Ven­ce­re­mos la es­truc­tu­ra priis­ta

El tri­co­lor no sa­be otra co­sa que lu­crar y apro­ve­char­se de la ne­ce­si­dad de la gen­te, di­ce el can­di­da­to del PAN a la gu­ber­na­tu­ra

El Economista (México) - Los Políticos - - Elección En Coahuila -

na­jes apa­ren­te­men­te se en­cuen­tran dis­tan­cia­dos, en oca­sio­nes unen fuer­zas con el fin de im­pe­dir que avan­ce Ac­ción Na­cio­nal.

“Tie­nen las mis­mas ma­ñas, ope­ran ba­jo las som­bras, con la co­rrup­ción. Uti­li­zan los pro­gra­mas so­cia­les de los go­bier­nos es­ta­tal y fe­de­ral tra­tan­do de ha­cer creer a la gen­te que es di­ne­ro de su bol­sa o del PRI. Se jun­tan, se pe­lean, se vuel­ven a pe­lear y a jun­tar (…) el ca­so es que ha si­do tan ma­lo el pin­to co­mo el co­lo­ra­do”.

ES­TA VEZ NO FUN­CIO­NA­RÁ LA ES­TRUC­TU­RA PRIIS­TA, SE­ÑA­LA

El can­di­da­to a la gu­ber­na­tu­ra ase­gu­ró que si bien el PRI le apues­ta a que con su es­truc­tu­ra lo­gre ga- GUI­LLER­MO ANAYA nar en­ga­ñan­do o ate­mo­ri­zan­do a la po­bla­ción, en es­ta oca­sión el PAN tie­ne po­si­bi­li­da­des reales de triun­fo.

Anaya Lla­mas re­cor­dó que ese par­ti­do es go­bierno en Sal­ti­llo, Mon­clo­va y Acu­ña, que son tres de los cin­co mu­ni­ci­pios más gran­des de la en­ti­dad.

“Cla­ro que les po­de­mos ga­nar por­que la es­truc­tu­ra no es todo; hay gen­te va­lien­te; hom­bres y mu­je­res que quie­ren des­ha­cer­se y ter­mi­nar con es­ta eta­pa de ver­güen­za. Cuan­do la gen­te quie­re li­ber­tad; cuan­do la gen­te quie­re me­jo­rar su ni­vel de vi­da, no hay des­pen­sa ni re­cur­so que com­pre la dig­ni­dad de los coahui­len­ses”, ar­gu­men­tó.

El aban­de­ra­do co­men­tó que él per­so­nal­men­te le ha ga­na­do al PRI en cua­tro oca­sio­nes y és­ta se­rá “la última y de­fi­ni­ti­va”, con la par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad.

En es­ta par­ti­ci­pa­ción, aña­dió el pa­nis­ta, la es­tra­te­gia es lo­grar que los ciu­da­da­nos sal­gan a vo­tar y ex­pre­sen su re­cha­zo al go­bierno en las ur­nas.

Hoy, el gran re­to a ven­cer es el mie­do a par­ti­ci­par por te­mor a que le va­yan a qui­tar esos pro­gra­mas so­cia­les o que los em­pre­sa­rios de­jen de apo­yar a quien quie­ren por­que si lo ha­cen van a ser ob­je­to de una au­di­to­ría. Por eso mu­cha gen­te ocul­ta el vo­to, aña­dió.

El aban­de­ra­do ase­gu­ró que en Coahuila ocu­rri­rá lo mis­mo que en Ta­mau­li­pas y Du­ran­go en las elecciones del año pa­sa­do, cuan­do la gen­te vo­tó por un cam­bio.

Por otra par­te, ase­gu­ró que a pe­sar de los des­en­cuen­tros en el pa­nis­mo es­ta­tal de­bi­do a lo rís­pi­do que fue el pro­ce­so para se­lec­cio­nar el can­di­da­to a go­ber­na­dor Ac­ción Na­cio­nal “es­tá más uni­do que nun­ca”.

Asi­mis­mo, men­cio­nó que cuen­ta con el res­pal­do del Co­mi­té Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal del PAN y su pre­si­den­te, Ri­car­do Anaya, quien ha ma­ni­fes­ta­do que esa en­ti­dad es es­tra­té­gi­ca en es­ta con­tien­da por­que es un sím­bo­lo de có­mo go­bier­nan la co­rrup­ción y la im­pu­ni­dad. “El acom­pa­ña­mien­to del CEN y de li­de­raz­gos co­mo Mar­ga­ri­ta Za­va­la, Ra­fael Moreno Va­lle, el ex­pre­si­den­te Cal­de­rón y el pre­si­den­te del par­ti­do, Ri­car­do Anaya, cons­ti­tu­yen un acom­pa­ña­mien­to que es un gran ali­cien­te para los días que fal­tan de cam­pa­ña”, abun­dó.

El as­pi­ran­te a la gu­ber­na­tu­ra ex­pu­so que los prin­ci­pa­les pro­ble­mas pú­bli­cos de es­ta en­ti­dad son la in­se­gu­ri­dad, la de­bi­li­dad de las eco­no­mías fa­mi­lia­res y la cri­sis en los hos­pi­ta­les pú­bli­cos, don­de en­fer­me­ras y doc­to­res están tra­ba­jan­do ba­jo pro­tes­ta por fal­ta de ma­te­rial y equi­po para aten­der a la po­bla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.