El PAN le sus­pen­de de­re­chos par­ti­dis­tas

El Economista (México) - Los Políticos - - Miscelánea -

La se­ma­na que re­cién con­clu­ye el pre­si­den­te de la Co­mi­sión de An­ti­co­rrup­ción del Par­ti­do Ac­ción Na­cio­nal, Luis Fe­li­pe Bra­vo Me­na, in­for­mó que esa ins­tan­cia de­ci­dió sus­pen­der “co­mo me­di­da cau­te­lar” los de­re­chos po­lí­ti­cos par­ti­dis­tas del ex­go­ber­na­dor de So­no­ra, Gui­ller­mo Pa­drés.

Se tra­ta de una me­di­da pro­vi­sio­nal en tan­to se lle­van a ca­bo las in­ves­ti­ga­cio­nes de­ri­va­das de las acu­sa­cio­nes de pro­ba­bles de­li­tos re­la­cio­na­dos con ac­tos de cohe­cho du­ran­te el tiem­po que go­ber­nó aque­lla en­ti­dad del no­roes­te del país.

En una en­tre­vis­ta en el no­ti­cia­rio ma­tu­tino de Ra­dio Fór­mu­la, acla­ró que una de­man­da so­cial y el da­ño a la bue­na fa­ma y pres­ti­gio del par­ti­do ame­ri­ta­ron que el pleno de la Co­mi­sión que pre­si­de de­ter­mi­na­ra esa me­di­da de ca­rác­ter cau­te­lar.

Des­de la se­ma­na pa­sa­da en Ac­ción Na­cio­nal ter­mi­na­ron las pri­me­ras in­ves­ti­ga­cio­nes y ra­di­ca­ron una ave­ri­gua­ción que co­rre­rá pa­ra­le­la a las in­da­ga­to­rias que reali­cen las au­to­ri­da­des, re­la­cio­na­das con los pre­sun­tos he­chos ile­ga­les en los que ha­bría in­cu­rri­do el ex­man­da­ta­rio.

Bra­vo Me­na men­cio­nó que las in­da­ga­to­rias ha­brán de rea­li­zar­se ape­gán­do­se a los de­re­chos del ex­fun­cio­na­rio, res­pe­tan­do el de­bi­do pro­ce­so.

En ese sen­ti­do, plan­teó que Ac­ción Na­cio­nal no pre­ten­de ofre­cer un es­pec­tácu­lo pú­bli­co, sino con­tri­buir a que en el país pre­va­lez­ca el sen­ti­do de lim­pie­za en la po­lí­ti­ca.

Asi­mis­mo, re­cha­zó que esa de­ter­mi­na­ción sea re­sul­ta­do de la pre­sión del PRI, con­cre­ta­men­te, del lla­ma­do que hi­zo su pre­si­den­te na­cio­nal pa­ra que el tricolor ac­tua­ra en con­se­cuen­cia an­te los se­ña­la­mien­tos con­tra uno de sus mi­li­tan­tes. Lla­mó la aten­ción a no mon­tar tribunales de oca­sión ni jui­cios su­ma­rios, so­bre to­do por­que exis­ten an­te­ce­den­tes de lin­cha­mien­tos pú­bli­cos con­tra per­so­na­jes de la po­lí­ti­ca a quie­nes al fi­nal de una in­ves­ti­ga­ción ofi­cial no les ha­lla­ron na­da irre­gu­lar en su con­duc­ta.

El ex­go­ber­na­dor Gui­ller­mo Pa­drés fue ob­je­to de dos de­nun­cias que ge­ne­ra­ron igual nú­me­ro de ave­ri­gua­cio­nes pre­vias en el 2014 an­te la PGR, por lo cual ha tra­mi­ta­do su de­fen­sa al­re­de­dor de 40 jui­cios de am­pa­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.