VE­RA­CRUZ

El Economista (México) - Los Políticos - - Elecciones 2016 -

Mi­ni­gu­ber­na­tu­ra de al­ter­nan­cia

Ve­ra­cruz es una de las en­ti­da­des don­de la alian­za PAN-PRD lo­gró no só­lo el triun­fo en el go­bierno del es­ta­do, sino la al­ter­nan­cia.

La com­pe­ten­cia real por la gu­ber­na­tu­ra fue en­tre el can­di­da­to de la alian­za, Mi­guel Án­gel Yu­nes, y del PRI, Héctor Yu­nes Lan­da.

La cam­pa­ña es­tu­vo lle­na de acu­sa­cio­nes de en­ri­que­ci­mien­to ilí­ci­to, des­vío de re­cur­sos, in­si­nua­cio­nes de ne­xos con el nar­co­trá­fi­co, de pe­de­ras­tia, frau­de y de su pa­sa­do co­mo ser­vi­do­res pú­bli­cos.

Aun­que Yu­nes Lan­da era uno de los ad­ver­sa­rios po­lí­ti­cos del go­ber­na­dor sa­lien­te, Ja­vier Duar­te, el man­da­ta­rio se vio obli­ga­do a ope­rar a fa­vor del can­di­da­to de su par­ti­do des­de las som­bras, así co­mo a dis­ci­pli­nar­se.

Sin em­bar­go, los ma­los ma­ne­jos en la ad­mi­nis­tra­ción sa­lien­te se con­vir­tie­ron en un las­tre pa­ra el can­di­da­to priis­ta, quien ter­mi­nó en se­gun­da po­si­ción en las elec­cio­nes del pa­sa­do 5 de ju­nio; el triun­fo fue pa­ra Yu­nes Li­na­res.

An­tes de to­mar po­se­sión, el hoy man­da­ta­rio es­ta­tal de­nun­ció que re­ci­bi­ría un es­ta­do con gra­ves pro­ble­mas,.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.