Bus­ca­mos derribar las ba­rre­ras

A pe­sar de que los par­ti­dos es­tán obli­ga­dos a pos­tu­lar a 50% de mu­je­res pa­ra dipu­tacio­nes fe­de­ra­les y lo­ca­les, aún si­gue ha­bien­do re­sis­ten­cia, co­men­ta

El Economista (México) - Los Políticos - - En Voz De Claudia Castello - Por Erik Páez [email protected]­co­no­mis­ta.mx

Si bien el PRD cuen­ta con pro­gra­mas y ta­lle­res de ca­pa­ci­ta­ción pa­ra las mu­je­res a fin de que és­tas pue­dan no só­lo in­cur­sio­nar, sino des­ta­car en la vi­da po­lí­ti­ca de Mé­xi­co, el par­ti­do ya pre­pa­ra la crea­ción de la Or­ga­ni­za­ción Na­cio­nal de Mu­je­res Pe­rre­dis­tas, que se­rá un co­lec­ti­vo de­di­ca­do a derribar las ba­rre­ras que se les im­po­nen en to­das las en­ti­da­des de la Re­pú­bli­ca a quie­nes quie­ren pos­tu­lar­se a al­gún car­go de elec­ción po­pu­lar y que ade­más bus­ca­rá aten­der la pro­ble­má­ti­ca de es­te sec­tor tan­to al in­te­rior del ins­ti­tu­to co­mo en ge­ne­ral de la po­bla­ción, plan­teó Clau­dia Castello Re­bo­llar.

En en­tre­vis­ta, la se­cre­ta­ria na­cio­nal de Equi­dad de Gé­ne­ro del Par­ti­do de la Re­vo­lu­ción De­mo­crá­ti­ca re­co­no­ció que cum­plir con la cuo­ta de pa­ri­dad en las can­di­da­tu­ras de las pa­sa­das elec­cio­nes del 7 de ju­nio no fue fá­cil pa­ra el par­ti­do.

Ex­pu­so que a pe­sar de que se mo­di­fi­có el Ar­tícu­lo 41 cons­ti­tu­cio­nal pa­ra que los par­ti­dos po­lí­ti­cos pos­tu­len a 50% de mu­je­res pa­ra dipu­tacio­nes fe­de­ra­les y lo­ca­les, aún si­gue ha­bien­do re­sis­ten­cias en va­rios es­ta­dos de la Re­pú­bli­ca.

La po­lí­ti­ca pe­rre­dis­ta agre­gó que es­tá si­tua­ción ha de­ri­va­do en vio­len­cia po­lí­ti­ca ha­cia las mu­je­res, es de­cir, que les po­nen mu­chos obs­tácu­los cuan­do lo­gran al­can­zar la can­di­da­tu­ra y en mu­chos ca­sos és­tas se tie­nen que con­se­guir me­dian­te la in­ter­ven­ción del Tri­bu­nal Elec­to­ral del Po­der Ju­di­cial de la Fe­de­ra­ción.

“En la ma­yo­ría de los par­ti­dos, no só­lo en el PRD, las candidatas que sur­gie­ron por las sen­ten­cias de pa­ri­dad re­ci­bie­ron muy po­co apo­yo de sus di­ri­gen­tes. Ob­via­men­te, si se les obli­ga a co­lo­car una can­di­da­ta en ese es­pa­cio, pues no lo re­ci­ben de ma­ne­ra ama­ble, las ig­no­ran, les dan me­nos re­cur­sos”.

Por eso, hi­zo un lla­ma­do a Co­mi­té Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal y a los es­ta­ta­les

En la ma­yo­ría de los par­ti­dos, no só­lo en el PRD, las candidatas que sur­gie­ron por las sen­ten­cias de pa­ri­dad re­ci­bie­ron muy po­co apo­yo de sus di­ri­gen­tes”.

pa­ra que la crea­ción de la Or­ga­ni­za­ción Na­cio­nal de Mu­je­res Pe­rre­dis­tas sea una prio­ri­dad, por­que aun­que se es­tá lu­chan­do des­de la se­cre­ta­ría no re­sul­ta su­fi­cien­te pa­ra lo­grar avan­zar en el te­ma.

