Su ca­pi­tal ge­ne­ra pa­si­vos

Pe­se a los ne­ga­ti­vos del ac­tual go­ber­na­dor, el can­di­da­to del PRI lo ne­ce­si­ta pa­ra ga­nar

El Economista (México) - Los Políticos - - En Voz De - Por Li­dia Aris­ta @Go­be­rDuar­te Cé­sar Duar­te Já­quez

Con una ima­gen ca­da vez más de­te­rio­ra­da por es­cán­da­los de pre­sun­tos ac­tos de co­rrup­ción, des­vío de re­cur­sos, y en­deu­da­mien­to, el go­ber­na­dor Cé­sar Duar­te, más que su­mar a las po­si­bi­li­da­des de En­ri­que Serrano de ga­nar la gu­ber­na­tu­ra, res­ta; sin em­bar­go, sin el apo­yo del go­ber­na­dor, el aban­de­ra­do priis­ta no pue­de ga­nar la con­tien­da del pró­xi­mo 5 de ju­nio.

Ana­lis­tas po­lí­ti­cos con­sul­ta­dos re­fie­ren que la ad­mi­nis­tra­ción de Duar­te Já­quez tie­ne mu­chos ne­ga­ti­vos: co­rrup­ción, en­deu­da­mien­to, in­se­gu­ri­dad, in­cre­men­to de po­bre­za e im­pu­ni­dad, los cua­les im­pac­tan cla­ra­men­te en las as­pi­ra­cio­nes del PRI pa­ra man­te­ner el go­bierno de esa en­ti­dad del nor­te del país.

Pe­se a ello, Cé­sar Duar­te lo­gró co­lo­car a su car­ta fuer­te co­mo el aban­de­ra­do del Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal, por lo que, afir­man, no hay du­da de que “echa­rá to­da la car­ne al asa­dor” pa­ra ha­cer­lo triun­far.

De he­cho, el go­ber­na­dor ac­tual ha im­pul­sa­do al can­di­da­to del PRI, Pa­nal, PT y Ver­de en gran par­te de su ca­rre­ra po­lí­ti­ca. En el 2012 lo pro­pu­so co­mo coor­di­na­dor es­ta­tal de la cam­pa­ña del en­ton­ces can­di­da­to a la pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca En­ri­que Pe­ña Nie­to, en Chihuahua, y di­cen que des­de ahí co­men­za­ron a te­jer­se los acuer­dos pa­ra lle­var­lo al go­bierno del es­ta­do. Un año más tar­de, en el 2013, lo im­pul­só pa­ra lle­gar a la pre­si­den­cia mu­ni­ci­pal de Juárez y pos­te­rior­men­te lo con­vir­tió en su fa­vo­ri­to pa­ra su­ce­der­lo en el pues­to.

Ya ini­cia­da la cam­pa­ña, Duar­te Já­quez bus­ca dis­cre­ta­men­te im­pul­sar a Serrano en el ca­mino a la gu­ber­na­tu­ra, pa­ra lo cual in­clu­so ha reuni­do a tra­ba­ja­do­res del es­ta­do, pa­ra ha­blar­les so­bre la con­ve­nien­cia de que ha­ya con­ti­nui­dad en el go­bierno, por lo que es ne­ce­sa­rio tra­ba­jar en fa­vor del can­di­da­to. In­clu­so se ha­bla de que va­rios tra­ba­ja­do­res de go­bier­nos mu­ni­ci­pa­les don­de go­bier­na el PRI han re­nun­cia­do a sus res­pon­sa­bi­li­da­des con el fin de su­mar­se a los tra­ba­jos de la cam­pa­ña de En­ri­que Serrano.

Pe­ro los nú­me­ros del go­bierno de Cé­sar Duar­te no son los me­jo­res. En sus ca­si seis años al fren­te de Chihuahua, la deu­da in­cre­men­tó en 233%; hoy se ubi­ca en 41,991 mi­llo­nes de pe­sos; el es­ta­do es co­mo la cuar­ta en­ti­dad más co­rrup­ta del país, de acuer­do con la úl­ti­ma En­cues­ta Na­cio­nal de Ca­li­dad e Im­pac­to Gu­ber­na­men­tal (2013) del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (Ine­gi); el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co es­tá por de­ba­jo de la me­ta na­cio­nal; en cuan­to a ge­ne­ra­ción de em­pleos, hay un dé­fi­cit.

