CLA­SE G

Dos mo­de­los ac­tua­li­za­dos a fon­do; el Cla­se G, sin re­nun­ciar a su idea ori­gi­nal, se su­peró por sus ocu­pan­tes; el GLE con­ti­núa la his­to­ria de éxi­to de la des­apa­re­ci­da Cla­se M

El Economista (México) - Autos - - PORTADA - Marcos Mar­tí­nez marcos.mar­ti­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

A lo lar­go de 40 años, es­te to­do te­rreno ha de­mos­tra­do su fór­mu­la in­fa­li­ble. Hoy se ac­tua­li­za pa­ra lle­gar más rá­pi­do al fin del mun­do

An­tes de ce­rrar el pri­mer se­mes­tre del año, el fa­bri­can­te de Stutt­gart lan­zó en nues­tro país las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes de sus mo­de­los G y GLE, dos de los más exi­to­sos de su ga­ma, que ade­más es­tán di­ri­gi­dos a seg­men­tos di­fe­ren­tes, pe­ro que bus­can el mis­mo sen­ti­do de gla­mour y lu­jo que Mer­ce­des im­pri­me en ca­da una de sus ofer­tas.

Pa­ra es­ta prue­ba de ma­ne­jo y even­to de lan­za­mien­to, la ru­ta fue en el es­ta­do de Gua­na­jua­to y es­tu­vo di­vi­di­da en dos se­sio­nes di­se­ña­das pa­ra co­no­cer a fon­do las pres­ta­cio­nes de ca­da mo­de­lo. Pa­ra el Cla­se G el tra­yec­to su­peró 3 ho­ras de con­duc­ción, por­que se abrió pa­so en­tre el te­rreno vir

AMG pre­pa­ró un pa­que­te de me­jo­ras pa­ra ob­te­ner un ma­yor ren­di­mien­to del mo­tor V8. De es­ta for­ma, la ver­sión AMG G63 ele­va la po­ten­cia a 585 ca­ba­llos de fuer­za.

gen de los ce­rros cer­ca­nos a San Miguel de Allende. Pa­ra el GLE el pa­vi­men­to, cur­vas de di­fe­ren­tes ra­dios y tra­mos de ve­lo­ci­dad fue­ron los es­ce­na­rios pa­ra com­pro­bar su gran ca­pa­ci­dad co­mo vehícu­lo orien­ta­do ha­cia el con­fort y con no­ta­bles cua­li­da­des di­ná­mi­cas que por mo­men­tos ha­cen ol­vi­dar que se tra­ta de un ejem­plar de gran­des di­men­sio­nes.

CLA­SE G

Es­te mo­de­lo tie­ne su ori­gen en 1973, cuan­do Mer­ce­des-Benz y la mar­ca aus­tria­ca Puch fir­ma­ron una alian­za de co­la­bo­ra­ción pa­ra el desa­rro­llo de un vehícu­lo to­do te­rreno de uso mi­li­tar. Des­de su pri­mer mo­de­lo de pro­duc­ción has­ta nues­tros días, el Cla­se G se fa­bri­ca en la plan­ta aus­tria­ca de Graz. Fue en 1975 que sa­lió a la venta pa­ra equi­par al ejér­ci­to de Ale­ma­nia Fe­de­ral, cum­plir con un pe­di­do es­pe­cial del sha de Per­sia pa­ra que pos­te­rior­men­te lle­gar a las fuer­zas mi­li­ta­res de Ar­gen­ti­na y No­rue­ga. Pa­ra la pri­ma­ve­ra de 1979 se pu­so a la venta co­mo un au­to de uso ci­vil con se­ve­ras ade­cua­cio­nes pa­ra ha­cer­lo más ami­ga­ble con los ocu­pan­tes pe­ro sin per­der una so­la de sus ca­pa­ci­da­des co­mo un to­do te­rreno. Por es­ta ra­zón es que man­tie­ne su di­se­ño ori­gi­nal has­ta nues­tros días des­pués de 40 años.

