Im­pu­ni­dad, nues­tro ma­yor problema

Mien­tras és­ta im­pe­re, la corrupción ten­de­rá a cre­cer, re­fie­re el rec­tor de la Uni­ver­si­dad de las Amé­ri­cas Pue­bla

El Economista (México) - Los Políticos - - En Voz De Luis Ernesto Derbez - Por Li­dia Aris­ta Fo­to: Ga­brie­la Es­qui­vel li­dia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Los gra­ves pro­ble­mas de in­se­gu­ri­dad, corrupción y vio­len­cia por los que atra­vie­sa Mé­xi­co no se re­sol­ve­rán só­lo con le­yes an­ti­co­rrup­ción ni con la im­ple­men­ta­ción del Man­do Úni­co, sino con un real ata­que a la im­pu­ni­dad, con­si­de­ró Luis Er­nes­to Der­bez.

En en­tre­vis­ta, el rec­tor de la Uni­ver­si­dad de las Amé­ri­cas Pue­bla ex­pu­so que de los de­li­tos con­su­ma­dos en Mé­xi­co, só­lo 4.46% ob­tie­ne sen­ten­cias con­de­na­to­rias, es de­cir, 95% que­da en im­pu­ni­dad. Sin em­bar­go, cuan­do se con­si­de­ra la ci­fra ne­gra, es de­cir, los de­li­tos que no fue­ron de­nun­cia­dos por los ciu­da­da­nos, és­ta al­can­za már­ge­nes de 99 % en el país.

“La ci­fra ne­gra ha ido cre­cien­do en Mé­xi­co, pe­ro lo te­rri­ble del ca­so es que, de los de­li­tos que sí se de­nun­cian, muy po­cos ca­sos se re­suel­ven; hay un pro­ce­so que no fun­cio­na”.

En su pers­pec­ti­va, la im­pu­ni­dad de­be ser ana­li­za­da des­de su par­te es­truc­tu­ral y fun­cio­nal. Ex­pli­có que son va­rios los fac­to­res que con­tri­bu­yen a que lo es­truc­tu­ral no fun­cio­ne. Men­cio­nó que exis­te una ca­de­na de im­pu­ni­dad, por­que ca­da uno de los pro­ce­sos que de­be­rían se­guir­se pa­ra cas­ti­gar los de­li­tos co­me­ti­dos mues­tra fa­llas.

En pri­me­ra ins­tan­cia, di­jo, de­be­ría que­dar cla­ro que to­do ini­cia cuan­do se co­me­te un de­li­to y fi­na­li­za cuan­do el vic­ti­ma­rio es juz­ga­do. Sin em­bar­go, los sis­te­mas de se­gu­ri­dad y jus­ti­cia del país tie­nen se­rios pro­ble­mas de im­pu­ni­dad.

“Tie­ne que ha­ber un sis­te­ma de ad­mi­nis­tra­ción de jus­ti­cia; tie­ne que ha­ber un sis­te­ma de se­gui­mien­to de jus­ti­cia que ver­da­de­ra­men­te sea con­fia­ble, pe­ro no voy a sa­ber qué ha­cer como go­bierno si no en­tien­do dón­de es­tán las raí­ces de la im­pu­ni­dad”.

De acuer­do con el Ín­di­ce Glo­bal de Im­pu­ni­dad Mé­xi­co 2016, el pro­me­dio na­cio­nal de ma­gis­tra­dos y jue­ces, en el ám­bi­to lo­cal, es de ape­nas 3.5 por ca­da 100,000 ha­bi­tan­tes, mien­tras que la me­dia na­cio­nal en otros paí­ses es de 17; el per­so­nal pe­ni­ten­cia­rio es de 20 po­li­cías por ca­da 100 in­ter­nos, mien­tras que el pro­me­dio en otras na­cio­nes es de 47; en Mé­xi­co la so­bre­po­bla­ción pe­ni­ten­cia­ria es­ta­tal es de 30%; en el mundo es de 17%.

