MI­GRAN­TES TIE­NEN IN­CER­TI­DUM­BRE

El Economista (México) - Los Políticos - - Puebla -

El coor­di­na­dor de Asun­tos In­ter­na­cio­na­les y de Apo­yo a Mi­gran­tes Po­bla­nos re­co­no­ció que en­tre los con­na­cio­na­les hay ner­vio­sis­mo por la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Ofi­ci­na Oval el pró­xi­mo 20 de enero.

“Hay ner­vio­sis­mo por­que no sa­ben exac­ta­men­te qué es lo que va a ha­cer el nue­vo pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos. El pre­si­den­te (elec­to) Trump efec­ti­va­men­te ha ha­bla­do del mu­ro, de de­por­ta­cio­nes ma­si­vas, de mo­di­fi­car el Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio, ha sua­vi­za­do su dis­cur­so en al­gu­na de esas pro­pues­tas; sin em­bar­go, lue­go las vuel­ve a en­du­re­cer, lo cual ge­ne­ra in­cer­ti­dum­bre”.

An­te es­ta si­tua­ción des­ta­có que es fun­da­men­tal que los mi­gran­tes ten­gan pa­cien­cia, se in­for­men en los con­su­la­dos u ofi­ci­nas de los es­ta­dos en el país ve­cino, pe­ro so­bre to­do, di­jo, es pri­mor­dial es­tar uni­dos.

“En el ca­so de los mi­gran­tes me­xi­ca­nos y la­ti­nos no exis­te la uni­dad que qui­sié­ra­mos, pues si exis­tie­ra, el pe­so de los la­ti­nos se­ría ma­yor, así que es­ta es una opor­tu­ni­dad y un lla­ma­do a la unión”.

Asi­mis­mo, ex­pli­có que el go­bierno es­ta­tal ha bus­ca­do es­tar en con­tac­to con los mi­gran­tes ra­di­ca­dos en Es­ta­dos Uni­dos a fin de apo­yar­les. Pa­ra cum­plir con esa fi­na­li­dad, tie­nen di­ver­sas ofi­ci­nas en esa na­ción, co­mo la ubi­ca­da en Nue­va York que se lla­ma Mi ca­sa en Pue­bla, otra en Nue­va Jer­sey y otra en el es­te de Los Ángeles.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.