Putin, una som­bra que lle­ga a los EU

La ex­can­di­da­ta Hi­llary Clin­ton se­ña­ló que el pre­si­den­te Vla­di­mir Putin pre­fe­ría “te­ner una ma­rio­ne­ta co­mo pre­si­den­te”

El Economista (México) - Los Políticos - - Rusia - Por Li­dia Aris­ta

Du­ran­te el pro­ce­so elec­to­ral pa­ra re­no­var la Presidenci­a de Es­ta­dos Uni­dos, la en­ton­ces can­di­da­ta del Par­ti­do Re­pu­bli­cano, Hi­llary Clin­ton, acu­só a Ru­sia y a su pre­si­den­te, Vla­di­mir Putin, de in­ter­ve­nir en la elec­ción pa­ra fa­vo­re­cer a su ri­val, Do­nald Trump. Aun­que esa afir­ma­ción fue re­cha­za­da y ca­li­fi­ca­da de ri­dí­cu­la, a prin­ci­pios de di­ciem­bre, la Agen­cia Cen­tral de In­te­li­gen­cia (CIA) de Es­ta­dos Uni­dos con­clu­yó que Ru­sia sí in­ter­vino en el pro­ce­so elec­to­ral de es­te año pa­ra ayu­dar a ga­nar a quien se­rá el pre­si­den­te nú­me­ro 45 de esa na­ción.

A fi­na­les de julio, el si­tio de fil­tra­cio­nes Wi­kiLeaks pu­bli­có 19,252 co­rreos elec­tró­ni­cos y 8,034 ar­chi­vos ad­jun­tos de los je­fes del Co­mi­té Nacional De­mó­cra­ta de Es­ta­dos Uni­dos. La en­ton­ces pre­si­den­ta del CND, Deb­bie Was­ser­man Schultz, dimitió al car­go de­bi­do al es­cán­da­lo que se desató tras la fil­tra­ción y cul­pó a Ru­sia por los hac­keos y por su­pues­ta­men­te apo­yar a Do­nald Trump.

En cam­pa­ña Clin­ton acu­só a los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia de Ru­sia de hac­kear las compu­tado­ras del CND y ha­cer pú­bli­cos los co­rreos elec­tró­ni­cos de los di­ri­gen­tes de su par­ti­do

quie­nes, su­pues­ta­men­te, de­ben ser im­par­cia­les- con los que se ma­nio- bra­ba pa­ra evi­tar que Ber­nie San­ders al­can­za­ra la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, el ob­je­ti­vo, di­jo, es que el pre­si­den­te Vla­di­mir Putin pre­fe­ría “te­ner una ma­rio­ne­ta co­mo pre­si­den­te”.

“Sa­be­mos que los ser­vi­cios de in­te­li­gen­cia ru­sos hac­kea­ron el CND, sa­be­mos que ellos pre­pa­ra­ron la pu­bli­ca­ción de mu­chos de esos co­rreos elec­tró­ni­cos y sa­be­mos que Do­nald Trump ha mos­tra­do una vo­lun­tad muy alar­man­te de res­pal­dar a Putin”, afir­mó Clin­ton.

En res­pues­ta, el por­ta­voz del pre­si­den­te ru­so, Dmi­tri Pes­kov, se­ña­ló que las “de­cla­ra­cio­nes de la se­ño­ra Hi­llary Clin­ton hay que en­mar­car­las en la re­tó­ri­ca elec­to­ral. No con­tie­nen na­da con­cre­to. Por eso, cree­mos que es­tán dic­ta­das por la pa­sión del mo­men­to”.

Por su par­te, el pre­si­den­te elec­to Do­nald Trump di­jo que es ri­dícu­lo creer que el go­bierno ru­so in­ter­vino en las elec­cio­nes de Es­ta­dos Uni­dos pa­ra fa­vo­re­cer­lo.

“Creo que es ri­dícu­lo, creo que só­lo es otra ex­cu­sa. No lo creo (...) Tu­vi­mos una vic­to­ria abru­ma­do­ra en el Co­le­gio Elec­to­ral”, di­jo Trump en una en­tre­vis­ta a una te­le­vi­so­ra.

Sin em­bar­go, en EU se rea­li­za­rá una in­ves­ti­ga­ción so­bre el par­ti­cu­lar. El lí­der de los re­pu­bli­ca­nos en el Se­na­do, Mitch McCon­nell, afir­mó que se in­ves­ti­ga­rá si Ru­sia se en­tro­me­tió en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.