RETOQUE CON TEC­NO­LO­GÍA

El es­ti­lo ori­gi­nal del Cla­se G se mez­cló con la fi­lo­so­fía Sen­sual Pu­rity con la que el fa­bri­can­te es­tá con­ci­bien­do to­dos sus mo­de­los pa­ra en­ca­rar una nue­va épo­ca. Sin em­bar­go, los en­tu­sias­tas de es­te mo­de­lo y co­no­ce­do­res de la in­dus­tria se to­pa­rán con que no han cam­bia­do las ma­ni­jas y las bi­sa­gras de las puer­tas, la con­fi­gu­ra­ción del co­fre ni tam­po­co la ima­gen lim­pia de los pos­tes D. Sus di­men­sio­nes mues­tran par­te de la ade­cua­ción pa­ra ha­cer­la más ca­paz y con­for­ta­ble por­que es 53 mi­lí­me­tros más lar­ga y 121 mm más an­cha.

Pa­ra nues­tro país se po­drá ele­gir en­tre los pa­que­tes G y AMG G63. El úl­ti­mo tie­ne de­ta­lles en to­das las áreas co­mo in­te­rior, ex­te­rior y me­cá­ni­co, que de­ta­llan su ca­rác­ter de­por­ti­vo.

PA­SA­DO Y PRE­SEN­TE

Go­za de ex­ce­len­te vi­si­bi­li­dad y un ha­bi­tácu­lo con asien­tos más có­mo­dos. Es­to se de­be a la in­cor­po­ra­ción de las dos pan­ta­llas de 12.3” co­lo­ca­das en el cen­tro y otra pa­ra el clús­ter. El vo­lan­te de tres ra­dios es mul­ti­con­trol y por pri­me­ra vez tie­ne dos pads en los que al des­li­zar la ye­ma de los de­dos, es po­si­ble na­ve­gar por los me­nús de con­fi­gu­ra­ción.

En cuan­to al equi­pa­mien­to des­ta­can Ap­ple Car­Play y An­droid Au­to la cli­ma­ti­za­ción au­to­má­ti­ca, asien­tos de­lan­te­ros con ca­le­fac­ción y ven­ti­la­ción así co­mo fun­ción de ma­sa­je, so­ni­do Bur­mes­ter, en­tre otros.

MÁS CA­PAZ

Man­tie­ne su es­truc­tu­ra de en­tre­pa­ños que le con­fie­re un al­to gra­do de re­sis­ten­cia es­truc­tu­ral. El pri­mer gran cam­bio es­tá en el eje de­lan­te­ro que aho­ra re­cu­rre a una ar­qui­tec­tu­ra mul­ti­bra­zo que, en la prác­ti­ca, da ma­yor pre­ci­sión y es más con­for­ta­ble de con­du­cir; en el tra­se­ro se man­tie­ne el eje rí­gi­do. Tie­ne tres blo­queos de di­fe­ren­cial a 100% (cen­tral, tra­se­ro y de­lan­te­ro) y re­duc­to­ra con las mo­da­li­da­des Low y High Ran­ge. El sis­te­ma de con­duc­ción Dy­na­mic Se­lect tie­ne los pro­gra­mas Com­fort, Sport, In­di­vi­dual y Eco.

En­tre sus ca­pa­ci­da­des es­tán al­tu­ra li­bre al sue­lo de 241 mm, in­cli­na­ción la­te­ral 35° y 70°, án­gu­lo ven­tral 25.7°, án­gu­lo de sa­li­da 30.9° y án­gu­lo de ata­que 29.9 gra­dos.

CLA­SE GLE

Es­te de­por­ti­vo uti­li­ta­rio es el su­ce­sor del Cla­se M, el mis­mo que en 1997 inau­gu­ró el seg­men­to de los SUV pa­ra Mer­ce­des-Benz y que se con­vir­tió en un su­ce­so tan­to por im­pac­to en el mer­ca­do por su di­se­ño co­mo por la acep­ta­ción en­tre los con­su­mi­do­res, quie­nes ad­qui­rie­ron 2 mi­llo­nes de uni­da­des des­de en­ton­ces.

