sen­so­res y las compu­tado­ras cen­tra­les, es­te pro­vee­dor le da a la in­dus­tria un gran avan­ce ha­cia el desa­rro­llo de los pri­me­ros ta­xis vo­la­do­res.

Cir­cu­lar por las gran­des ciu­da­des ca­da día es más com­pli­ca­do. Los sis­te­mas de trans­por­te pú­bli­co se per­fi­lan co­mo la solución pa­ra ali­viar el trán­si­to, apo­ya­dos en gran me­di­da por las pla­ta­for­mas de Car Sha­ring, que en el fu­tu­ro cam­bia­rán el pa­ra­dig­ma de la mo­vi­li­dad. Has­ta aquí po­de­mos afir­mar que por lo me­nos va­ga­men­te ima­gi­na­mos el ma­ña­na, en don­de los des­pla­za­mien­tos que has­ta hoy co­no­ce­mos des­apa­re­ce­rán y da­rán lu­gar a vehícu­los au­to­ma­ti­za­dos, com­par­ti­dos y que nos ofre­ce­rán la ven­ta­ja de in­ver­tir nues­tro tiem­po en otras ac­ti­vi­da­des.

CIEN­CIA FIC­CIÓN

Es­te pro­vee­dor de la in­dus­tria da un pa­so pa­ra asu­mir la de­lan­te­ra en lo que se re­fie­re a mo­vi­li­dad. Con sus avan­ces, Bosch afir­ma que ten­drá la tec­no­lo­gía que ha­rá po­si­bles los via­jes en au­tos vo­la­do­res.

Pa­ra ello, con­si­de­ra la in­for­ma­ción pro­por­cio­na­da por la em­pre­sa Bos­ton Con­sul­ting Group, que pre­di­ce que usua­rios de to­do el mun­do rea­li­za­rán 1,000 mi­llo­nes de vue­los en ta­xis aé­reos pa­ra el 2030 y que se­rán po­si­bles cuan­do se ha­ya es­ta­ble­ci­do for­mal­men­te una red de ru­tas que ha­rán más se­gu­ro sur­car el cie­lo.

Por lo que ata­ñe a Bosch, se­rá la tec­no­lo­gía en la que tra­ba­ja la que ha­rá po­si­ble que los ta­xis vue­len. Su pri­mer pa­so es ha­ber en­con­tra­do una opor­tu­ni­dad de ne­go­cio y ha­cer que la tec­no­lo­gía ae­ro­es­pa­cial sea más ba­ra­ta, com­pac­ta y li­ge­ra. El se­gun­do pa­so con­sis­te en la in­ves­ti­ga­ción de sen­so­res más rá­pi­dos y ca­pa­ces.

Par­te del tra­ba­jo es­tá ade­lan­ta­do por­que la ba­se del desa­rro­llo es­tá en los sen­so­res de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción que se uti­li­zan en el Con­trol de Es­ta­bi­li­dad y pa­ra los sis­te­mas de con­duc­ción se­mi au­tó­no­ma co­mo el Man­te­ni­mien­to de Ca­rril o los con­tro­les cru­ce­ro in­te­li­gen­tes. La ter­ce­ra eta­pa se­rá con­ce­bir una uni­dad de con­trol pa­re­ci­da a la Uni­dad de Con­trol de Mo­tor (ECU), que po­drá pro­ce­sar mi­llo­nes de da­tos en me­nor tiem­po, con­su­mien­do me­nos ener­gía y con res­pues­tas más rá­pi­das. Se­gún Ha­rald Krö­ger, pre­si­den­te de la di­vi­sión de Elec­tró­ni­ca Au­to­mo­triz de Bosch, en cua­tro años los pri­me­ros ta­xis vo­la­do­res ini­cia­rán ope­ra­cio­nes.

¿QUÉ TI­PO DE TEC­NO­LO­GÍA OFRE­CE BOSCH?

Te men­cio­né que Bosch con­ta­ba con avan­ces en la ma­te­ria. Al­gu­nos de ellos da­tan de ha­ce 25 años y se les co­no­ce co­mo MEMS, abre­via­tu­ra pa­ra sis­te­mas elec­tro­me­cá­ni­cos. Es­tos sen­so­res re­ca­ban la in­for­ma­ción so­bre la ace­le­ra­ción o fuer­za de fre­na­do, así co­mo la di­rec­ción en la que via­jan. La ca­ja de sen­so­res que usa­rán los ta­xis aé­reos me­di­rán el án­gu­lo de in­cli­na­ción gra­cias a los sen­so­res de ace­le­ra­ción, mien­tras que los sen­so­res de cam­po mag­né­ti­co re­co­lec­ta­rán los da­tos so­bre la di­rec­ción que si­gue al de­ter­mi­nar su ubi­ca­ción y tiem­po es­ti­ma­do de tras­la­do. Otro ti­po de in­for­ma­ción se­rá co­no­cer la pre­sión ba­ro­mé­tri­ca pa­ra pre­ci­sar su al­ti­tud así co­mo lec­tu­ras de pre­sión di­ná­mi­ca pa­ra de­ter­mi­nar la ve­lo­ci­dad en tiem­po real del ta­xi.

UNA REALI­DAD

En ciu­da­des co­mo Los Án­ge­les, Du­bai, Da­llas y Sin­ga­pur se efec­tua­rán las pri­me­ras prue­bas con vehícu­los to­tal­men­te fun­cio­na­les en es­te año, pa­ra que en el 2023 se lle­ven a ca­bo los pri­me­ros vue­los co­mer­cia­les. En la pri­me­ra eta­pa los vehícu­los es­ta­rán tri­pu­la­dos pe­ro dos años des­pués se pla­nea que ope­ren de for­ma au­tó­no­ma, pe­ro coor­di­na­dos des­de tie­rra por un gru­po de ex­per­tos. Se­gún la em­pre­sa de con­sul­to­ría Ro­land Ber­ger, en el 2025 ha­brá 3,000 ta­xis vo­lan­do en to­do el mun­do, ci­fra que lle­ga­rá a 100,000 pa­ra el 2050. Pa­ra la con­sul­to­ría Mor­gan Stan­ley, el ta­ma­ño del mer­ca­do po­dría al­can­zar un vo­lu­men de 1,500 mi­llo­nes de dó­la­res pa­ra el 2040, con pre­sen­cia en Eu­ro­pa y Es­ta­dos Uni­dos.

Bosch es­ti­ma que el pre­cio de un ta­xi aé­reo ron­da­rá los 500 eu­ros, una ci­fra sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te me­nor al cos­to de un he­li­cóp­te­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.