Re­tos del nue­vo sis­te­ma pe­nal acu­sa­to­rio

El Economista (México) - Los Políticos - - INDICADORE­S - *Di­rec­tor de la Fa­cul­tad de De­re­cho Uni­ver­si­dad La Sa­lle. Lic. Jo­sé Ma­ría Aram­bu­ru Alon­so*

Sin du­da al­gu­na un re­to pa­ra es­te año 2016 es la pues­ta en mar­cha, el pró­xi­mo mes de ju­nio, del nue­vo Sis­te­ma Acu­sa­to­rio Ad­ver­sa­rial, en­ten­di­do és­te como un sis­te­ma rá­pi­do y efi­caz pa­ra im­par­tir jus­ti­cia y so­lu­cio­nar con­flic­tos en ma­te­ria pe­nal, cu­yos prin­ci­pios pro­ce­sa­les son: el de­bi­do pro­ce­so; la pre­sun­ción de inocen­cia; la im­par­cia­li­dad ju­di­cial; la pro­tec­ción de la víc­ti­ma; la ex­clu­si­vi­dad de la in­ves­ti­ga­ción pe­nal; la ora­li­dad; la pu­bli­ci­dad; la con­tra­dic­ción; la concentrac­ión, la con­ti­nui­dad y la in­me­dia­ción.

Re­cor­de­mos que el 18 de ju­nio del 2008 hu­bo una re­for­ma cons­ti­tu­cio­nal a efec­to de in­tro­du­cir es­te nue­vo sis­te­ma pe­nal acu­sa­to­rio, y a par­tir de esa fe­cha, los di­fe­ren­tes es­ta­dos han ido im­ple­men­tan­do po­co a po­co es­te nue­vo sis­te­ma. Pa­ra el pró­xi­mo mes de ju­nio, ya de­be es­tar ope­ran­do en to­da la Re­pú­bli­ca y pa­ra todos los de­li­tos, de aquí el gran re­to que tie­nen to­das las au­to­ri­da­des res­pon­sa­bles.

¿Cuá­les son los gran­des cam­bios que se ob­ser­van en es­te nue­vo sis­te­ma? Sin du­da, ha­brá más con­tro­les en el pro­ce­so, van a exis­tir ma­yo­res con­tra­pe­sos, las fun­cio­nes del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co es­ta­rán su­per­vi­sa­das por un juez de con­trol en la in­ves­ti­ga­ción y exis­ti­rán jue­ces de jui­cio que se­rán los en­car­ga­dos de dic­tar la sen­ten­cia y ten­drán que ser dis­tin­tos de los que par­ti­ci­pan en la in­ves­ti­ga­ción.

Otros cam­bios que ob­ser­va­mos es que se de­be ins­ti­tu­cio­na­li­zar la pre­sun­ción de inocen­cia y, con ello, evi­tar lo más po­si­ble la pri­sión pre­ven­ti­va. Asi­mis­mo, al ser au­dien­cias pú­bli­cas ora­les, de­be exis­tir una ma­yor exi­gen­cia pro­fe­sio­nal de to­das las par­tes que ac­túan, de los abo­ga­dos, del MP e in­clu­so de los jue­ces. Sin du­da, tam­bién ha­brá una pro­fe­sio­na­li­za­ción del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y de los de­más ope­ra­do­res del sis­te­ma, el uso de tec­no­lo­gía y de la­bo­ra­to­rios se vuel­ve una ne­ce­si­dad pa­ra bus­car la ver­dad de los he­chos, lo que im­pli­ca que de­be exis­tir una ca­pa­ci­ta­ción real de las par­tes que ope­ran e in­ter­vie­nen en el pro­ce­so.

¿Qué be­ne­fi­cios trae­rá a todos los ac­to­res del sis­te­ma y a la so­cie­dad en ge­ne­ral? Sin du­da, se va a evi­tar la bu­ro­cra­cia, los pro­ce­sos se agi­li­za­rán, va a exis­tir ma­yor res­pe­to a los de­re­chos hu­ma­nos, ha­brá una cla­ra pro­tec­ción a la víc­ti­ma y al impu­tado y, por su­pues­to, al exis­tir me­dios al­ter­nos de re­so­lu­ción del con­flic­to se bus­ca­rá más la re­pa­ra­ción del da­ño que la pri­sión del acu­sa­do. ¿Cuá­les son los re­tos que pue­de enfrentar es­te nue­vo sis­te­ma en el cor­to pla­zo? Al pro­fe­sio­na­li­zar­se el MP y las po­li­cías, se de­be­rá re­que­rir una ca­pa­ci­ta­ción cons­tan­te y efec­ti­va a to­das las per­so­nas, en ma­te­ria jurídica y en el uso de dis­tin­tas tec­no­lo­gías que bus­quen la ver­dad de los he­chos. Es­ta ca­pa­ci­ta­ción de­be abar­car las di­fe­ren­tes po­li­cías, mi­nis­te­rios pú­bli­cos y jue­ces. De­be­rán exis­tir la­bo­ra­to­rios de cri­mi­no­lo­gía con los ele­men­tos ope­ra­ti­vos ne­ce­sa­rios, y es­to tie­ne que es­tar fun­cio­nan­do en ju­nio de es­te año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.