En el 2015, la mar­ca de­ci­dió adop­tar la no­men­cla­tu­ra GLE pa­ra es­te mo­de­lo, si­guien­do la es­tra­te­gia de ho­mo­lo­gar par­te de su por­ta­fo­lio, por lo que se po­si­cio­nó co­mo la op­ción SUV pa­ra el se­dán me­dian­do o Cla­se E.

Con­tra­rio al Cla­se G, es­te mo­de­lo tie­ne li­neas más ar­mo­nio­sas que lo co­lo­can co­mo la op­ción fa­mi­liar pa­ra dis­fru­tar de vías pa­vi­men­ta­das pa­ra lle­var a la fa­mi­lia, gra­cias a que por pri­me­ra vez re­cu­rre a una con­fi­gu­ra­ción de tres fi­las de asien­tos. Otras de sus ca­rac­te­rís­ti­cas más no­to­rias son una am­plia dis­tan­cia en­tre ejes y vo­la­di­zos cor­tos. A to­do ello se su­ma una nue­va pa­rri­lla en la que el ac­tor prin­ci­pal es la es­tre­lla flo­tan­te. Tan­to es­ta sec­ción co­mo las fas­cias tie­nen una con­cep­ción úni­ca que res­pon­de a los pa­que­tes Ex­clu­si­ve y Sport.

AM­BIEN­TE FA­MI­LIAR

An­tes de pa­sar a los de­ta­lles del ha­bi­tácu­lo quie­ro des­ta­car su ca­pa­ci­dad pa­ra lle­var a 7 pa­sa­je­ros, con­fi­gu­ra­ción que só­lo es­tá dis­po­ni­ble en el pa­que­te Ex­clu­si­ve. La ope­ra­ción pa­ra ple­gar la ter­ce­ra ban­ca se rea­li­za de for­ma eléc­tri­ca. En ella es me­jor lle­var a dos me­no­res, con­si­de­ran­do el es­pa­cio pa­ra las pier­nas y la al­tu­ra con re­la­ción al te­cho.

Por lo que se re­fie­re al equi­pa­mien­to, com­par­te la uti­li­za­ción de dos pan­ta­llas tác­ti­les a co­lor. La del clús­ter da la li­ber­tad de se­lec­cio­nar la ima­gen que nos agra­de más mien­tras que la se­gun­da al­ber­ga fun­cio­nes co­mo el na­ve­ga­dor, Ap­ple Car­Play, An­droid Au­to, sis­te­ma de au­dio Har­man Kar­don Lo­gic 7, en­tre otros. Pa­ra es­te mo­de­lo ya es­tán ac­ti­vas las he­rra­mien­tas del sis­te­ma de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial MBUX, con las que pue­de res­pon­der a ór­de­nes vo­ca­les y re­co­no­cer en­tre el con­duc­tor y el acom­pa­ñan­te.

VEN­TA­JA DE PRO­PIE­DAD

A es­te mo­de­lo se le con­si­de­ra un mild hy­brid, por­que un ge­ne­ra­dor eléc­tri­co asis­te el mo­tor de com­bus­tión y le otor­ga ca­ba­llos y par mo­tor ex­tra en la fun­ción de Over­boost, por lo que equi­pa una red de 48 Vol­tios. La po­ten­cia es de 367 ca­ba­llos y el par de 500 Nm. Cuan­do se ac­ti­va el mo­do Over­boost, por un bre­ve mo­men­to el con­jun­to mo­tor ge­ne­ra 22 hp y 184 lb-pie ex­tras. El sis­te­ma de trac­ción es 4Ma­tic y la trans­mi­sión es la 9G tro­nic.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.