No es­ta­mos en con­tra de ser eva­lua­dos

Los maes­tros es­tán com­pro­me­ti­dos con la educación, pe­ro no apo­yan la re­for­ma que más que edu­ca­ti­va pa­re­ce la­bo­ral, di­ce el lí­der de la Sec­ción 22 del SNTE

El Economista (México) - Los Políticos - - En Voz De Rubén Núñez Ginez - Por Li­dia Aris­ta

Te­ne­mos un com­pro­mi­so for­mal con los pa­dres en el sen­ti­do de re­for­mar el pro­ce­so edu­ca­ti­vo”.

Los maes­tros de la Coor­di­na­do­ra Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Educación (CNTE) no es­ta­mos en con­tra de la eva­lua­ción, pe­ro sí de la mal lla­ma­da re­for­ma edu­ca­ti­va, que en reali­dad só­lo es una re­for­ma la­bo­ral con as­pec­tos pu­ni­ti­vos pa­ra los do­cen­tes del país, ase­ve­ró Ru­bén Nú­ñez Gi­nez.

“No es­ta­mos en con­tra de la eva­lua­ción ni en con­tra de una re­for­ma edu­ca­ti­va, es­ta­mos en con­tra de la mal lla­ma­da re­for­ma edu­ca­ti­va, de la eva­lua­ción pu­ni­ti­va, por­que sa­be­mos que en el fon­do no tie­ne sus­ten­to pe­da­gó­gi­co y aca­dé­mi­co”, agre­gó.

En en­tre­vis­ta, el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Sec­ción 22 del Sin­di­ca­to Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Educación (SNTE) plan­teó que los maes­tros que for­man par­te de la CNTE es­tán com­pro­me­ti­dos con me­jo­rar la ca­li­dad de la educación de los ni­ños y jó­ve­nes del país, por lo que apo­ya­rían una re­for­ma edu­ca­ti­va que trans­for­me la ca­li­dad edu­ca­ti­va, pe­ro no co­mo la apro­ba­da por el go­bierno fe­de­ral en el año 2013.

“A esa re­for­ma le fal­ta una fun­da­men­ta­ción pe­da­gó­gi­ca, psi­co­ló­gi­ca, epis­te­mo­ló­gi­ca y fi­lo­só­fi­ca, y so­bre to­do un di­se­ño cu­rri­cu­lar ape­ga­do a las ca­rac­te­rís­ti­cas de nues­tro país. En ese sen­ti­do, no­so­tros de­ci­mos que es­ta re­for­ma tie­ne más ele­men­tos de ca­rác­ter pu­ni­ti­vo-ad­mi­nis­tra­ti­vo-la­bo­ral que pe­da­gó­gi­co edu­ca­ti­vo”, ex­pli­có.

El tam­bién li­cen­cia­do en Len­gua y Li­te­ra­tu­ra con­si­de­ró que la eva­lua­ción a la que se es­tá so­me­tien­do a los maes­tros en rea-

li­dad no bus­ca me­dir el ni­vel de co­no­ci­mien­tos y de pre­pa­ra­ción de los pro­fe­so­res, sino que es una me­di­da pa­ra vio­lar sus de­re­chos la­bo­ra­les.

Por ello, Nú­ñez Gi­nez plan­teó que la de­man­da de los in­te­gran­tes de la CNTE es abro­gar la re­for­ma edu­ca­ti­va, pues és­ta só­lo aten­ta con­tra sus de­re­chos. De­ta­lló que en Oa­xa­ca hay una ini­cia­ti­va de ley en la ma­te­ria que fue pro­duc­to del Plan pa­ra la Trans­for­ma­ción de la Educación y de los re­so­lu­ti­vos de 37 fo­ros re­gio­na­les.

En ese sen­ti­do men­cio­nó que Mé­xi­co re­quie­re una re­for­ma edu­ca­ti­va pe­ro de fon­do, en la que se to­me en con­si­de­ra­ción a los do­cen­tes, pues ellos son quie­nes tie­nen la ca­pa­ci­dad y ex­pe­rien­cia pa­ra cons­truir “no so­la­men­te una re­for­ma, sino un mo­de­lo de trans­for­ma­ción de lo que pue­de ser la educación en Mé­xi­co”.

IN­TEN­SI­FI­CA­RÁN MO­VI­LI­ZA­CIO­NES

El tam­bién pro­fe­sor de la Es­cue­la Nor­mal Ex­pe­ri­men­tal Lá­za­ro Cár­de­nas, de Putla Vi­lla de Gue­rre­ro, en la re­gión de la Cos­ta, ex­pu­so que a pe­sar de que la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción re­sol­vió que las le­yes en ma­te­ria de educación que obli­gan a los maes­tros a ser eva­lua­dos pe­rió­di­ca­men­te son cons­ti­tu­cio­na­les, la coor­di­na­do­ra con­ti­nua­rá con

su lu­cha pa­ra fre­nar es­ta re­for­ma.

Anun­ció que en su Asam­blea Na­cio­nal Re­pre­sen­ta­ti­va Am­plia­da de la CNTE se cons­tru­yó un plan úni­co de ac­ción, el cual in­clu­ye mar­chas, plan­to­nes y mí­ti­nes. Es­te pró­xi­mo 10 de ju­lio rea­li­za­rán ma­ni­fes­ta­cio­nes en la ciu­dad de Mé­xi­co, y el 15 del mis­mo mes, en Mi­choa­cán.

“Va­mos a se­guir exi­gien­do que a tra­vés de la ne­go­cia­ción-mo­vi­li­za­ción, mo­vi­li­za­ción-ne­go­cia­ción, se cum­plan las de­man­das cen­tra­les de la CNTE por par­te del go­bierno fe­de­ral, pe­ro hay que acla­rar que el com­pro­mi­so del ma­gis­te­rio no so­la­men­te es po­lí­ti­co, sino te­ne­mos un com­pro­mi­so for­mal, pro­fe­sio­nal con los pa­dres de fa­mi­lia en el sen­ti­do de re­for­mar el pro­ce­so edu­ca­ti­vo”.

Asi­mis­mo, el maes­tro afir­mó que in­clu­so re­cu­rri­rán a or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les co­mo la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos pa­ra de­fen­der sus de­re­chos. Con­si­de­ró que el éxi­to de es­ta eta­pa de re­sis­ten­cia de­pen­de­rá de la uni­dad que mues­tren los maes­tros.

“El éxi­to de­pen­de­rá de la or­ga­ni­za­ción y de la uni­dad, he­mos he­cho un lla­ma­do per­ma­nen­te. Es­ta­re­mos acu­dien­do a las di­ver­sas re­gio­nes del país pa­ra con­vo­car a los com­pa­ñe­ros que es­tán con mo­vi­mien­tos an­te la im­po­si­ción de es­te exa­men pu­ni­ti­vo”.

foto:cuar­tos­cu­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.