El fu­tu­ro de las can­di­da­tu­ras in­de­pen­dien­tes

El Economista (México) - Los Políticos - - Indicadore­s - CON LA POS­TU­RA DE Dr. Sal­va­dor Mo­ra Ve­láz­quez*

Las can­di­da­tu­ras in­de­pen­dien­tes se han con­ver­ti­do en las al­ter­na­ti­vas más allá de los par­ti­dos po­lí­ti­cos, lo que ha re­plan­tea­do el es­ce­na­rio elec­to­ral del país. Sin em­bar­go, hay que re­co­no­cer que és­tas más que re­sol­ver la cri­sis de la re­pre­sen­ta­ción po­lí­ti­ca la ahon­dan, pues la per­so­na­li­za­ción de la po­lí­ti­ca que se cons­tru­ye en la ha­bi­li­ta­ción de es­te ti­po de can­di­da­tos se cons­tru­ye a par­tir del re­cha­zo de la po­lí­ti­ca ins­ti­tu­cio­nal, por re­sul­ta­dos po­co fa­vo­ra­bles en la ges­tión de go­bierno o al ne­ga­ti­vo per­fil de los can­di­da­tos de los par­ti­dos. La reac­ción de los go­bier­nos es­ta­ta­les (en cla­ra con­fron­ta­ción) ha asu­mi­do una se­rie de re­for­mas pa­ra con­te­ner el em­pu­je de es­te ti­po de can­di­da­tu­ras, que en una suer­te de cas­ti­go el ciu­da­dano arro­pa. Am­bas po­si­cio­nes se de­ba­ten en­tre in­de­pen­dien­tes-ciu­da­da­nos/po­lí­ti­cos, ba­jo es­te es­que­ma, la cri­sis de la re­pre­sen­ta­ción pue­de po­la­ri­zar­se aun más.

Es su­ge­ren­te ad­ver­tir que pa­ra el le­gis­la­dor las re­for­mas que de­man­da el nue­vo es­ce­na­rio po­lí­ti­coe­lec­to­ral no es­tán pre­sen­tes en su dis­cur­so, hoy lo que im­por­ta es có­mo ha­cer go­ber­na­ble el país con go­bier­nos en los que hi­po­té­ti­ca­men­te la gu­ber­na­tu­ra, ayun­ta­mien­to o al­gún es­ca­ño en la Le­gis­la­tu­ra pue­de que­dar en ma­nos de re­pre­sen­tan­tes sin par­ti­do, se ha­ce ne­ce­sa­rio el es­ta­ble­ci­mien­to de go­bier­nos de coa­li­ción que evi­ten po­si­bles “em­pan­ta­mien­tos le­gis­la­ti­vos” o la pa­rá­li­sis de go­bier­nos de­bi­do a la fal­ta de acuer­dos en­tre los po­de­res. En su­ma, el di­le­ma de los in­de­pen­dien­tes se en­cuen­tra en la via­bi­li­dad de los pro­yec­tos po­lí­ti­cos que en­ca­be­zan en con­tex­tos en don­de la plu­ra­li­dad do­mi­na.

Por sí mis­mas, las can­di­da­tu­ras in­de­pen­dien­tes re­quie­ren re­gu­la­cio­nes más efec­ti­vas en ma­te­ria de fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co y pri­va­do, la fis­ca­li­za­ción de los re­cur­sos, el ac­ce­so a los me­dios de co­mu­ni­ca­ción, la con­se­cu­ción de las fir­mas de apo­yo pa­ra ob­te­ner su re­gis­tro, así co­mo los tiem­pos pa­ra la so­li­ci­tar su in­ten­ción pa­ra ser can­di­da­to. Re­com­po­ner la fi­gu­ra de los can­di­da­tos in­de­pen­dien­tes, me­dian­te la re­vi­sión de los te­mas arri­ba re­fe­ri­dos, es pa­ra lo­grar que se ga­ran­ti­ce el ejer­ci­cio de un de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal, así co­mo po­si­bi­li­tar que sean una real y efec­ti­va al­ter­na­ti­va pa­ra el elec­tor.

El ob­je­ti­vo de las si­guien­tes ade­cua­cio­nes que he­mos enun­cia­do es pa­ra que es­te ti­po de can­di­da­tos lo­gre man­te­ner su in­de­pen­den­cia de la in­fluen­cia de gru­pos fác­ti­cos, eco­nó­mi­cos, de co­mu­ni­ca­ción, ya que hay un pro­ba­ble ries­go de que es­te ti­po de can­di­da­tu­ras sean el es­pa­cio por el que se cue­len a la vi­da ins­ti­tu­cio­nal una se­rie de ac­to­res no desea­bles que im­pri­man una di­ná­mi­ca dis­tin­ta al in­te­rés co­lec­ti­vo de la so­cie­dad. Fi­nal­men­te, el desem­pe­ño co­mo go­ber­na­dor de Jai­me Ro­drí­guez Bron­co se­rá un re­fe­ren­te pa­ra ha­blar de la via­bi­li­dad de es­tas can­di­da­tu­ras, ya sea pa­ra el elec­tor o pa­ra gru­pos de in­te­rés que lo apo­ya­ron, pa­ra am­bos es­tos can­di­da­tos guar­dan ex­pec­ta­ti­vas cre­cien­tes só­lo que en di­rec­cio­nes dis­tin­tas.

Dr. Sal­va­dor Mo­ra Ve­láz­quez, in­ves­ti­ga­dor de la UNAM.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.