“Te­ne­mos que unir­nos en­tre no­so­tras aun­que sea­mos de di­fe­ren­tes ex­pre­sio­nes po­lí­ti­cas, de­be­mos pro­mo­ver mo­di­fi­ca­cio­nes en las le­gis­la­cio­nes lo­ca­les don­de no ha­ya pa­ri­dad y no só­lo la pa­ri­dad, sino otros de­re­chos de las mu­je­res, tie­nen que pro­ce­sar­se re­for­mas a las le­gis­la­cio­nes en otros es­ta­dos pa­ra que es­ta par­ti­ci­pa­ción se ga­ran­ti­ce, por ejem­plo, a ni­vel mu­ni­ci­pal, que es don­de en­con­tra­mos ma­yo­res re­sis­ten­cias”.

En la pró­xi­ma le­gis­la­tu­ra en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, el PRD con­ta­rá con 22 mu­je­res en su gru­po par­la­men­ta­rio, lo que re­pre­sen­ta apro­xi­ma­da­men­te 36% de la ban­ca­da, lo

que sig­ni­fi­có un avan­ce de en­tre dos y tres pun­tos por­cen­tua­les, se­gún Clau­dia Castello.

De igual ma­ne­ra co­men­tó que los re­sul­ta­dos fue­ron bue­nos pa­ra las candidatas del sol az­te­ca, pues hu­bo va­rias que lle­ga­ron a du­pli­car y has­ta tri­pli­car la vo­ta­ción his­tó­ri­ca del par­ti­do en los dis­tri­tos por los que com­pi­tie­ron.

DES­TA­CA AVAN­CES EN IN­CUR­SIÓN PO­LÍ­TI­CA DE LAS MU­JE­RES

Castello Re­bo­llar ex­pli­có que aun­que la po­lí­ti­ca se ha con­si­de­ra­do un sec­tor ce­rra­do pa­ra ellas, po­co a po­co se ha ido abrien­do a ba­se de tra­ba­jo, uni­dad y la pre­sión que han ejer­ci­do pa­ra que sean res­pe­ta­dos es­tos es­pa­cios que se les otor­gan.

“Es­tas sen­ten­cias en fa­vor de la pa­ri­dad no se po­drían com­pren-

der si no hu­bie­ra una pre­sión de las mu­je­res que ha­ce­mos po­lí­ti­ca en los par­ti­dos. Ob­via­men­te no­so­tras pen­sa­mos que pa­ra que ha­ya de­mo­cra­cia en un país, de­be ha­ber de­mo­cra­cia en los par­ti­dos; si no hay de­mo­cra­cia, no hay pi­so pa­re­jo pa­ra hom­bres y mu­je­res”.

La se­cre­ta­ria na­cio­nal de Equi­dad de Gé­ne­ro del PRD reite­ró que se ha lo­gra­do un gran avan­ce con la le­gis­la­ción que es­ta­ble­ce la pa­ri­dad de gé­ne­ro en las can­di­da­tu­ras a dipu­tados y se­na­do­res, pe­ro ad­mi­tió que tam­bién se tie­ne que pro­gre­sar en la men­ta­li­dad, la dispu­ta de los es­pa­cios al in­te­rior de los ins­ti­tu­tos po­lí­ti­cos y en la decisión so­bre las can­di­da­tu­ras, por­que “el he­cho de que los par­ti­dos se vean obli­ga­dos a con­for­mar sus lis­tas con pa­ri­dad no im­pli­ca que au­to­má­ti­ca­men­te va­ya a ha­ber pa­ri­dad en los con­gre­sos”.

Foto: cor­te­sía

Clau­dia Castello Re­bo­llar • Na­ció el 7 de ju­lio de 1972 en la ciu­dad de Mé­xi­co. • Es li­cen­cia­da en So­cio­lo­gía por la UNAM. Se ha desem­pe­ña­do co­mo • Fun­da­do­ra del PRD en el Es­ta­do de Mé­xi­co • Con­se­je­ra na­cio­nal del PRD • Se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Co­mi­té...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.