Trump pue­de no ser un pro­ble­ma

El go­bierno de Mé­xi­co tie­ne que dar­se cuen­ta de que la so­lu­ción de las di­fi­cul­ta­des es­tá den­tro,se­ña­la el lí­der em­pre­sa­rial

El Economista (México) - Los Políticos - - Palabra De Empresario - Por Li­dia Aris­ta

Si bien la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos y la se­rie de pro­pues­tas que ha plan­tea­do en­tre ellas la renegociac­ión del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te y la can­ce­la­ción del Acuer­do Trans­pa­cí­fi­co— con­tri­bu­yen a vis­lum­brar un pa­no­ra­ma di­fí­cil pa­ra el cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co de Mé­xi­co, el im­pac­to pue­de mi­ni­mi­zar­se siem­pre y cuan­do el go­bierno me­xi­cano en­fren­te y re­suel­va los prin­ci­pa­les pro­ble­mas que afec­tan al país, plan­teó Gil­ber­to Fim­bres Hernández.

“El go­bierno tie­ne que dar­se cuen­ta de que la so­lu­ción de los pro­ble­mas es­tá den­tro de Mé­xi­co, no hay du­da de que te­ne­mos que es­tar al pen­dien­te so­bre qué pa­sa afue­ra, pe­ro si re­vi­sa­mos to­da la pro­ble­má­ti­ca in­ter­na que te­ne­mos y nues­tras au­to­ri­da­des, el sec­tor em­pre­sa­rial y so­cie­dad nos po­ne­mos a re­sol­ver las si­tua­cio­nes que se nos en­fren­tan, el pro­ble­ma Trump no es pro­ble­ma”.

En en­tre­vis­ta, el pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Pa­tro­nal de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na (Co­par­mex) Ti­jua­na di­jo que, aun­que las ame­na­zas del pre­si­den­te elec­to de Es­ta­dos Uni­dos se que­den só­lo en dis­cur­so, es mo­men­to de que el go­bierno de Mé­xi­co em­pu­je el de­sa­rro­llo de in­ver­sio­nes na­cio­na­les y no las obs­ta­cu­li­ce; el ob­je­ti­vo, ex­pu­so, es que un nue­vo go­bierno es­ta­du­ni­den­se no ten­ga un gran im­pac­to en la eco­no­mía me­xi­ca­na.

“Las ins­tan­cias del go­bierno no han si­do pro­mo­to­ras de la in­ver­sión na­cio­nal, son fuer­te­men­te pro­mo­to­ras de la in­ver­sión ex­tran­je­ra y han de­ja­do mu­cho qué desear en la pro­mo­ción de las opor­tu­ni­da­des de de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co in­terno del país. Mu­chas de las soluciones de los pro­ble­mas a los que nos es­ta­mos en­fren­tan­do es­tán den­tro de Mé­xi­co”.

MÉ­XI­CO ES UN ALIA­DO DE EU

El lí­der em­pre­sa­rial in­di­có que, si bien les preo­cu­pa la lle­ga­da de Do­nald Trump a la Pre­si­den­cia de Es­ta­dos Uni­dos, par­ti­cu­lar­men­te por las ini­cia­ti­vas que en ma­te­ria eco­nó­mi­ca ha plan­tea­do im­ple­men­tar (co­mo la renegociac­ión del Tra­ta­do de Li­bre Co­mer­cio de Amé­ri­ca del Nor­te), con­fía en que to­do se que­de en dis­cur­so.

“Ve­mos que tie­ne unas pro­pues­tas que no pin­tan po­si­ti­vas pa­ra el país ni pa­ra Ba­ja Ca­li­for­nia; sin em­bar­go, con­si­de­ro que es muy in­te­li­gen­te co­mo pa­ra eva­luar el im­pac­to que pue­den te­ner sus de­ci­sio­nes en la eco­no­mía in­ter­na de Es­ta­dos Uni­dos”.

Fim­bres Hernández con­si­de­ró que a Trump le fal­ta co­no­cer más so­bre la im­por­tan­cia del TLCAN y de los be­ne­fi­cios que ge­ne­ra pa­ra el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de am­bas na­cio­nes, lo cual de­to­na la com­pe­ti­ti­vi­dad de esos paí­ses.

“He­mos lo­gra­do de­mos­trar que su­man­do los es­fuer­zos de los tres paí­ses del TLC po­de­mos te­ner re­sul­ta­dos más po­si­ti­vos, hay más sec­to­res be­ne­fi­cia­dos que per­ju­di­ca­dos por es­te acuer­do co­mer­cial”, ma­ni­fes­tó.

Opi­nó que con­fían en que Do­nald Trump y su equi­po se per­ca­ten de que Mé­xi­co es un so­cio co­mer­cial fun­da­men­tal pa­ra Es­ta­dos Uni­dos, un ve­cino que no da pro­ble­mas, sino que es un alia­do que con­tri­bu­ye al de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co del go­bierno es­ta­du­ni­den­se. “Es­pe­ro que lo­gre­mos fun­da­men­tar con el go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos los be­ne­fi­cios que ha traí­do a los dos paí­ses el Tra­ta- do de Li­bre Co­mer­cio de Nor­tea­mé­ri­ca”, com­par­tió.

TRA­BA­JAN EN IM­PUL­SAR COM­PE­TI­TI­VI­DAD DE LA RE­GIÓN

El pre­si­den­te de Co­par­mex Ti­jua­na co­men­tó que, des­de ha­ce tiem­po, em­pre­sa­rios y au­to­ri­da­des de los dos la­dos de la fron­te­ra que di­vi­de a Mé­xi­co de Es­ta­dos Uni­dos tra­ba­jan en co­mi­sión bi­na­cio­nal con el ob­je­ti­vo de im­pul­sar la com­pe­ti­ti­vi­dad de esa re­gión.

“Los go­bier­nos de San Die­go y de Ba­ja Ca­li­for­nia es­tán to­man­do ac­cio­nes pa­ra que no ha­ya nin­gún im­pac­to ne­ga­ti­vo. Tra­ba­ja­mos de for­ma con­jun­ta, no de­be­mos ni po­de­mos ma­ne­jar­nos de ma­ne­ra in­de­pen­dien­te, es­ta­mos in­te­gra­dos de ma­ne­ra co­mer­cial, in­dus­trial, aca­dé­mi­ca, po­lí­ti­ca”, pun­tua­li­zó.

Plan­teó que con­fían en sen­si­bi­li­zar a las au­to­ri­da­des de que re­sul­ta fun­da­men­tal pro­mo­ver las in­ver­sio­nes en to­do mo­men­to, pues és­tas son las que de­to­nan el de­sa­rro­llo eco­nó­mi­co de un país.

“El go­bierno tie­ne que ser pro­mo­tor del de­sa­rro­llo, por­que hay que re­cor­dar que el go­bierno no tie­ne di­ne­ro, los que tie­nen di­ne­ro son los que pro­du­cen, y ese es el sec­tor em­pre­sa­rial y el tra­ba­ja­dor, so­mos quie­nes pa­ga­mos im­pues­tos, le da­mos los re­cur­sos al go­bierno pa­ra que los ad­mi­nis­tren co­rrec­ta­men­te”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.