EL IN­DE­PEN­DIEN­TE

El Economista (México) - Los Políticos - - Voto 2017 -

El ex­pre­si­den­te mu­ni­ci­pal de San Blas, po­lé­mi­co por ha­ber con­fe­sa­do que “ro­bó po­qui­to”, tu­vo una cam­pa­ña mar­ca­da por la des­or­ga­ni­za­ción y fal­ta de in­for­ma­ción de di­ver­sos te­mas.

El tam­bién co­no­ci­do co­mo “ami­go La­yín” o au­to­de­no­mi­na­do “can­di­da­to de los po­bres” dio mues­tra de ello en los dos de­ba­tes que se rea­li­za­ron en cam­pa­ña. En el pri­me­ro, La­yín lan­zó: “Apo­ya­ré a to­dos los sec­to­res, co­mo el cam­po, la ga­na­de­ría, la pes­ca, ma­dres sol­te­ras, jó­ve­nes, de la ter­ce­ra edad” e in­clu­so se des­ta­ca­ron sus ha­bi­li­da­des lin­güís­ti­cas: “Pa­ra que ‘hai­ga’ em­pleos bien pa­ga­dos”, “Mé­di­cos y sin ‘me­de­ci­nas’”, “Los que tie­nen ‘mais­trías’, do­to­ra­dos’”, “la po­le­cía”.

En el se­gun­do de­ba­te rea­li­za­do la se­ma­na pa­sa­da, el in­de­pen­dien­te pre­fi­rió no acu­dir y ello res­pon­dió a que en ese ejer­ci­cio no po­dría ser ase­so­ra­do por su equi­po ni tam­po­co po­día leer. “Él di­jo que no iba por­que pa­ra qué ir a pla­ti­car con pi­llos, va­que­to­nes, des­ver­gon­za­dos. El pre­fe­ría se­guir ca­mi­nan­do con la gen­te, ran­chean­do”, de­ta­lló Elías Mal­do­na­do.

Co­mo par­te de su cam­pa­ña, Hilario Ra­mí­rez Vi­lla­nue­va ha regalado te­le­vi­sio­nes, re­fri­ge­ra­do­res y otros elec­tro­do­més­ti­cos en zo­nas po­pu­la­res. In­clu­so por el día de las ma­dres, or­ga­ni­zó un fes­ti­val don­de su­pues­ta­men­te el gru­po in­vi­ta­do era la So­no­ra Di­na­mi­ta; sin em­bar­go, la agru­pa­ción des­min­tió que ha­yan si­do con­tra­ta­dos por el in­de­pen­dien­te, afir­man­do que fue un gru­po pi­ra­ta el que ofre­ció el es­pec­tácu­lo.

Las en­cues­tas lo co­lo­can en un cuar­to si­tio; sin em­bar­go, si el har­taz­go per­mea en­tre la po­bla­ción lue­go de una cam­pa­ña de acu­sa­cio­nes, hay quie­nes ase­gu­ran que po­dría dar la sor­pre­sa y si no ga­na, por lo me­nos po­dría que­dar en un ter­cer si­tio.

HAY RIES­GO DE JU­DI­CIA­LI­ZA­CIÓN

En las úl­ti­mas tres elec­cio­nes a go­ber­na­dor, la di­fe­ren­cia en­tre el pri­mer y se­gun­do lu­gar ha os­ci­la­do en­tre 4 y 8%, si­tua­ción que se vis­lum­bra po­dría re­pe­tir­se es­te do­min­go, aun­que por pri­me­ra oca­sión la com­pe­ten­cia no se­rá en­tre dos, sino en­tre cua­tro.

A días an­tes de con­cluir la cam­pa­ña, al­gu­nas en­cues­tas mar­ca­ban ape­nas 3 pun­tos por­cen­tua­les de di­fe­ren­cia en­tre el pri­me­ro, se­gun­do y ter­cer lu­gar. Por lo que es­ta elec­ción es de pro­nós­ti­co re­ser­va­do. Quien ga­ne la con­tien­da lo ha­rá por un mar­gen mí­ni­mo por lo que no hay que des­car­tar el con­flic­to po­se­lec­to­ral.

De he­cho, el can­di­da­to del Mo­re­na ha ase­gu­ra­do que exis­ten las con­di­cio­nes pa­ra so­li­ci­tar la anu­la­ción de la elec­ción por las irre­gu­la­ri­da­des re­gis­tra­das du­ran­te las cam­pa­ñas, en­tre és­tas la fal­ta de equi­dad, así co­mo la in­tro­mi­sión del go­ber­na­dor en fun­cio­nes.

“A días de la jor­na­da elec­to­ral, no se sa­be quién es el fa­vo­ri­to, a la gen­te le pre­gun­tas por quién vas a vo­tar y to­dos res­pon­den di­fe­ren­te. Yo voy a vo­tar por Mi­guel Án­gel Na­va­rro Quin­te­ro de Mo­re­na, la gen­te en la Cos­ta por La­yín, la gen­te en la ciu­dad por To­ñi­to. Si hay una familia de cin­co in­te­gran­tes los cin­co no es­tán de acuer­do por quién van a vo­tar, es in­creí­ble pe­ro real”, re­fie­re Elías Mal­do­na­do.

En es­ta cam­pa­ña, Na­ya­rit la ha vi­vi­do con cier­ta in­di­fe­ren­cia. En las ca­lles de esa en­ti­dad del Pa­cí­fi­co me­xi­cano no se vis­lum­bran más los ca­rros con cal­co­ma­nías de apo­yo a sus can­di­da­tos, co­mo sí su­ce­dió en otros pro­ce­sos, re­cuer­da Mal­do­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.