Exis­te la ex­pul­sión ad­mi­nis­tra­ti­va

El Economista (México) - Los Políticos - - En Voz De Zoé Robledo Sistema Nacional Anticorrup­c - Por Die­go Ba­di­llo

Que dé un ra­zo­na­mien­to fun­da­men­ta­do de por qué lo que ha he­cho has­ta aho­ra no ca­li­fi­ca co­mo

una vio­la­ción sis­te­má­ti­ca a la ley, sos­tu­vo la

es­pe­cia­lis­ta

An­te la se­rie de mul­tas a las que se ha he­cho me­re­ce­dor el Par­ti­do Ver­de Eco­lo­gis­ta de Mé­xi­co (PVEM) en los úl­ti­mos me­ses, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal Elec­to­ral de­be­ría re­vi­sar si cae o no en los su­pues­tos es­ta­ble­ci­dos en la ley pa­ra re­ti­rar­le el re­gis­tro, ase­ve­ró la ex con­se­je­ra del IFE, Ma­ría Mar­ván.

En en­tre­vis­ta, la es­pe­cia­lis­ta en te­mas elec­to­ra­les acla­ró que no es­tá se­gu­ra de que cai­ga o no en lo que se es­ta­ble­ce en la ley co­mo agra­van­tes pa­ra ser su­je­to a un pro­ce­so ad­mi­nis­tra­ti­vo que lo sa­que del sis­te­ma de par­ti­dos, pe­ro “lo que sí creo que es in­dis­pen­sa­ble es que el INE nos dé un ra­zo­na­mien­to só­li­do y fun­da­men­ta­do de por qué el PVEM, con lo que ha he­cho has­ta aho­ra, no in­cu­rre en una vio­la­ción sis­te­má­ti­ca y re­pe­ti­da a la ley”.

Sin em­bar­go, es­cla­re­ció que lo que no es una ra­zón pa­ra que el INE dis­cu­ta si el PVEM es­tá en los su­pues­tos que es­ta­ble­ce la ley pa­ra re­ti­rar­le el re­gis­tro por la vía ad­mi­nis­tra­ti­va es la ini­cia­ti­va de al­gu­nas or­ga­ni­za­cio­nes que han lla­ma­do a re­ca­bar fir­mas pa­ra pe­dir que el par­ti­do se va­ya.

“Creo que ni es la ra­zón ni es la vía. Lo que obli­ga al INE a dis­cu­tir el te­ma son las in­frac­cio­nes que ellos mis­mos (los par­ti­dos) se han im­pues­to, eso ya ca­li­fi­ca. Pue­den de­cir que no, pe­ro que lo fun­da­men­ten y me lo ex­pli­quen. Me pue­den de­cir que sí y en­ton­ces ya ese par­ti­do o cual­quier otro sa­brá don­de es­tá el lí­mi­te”, de­ta­lló.

La es­pe­cia­lis­ta de­cla­ró que pue­de gus­tar o no la for­ma en que es­tá re­dac­ta­do el ar­tícu­lo de la Ley Ge­ne­ral de Par­ti­dos Po­lí­ti­cos, don­de se es­ta­ble­cen las cau­sas de pér­di­da del re­gis­tro, pe­ro eso, en to­do ca­so, es otro te­ma, pues aho­ra lo im­por­tan­te es apli­car una ley, la cual por cier­to ca­li­fi­có de ba­rro­ca, mal he­cha y com­pli­ca­da, pe­ro que de­be ha­cer­se va­ler.

El he­cho es que, des­de la pers­pec­ti­va de Mar­ván, la ley sí es­ta­ble­ce la po­si­bi­li­dad de qui­tar­le el re­gis­tro a un par­ti­do por la vía ad­mi­nis­tra­ti­va cuan­do ha co­me­ti­do fal­tas de ma­ne­ra sis­te­má­ti­ca y reite­ra­da: “Sin lu­gar a du­das, la ley con­tem­pla dos puer­tas de sa­li­da, no una so­la (la fal­ta de vo­tos)”.

“Fue­ron los mis­mos par­ti­dos re­pre­sen­ta­dos en el Con­gre­so quie­nes de­ci­die­ron po­ner ese ar­tícu­lo, ellos mis­mos se pu­sie­ron ese cas­ti­go tan fuer­te y en su ló­gi­ca na­die de­be­ría de atre­ver­se a vio­lar la ley re­pe­ti­da­men­te; sin em­bar­go, lo que he­mos vis­to es que es­to es­tá su­ce­dien­do”.

NO LES PREO­CU­PA EL DI­NE­RO

So­bre la can­ti­dad de di­ne­ro que el PVEM ten­drá que pa­gar por con­cep­to de las mul­tas a que se ha he­cho acree­dor, Mar­ván re­fi­rió que en los he­chos son san­cio­nes po­co efi­cien­tes, por­que si bien el par­ti­do no re­ci­bi­rá la mis­ma can­ti­dad de pre­rro­ga­ti­vas que en años an­te­rio­res, lo que sí pue­de ha­cer pa­ra sa­lir al pa­so de sus gas­tos es so­li­ci­tar un cré­di­to ban­ca­rio, lo cual, des­de su pers­pec­ti­va, no de­be­ría ocu­rrir.

Ex­pu­so que pa­ra un par­ti­do en esas con­di­cio­nes es re­la­ti­va­men­te fá­cil con­ven­cer a los ban­cos pa­ra que le pres­ten di­ne­ro, sim­ple y sen­ci­lla­men­te por­que sa­ben que en el fu­tu­ro les van a dar más di­ne­ro. “¿En­ton­ces, dón­de es­tá el cas­ti­go?”, se pre­gun­tó.

Ade­más, en­fa­ti­zó que la re­duc­ción de re­cur­sos pa­ra el PVEM es en sus gas­tos or­di­na­rios, no en los des­ti­na­dos a cam­pa­ñas, por lo cual de­jó en­tre­ver que no ten­drán un im­pac­to sig­ni­fi­ca­ti­vo.

Plan­teó que lo gra­ve de es­te asun­to pro­ta­go­ni­za­do por el PVEM es que se en­vía el men­sa­je a la so­cie­dad de que los par­ti­dos se de­di­can a ha­cer tram­pa y eso es­tá dis­mi­nu­yen­do la ca­li­dad de nues­tra de­mo­cra­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.