SICOVE e im­pues­tos, ¿se no­tan en la in­fra­es­truc­tu­ra vial?

Gra­var a más ca­pi­ta­li­nos, y por en­de, ob­te­ner más re­cur­sos, de­be­rá re­fle­jar­se en me­jo­res con­di­cio­nes pa­ra los ha­bi­tan­tes

El Economista (México) - Autos - - NOTICIAS - Mar­cos Mar­tí­nez mar­cos.mar­ti­nez@ele­co­no­mis­ta.mx

El Go­bierno de la Ciu­dad de Mé­xi­co con­ti­núa con su pro­gra­ma de di­gi­ta­li­za­ción ini­cia­do en 2019, que se­gún la Je­fa de Go­bierno, Claudia Shein­baum, tie­ne co­mo ob­je­ti­vo con­ver­tir a una per­so­na fí­si­ca o mo­ral en un ciu­da­dano di­gi­tal. En­tre los pri­me­ros trá­mi­tes de es­ta mo­da­li­dad es­tu­vie­ron la di­gi­ta­li­za­ción de la tar­je­ta de cir­cu­la­ción y la re­no­va­ción de la li­cen­cia de con­du­cir ti­po A. A fi­na­les de ma­yo de es­te año la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción anun­ció la en­tra­da en vi­gor del Sis­te­ma de Con­trol Vehi­cu­lar (SICOVE), que en una pri­me­ra eta­pa, obli­ga­rá a las per­so­nas con do­mi­ci­lio fis­cal en la Ciu­dad de Mé­xi­co a em­pla­car los au­tos nue­vos ad­qui­ri­dos en es­ta de­mar­ca­ción, por lo que se­rá im­po­si­ble so­li­ci­tar lá­mi­nas en Mo­re­los o Es­ta­do de Mé­xi­co. En un prin­ci­pio cual­quier ca­pi­ta­lino po­dría mi­rar con bue­nos ojos es­ta me­di­da pen­san­do en que esos in­gre­sos se­rán in­ver­ti­dos en el me­jo­ra­mien­to de las con­di­cio­nes de vi­da de la CDMX, sin em­bar­go hay que mi­rar to­do el pa­no­ra­ma e ima­gi­nar lo ju­go­so que re­pre­sen­ta, en tér­mi­nos de re­cau­da­ción, el he­cho de obli­gar a pa­gar pla­cas y, en con­se­cuen­cia, al co­bro de Re­fren­do y Te­nen­cia vehi­cu­la­res. Tan so­lo en 2018, el úl­ti­mo año que el INEGI tie­ne da­tos, en la ca­pi­tal ha­bía em­pla­ca­dos 5 mi­llo­nes 278 mil 45 vehícu­los par­ti­cu­la­res, de los que un gran por­cen­ta­je fue re­gis­tra­do en otras de­mar­ca­cio­nes. ¿Cuá­les son las ra­zo­nes? No hay que bus­car mu­cho: en el Es­ta­do de Mé­xi­co los au­to­mo­to­res con un va­lor fac­tu­ra de has­ta 450 mil pe­sos ya con el Im­pues­to al Va­lor Agre­ga­do exen­tan la Te­nen­cia Vehi­cu­lar y so­lo de­ben cu­brir el Re­fren­do. En Mo­re­los, es­ta­do del que es más co­mún ver ro­dar vehícu­los em­pla­ca­dos de un seg­men­to Premium en zo­nas co­mo Po­lan­co o el Pe­dre­gal, no exis­te más que el co­bro del Re­fren­do Vehi­cu­lar, ¿y en la Ciu­dad de Mé­xi­co?. Aquí la ley exi­me a los au­to­mo­to­res con un va­lor de has­ta 250 mil pe­sos sin IVA. ¿Y a cam­bio que ob­tie­ne el con­tri­bu­yen­te y due­ño de un au­to­mo­tor, (que por cier­to, en ca­si to­do los ca­sos no con­du­ce uno de al­ta ga­ma)?. Ca­lles y ave­ni­das, que en tem­po­ra­da de llu­vias pa­san de con­ver­tir­se de un cam­po de golf a un sue­lo mi­na­do, res­tric­cio­nes de cir­cu­la­ción que au­men­tan los tiem­pos de tras­la­do oca­sio­na­dos por re­duc­cio­nes de ca­rri­les, obras in­con­clu­sas co­mo la de la Lí­nea 5 de Me­tro­bus que, se­gún el Se­cre­ta­rio de Obras, Je­sús Es­te­va Me­di­na, que­da­rían con­clui­das en abril de es­te año, o una cre­cien­te in­se­gu­ri­dad que nos puede sor­pren­der con el ro­bo de neu­má­ti­cos, espejos, fa­ros has­ta la compu­tado­ra cen­tral o ECU (cu­yo cos­to puede su­pe­rar los 10 mil pe­sos), o sim­ple­men­te con el hur­to de nues­tro vehícu­lo. Des­de es­ta pers­pec­ti­va, ¿aún de­be­mos ce­le­brar al SICOVE?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.