Ade­más, el ac­tual go­ber­na­dor fue acu­sa­do por ser pre­sun­ta­men­te ser res­pon­sa­ble de co­me­ter de­li­tos co­mo pe­cu­la­do, en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to y ejer­ci­cio abu­si­vo de fun­cio­nes, lue­go de que se re­ve­la­ra que en­tre el 2012 y 2014 su ad­mi­nis­tra­ción hi­zo de­pó­si­tos por ca­si 80,000 mi­llo­nes de pe­sos a una so­cie­dad fi­nan­cie­ra pri­va­da, Ban­co Pro­gre­so, de la que su se­cre­ta­rio de fi­nan­zas, Jai­me He­rre­ra, re­sul­tó ser ac­cio­nis­ta.

Po­li­tó­lo­gos coin­ci­den en que el go­bierno e ima­gen de Cé­sar Duar­te no con­tri­bu­yen mu­cho a la can­di­da­tu­ra de Serrano, pe­ro, re­fie­ren, sin su im­pul­so no ga­na­rá la con­tien­da.

“So­lo, no ga­na, ne­ce­si­ta el tra­ba­jo, la es­truc­tu­ra, los re­cur­sos del go­bierno del es­ta­do, pa­ra lo­grar la vic­to­ria”.

Con la cla­ri­dad de que lo he­cho en la ac­tual ad­mi­nis­tra­ción le po­dría per­ju­di­car en su ca­mino al Eje­cu­ti­vo es­ta­tal, Serrano ha si­mu­la­do des­lin­dar­se de Duar­te y ha di­cho que su re­la­ción con el go­ber­na­dor es só­lo de res­pe­to y que no tie­ne con­tac­to fre­cuen­te con él, e in­clu­so ha anun­cia­do que, en ca­so de ga­nar, irá con­tra to­dos los co­rrup­tos, in­clu­yen­do los de la pre­sen­te ad­mi­nis­tra­ción.

“Re­vi­sa­re­mos la ac­tua­ción de to­dos los fun­cio­na­rios, de to­dos los ni­ve­les, con las fa­cul­ta­des que la Cons­ti­tu­ción y las le­yes re­gla­men­ta­rias le con­fie­ren al go­ber­na­dor”.

Lue­go se­ña­ló que ha­brá de re­vi­sar la res­pon­sa­bi­li­dad de to­dos los fun­cio­na­rios y em­plea­dos de go­bierno, y “ha­bre­mos de pro­ce­der con­for­me a De­re­cho en los ca­sos en que ha­ya un me­nos­ca­bo del in­te­rés pú­bli­co o del Es­ta­do, se lla­me co­mo se lla­me”.

A po­co más de una se­ma­na de arran­ca­das las cam­pa­ñas, la com­pe­ten­cia por la gu­ber­na­tu­ra se vis­lum­bra com­pe­ti­ti­va, prin­ci­pal­men­te en­tre los can­di­da­tos En­ri­que Serrano (PRI); Ja­vier Co­rral (PAN) y el in­de­pen­dien­te Jo­sé Luis Ba­rra­za.

PRI NA­CIO­NAL RE­FUER­ZA A CAN­DI­DA­TO

Ade­más del go­ber­na­dor, el CEN del PRI es quien apo­ya con to­do a su can­di­da­to, pa­ra lo cual, ade­más de su de­le­ga­do es­pe­cial, el ex­go­ber­na­dor po­blano Mel­quia­des Mo­ra­les, el par­ti­do anun­ció el re­for­za­mien­to de la cam­pa­ña. Pa­ra ello en­via­rá a 12 de los 67 ayun­ta­mien­tos del es­ta­do a un de­le­ga­do es­pe­cial.

En Ciu­dad Juárez, De­li­cias, y Chihuahua, ya es­tán ope­ran­do, y en los pró­xi­mos días lo ha­rán los de­sig­na­dos a los mu­ni­ci­pios de Cuauh­té­moc, Parral, Nue­vo Ca­sas Gran­des, Oji­na­ga, Ca­mar­go, Gua­cho­chi, Ji­mé­nez y dos más que es­tán por de­fi­nir­se.

Cé­sar Já­quez Ho­ra­cio Duar­te

• Na­ció1963 enel 14 Hi­dal­go­de abril del de Parral, Chihuahua.

• Es li­cen­cia­do en De­re­cho egre­sa­do de la UVM.

Se ha desem­pe­ña­do co­mo:

• Pre­si­den­te de la CNC Chihuahua. • Dipu­tado fe­de­ral. • Dipu­tado lo­cal.

Cé­sar Duar­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.