No hay que ce­der a chan­ta­jes

La re­for­ma edu­ca­ti­va es fun­da­men­tal pa­ra el de­sa­rro­llo de Mé­xi­co, plan­tea el pre­si­den­te de la Co­par­mex

El Economista (México) - Los Políticos - - Palabra De Empresario - Por Li­dia Aris­ta

Tras ase­gu­rar que ha­ber anun­cia­do la sus­pen­sión de la eva­lua­ción a do­cen­tes ge­ne­ró un da­ñó a la ima­gen de Mé­xi­co co­mo país re­for­ma­dor, el pre­si­den­te de la Co­par­mex, Juan Pa­blo Cas­ta­ñón Cas­ta­ñón, ex­hor­tó al go­bierno fe­de­ral a no ce­der a “chan­ta­jes” ni pre­sio­nes po­lí­ti­cas de gru­pos que in­ten­tan fre­nar la re­for­ma edu­ca­ti­va, pues na­da ni na­die pue­de es­tar por en­ci­ma de la ley.

“Na­da jus­ti­fi­ca vio­lar la ley o vio­lar los de­re­chos de ter­ce­ros. Las au­to­ri­da­des tie­nen la obli­ga­ción de es­cu­char, de ten­der los puen­tes de diá­lo­go pa­ra un Mé­xi­co me­jor, pe­ro siem­pre cum­plien­do con la ley. No pue­de ha­ber lu­gar a ne­go­cia­cio­nes que nos lle­ven a vio­lar la ley o no cum­plir­la”.

En en­tre­vis­ta, el pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Pa­tro­nal de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na (Co­par­mex) ex­pu­so que a po­co más de dos años del ini­cio del pro­ce­so de ins­tru­men­ta­ción de la re­for­ma edu­ca­ti­va aún hay re­za­gos que de­ben aten­der­se con ur­gen­cia. Por lo que hi­zo un lla­ma­do pa­ra que se cum­plan pun­tual­men­te con las fe­chas es­ta­ble­ci­das en los ca­len­da­rios.

El lí­der de los pa­tro­nes del país men­cio­nó que la even­tual sus­pen­sión de la eva­lua­ción pa­ra el in­gre­so, pro­mo­ción y per­ma­nen­cia en el Ser­vi­cio Pro­fe­sio­nal Do­cen­te de educación bá­si­ca y me­dia su­pe­rior ge­ne­ró des­con­cier­to en­tre el sec­tor em­pre­sa­rial, so­bre to­do por­que al ser la edu­ca­ti­va una de las lla­ma­das re­for­mas es­truc­tu­ra­les, cual­quier re­tro­ce­so en la im­ple­men­ta­ción ge­ne­ra da­ños a la ima­gen de Mé­xi­co.

“Ca­da una de las re­for­mas tie­ne un pe­so, las re­for­mas han da­do un pres­ti­gio pro­gre­sis­ta a Mé­xi­co, el cual por su­pues­to que se ha ga­na­do con el es­fuer­zo de to­dos los ac­to­res po­lí­ti­cos y so­cia­les. Si al­gu­na de las re­for­mas da un pa­so atrás,

ello tie­ne un im­pac­to en el pres­ti­gio me­xi­cano so­bre es­ta co­rrien­te re­for­ma­do­ra”, di­jo.

NA­DA DE­BE FRE­NAR LA IM­PLE­MEN­TA­CIÓN

Des­de la pers­pec­ti­va del lí­der em­pre­sa­rial, la im­ple­men­ta­ción de la re­for­ma edu­ca­ti­va es fun­da­men­tal pa­ra el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de Mé­xi­co, por lo que hi­zo un lla­ma­do pa­ra que los go­bier­nos fe­de­ral, es­ta­ta­les y mu­ni­ci­pa­les, los maes­tros, sin­di­ca­tos y so­cie­dad tra­ba­jen uni­dos y pue­dan cons­truir un fren­te co­mún a fa­vor de la ca­li­dad de la educación.

Ex­pu­so que es pri­mor­dial pa­ra el país no per­mi­tir por nin­gún mo­ti­vo que se fre­ne la im­ple­men­ta­ción de la re­for­ma, pues a to­dos los me­xi­ca­nos les in­tere­sa te­ner

un sis­te­ma edu­ca­ti­vo de ca­li­dad, un sis­te­ma que fo­men­te los va­lo­res, las ca­pa­ci­da­des y com­pe­ten­cias de los ni­ños y jó­ve­nes, pa­ra que en­cuen­tren un tra­ba­jo de ca­li­dad. Es por ello que men­cio­nó que la Co­par­mex ha fir­ma­do con la SEP un con­ve­nio de co­la­bo­ra­ción pa­ra pro­mo­ver la adop­ción de un nue­vo mo­de­lo edu­ca­ti­vo de for­ma­ción en al­ter­nan­cia en educación su­pe­rior, el cual bus­car for­jar nue­vos mo­de­los edu­ca­ti­vos que per­mi­tan a los es­tu­dian­tes com­bi­nar el em­pleo y sus es­tu­dios pa­ra po­ner en prác­ti­ca en las em­pre­sas los co­no­ci­mien­tos ad­qui­ri­dos en la uni­ver­si­dad.

Plan­teó que la eva­lua­ción no es nin­gu­na me­di­da pu­ni­ti­va pa­ra los pro­fe­so­res que les fal­ta ca­pa­ci­ta­ción, sino es una he­rra­mien­ta

pa­ra que los do­cen­tes sean ca­da vez me­jo­res, y así pre­miar­los, for­mar­los y mo­ti­var­los pa­ra que es­tén en el sa­lón de cla­ses pre­pa­ran­do los ta­len­tos de los pró­xi­mos años pa­ra Mé­xi­co.

“Po­de­mos te­ner los jó­ve­nes que el si­glo XXI re­quie­re, pe­ro eso sig­ni­fi­ca un gran es­fuer­zo de trans­for­ma­ción del sis­te­ma edu­ca­ti­vo e im­pli­ca lle­var a ca­bo la agenda edu­ca­ti­va, la cual no pue­de es­pe­rar más por nin­gu­na ne­go­cia­ción po­lí­ti­ca, sino tie­ne que se­guir su cur­so ha­cia la educación de fu­tu­ro que nos he­mos tra­za­do”.

@jp­cas­ta­non co­par­mex.org.mx

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.