“Son cau­sas de la es­truc­tu­ra, pe­ro pue­des re­sol­ver­las con in­ver­sio­nes, con programas es­pe­cí­fi­cos que va­yan ge­ne­ran­do las con­di­cio­nes pa­ra te­ner un sis­te­ma efi­cien­te; un sis­te­ma efi­cien­te fun­cio­na me­jor y, si fun­cio­na me­jor, la po­bla­ción se va a dar cuen­ta y va a em­pe­zar a de­nun­ciar; si de­nun­cian más, la ten­den­cia se­rá la im­pu­ni­dad a la ba­ja”.

Der­bez des­ta­có que mien­tras la im­pu­ni­dad sea la que im­pe­re en Mé­xi­co, la gen­te se vol­ve­rá más co­rrup­ta al sa­ber que no hay cas­ti­gos cuan­do se co­me­ten de­li­tos. “La im­pu­ni­dad es la ma­dre de todos los pro­ble­mas que hay”.

La ci­fra ne­gra ha ido cre­cien­do en Mé­xi­co, pe­ro lo te­rri­ble del ca­so es que, de los de­li­tos que sí se de­nun­cian, muy po­cos ca­sos se re­suel­ven”.

DIS­CU­SIÓN IN­CO­RREC­TA

El tam­bién se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes del 2003 al 2006 ex­pu­so que no se­rá el Sis­te­ma Na­cio­nal An­ti­co­rrup­ción la he­rra­mien­ta que per­mi­ta ter­mi­nar con los pro­ble­mas que en­fren­ta el país.

Des­ta­có que por lo me­nos en los úl­ti­mos 50 años, ésa ha si­do la dis­cu­sión en el país, si te­ner un sis­te­ma que se en­car­gue de la pre­ven­ción, de­tec­ción y san­ción de res­pon­sa­bi­li­da­des ad­mi­nis­tra­ti­vas y he­chos de corrupción pon­drá fin a ese mal que aque­ja a to­do Mé­xi­co.

“Si dis­cu­ti­mos lo que es­tá en el pe­ri­fé­ri­co y no lo que es fun­da­men­tal, me pa­so el tiem­po en es­ta dis­cu­sión y no re­suel­vo el ver­da­de­ro problema; por lo tan­to, la ley an­ti­co­rrup­ción no va a con­du­cir a na­da sino a más im­pu­ni­dad.

Lo que se ne­ce­si­ta, en­fa­ti­zó, es una es­truc­tu­ra in­de­pen­dien­te, fuer­te, pa­ra lo cual es in­dis­pen­sa­ble em­pe­zar a in­ver­tir re­cur­sos.

Co­men­tó que avan­zar en el com­ba­te a la im­pu­ni­dad le to­ma­rá mu­chos años a Mé­xi­co, pues hoy ocu­pa el lu­gar 58 de 193 es­ta­dos miem­bros de las Na­cio­nes Uni­das en ma­te­ria de im­pu­ni­dad. Sin em­bar­go, es el pe­núl­ti­mo lu­gar de 59 paí­ses que cuen­tan con in­for­ma­ción es­ta­dís­ti­ca su­fi­cien­te pa­ra el cálcu­lo del Ín­di­ce Glo­bal de Im­pu­ni­dad. “Lo co­rrec­to es que el año que en­tra sal­ga­mos en el 57; el si­guien­te en el 56 y, así, que nos fué­ra­mos de uno por año. Nos tar­da­ría­mos 58 años, pe­ro no im­por­ta; una vez que es­te­mos en el lu­gar 30, ya no vamos a es­tar tan mal”.

Luis Er­nes­to Der­bez • Na­ció el 1 de abril de 1947 en la Ciu­dad de Mé­xi­co. • Es li­cen­cia­do en Economía por la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de San Luis Po­to­sí; maes­tro en Economía por la Uni­ver­si­dad de Ore­gon y doc­tor en Economía por la uni­ver­si­dad de Io­wa. Se...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.