For­ta­le­za emo­cio­nal me­xi­ca­na

El Economista (México) - Los Políticos - - Indicadore­s - CON LA POS­TU­RA DE Mtro. Her­nán Me­jía Ló­pez *

Es pa­ra to­dos sa­bi­do que en Mé­xi­co en­fren­ta­mos gran­des re­tos pa­ra se­guir pro­gre­san­do co­mo so­cie­dad, al­gu­nos co­mo dis­mi­nuir la de­sigual­dad y la po­bre­za, la vio­len­cia e in­se­gu­ri­dad, la co­rrup­ción e im­pu­ni­dad. Pa­ra ha­cer fren­te a la reali­dad, un pri­mer gran pa­so se­rá cam­biar nues­tros pen­sa­mien­tos ne­ga­ti­vos a una ac­ti­tud de pro­gre­so con la con­vic­ción de sa­ber que sí se pue­de. La au­to­mo­ti­va­ción es fun­da­men­tal pa­ra cons­truir lo que hoy más que nun­ca ne­ce­si­ta­mos: for­ta­le­za emo­cio­nal me­xi­ca­na.

Por­que no po­de­mos ser in­di­fe­ren­tes a la si­tua­ción ac­tual que vi­vi­mos, nues­tro de­ber es ac­tuar por el bien co­mún e ins­pi­rar la con­vi­ven­cia, la paz so­cial y la fe­li­ci­dad pa­ra al­can­zar una trans­for­ma­ción en con­jun­to. Mu­cho po­de­mos lo­grar su­man­do, pues en el país so­mos más de 122 mi­llo­nes de per­so­nas (de los cua­les 39.2 mi­llo­nes son ni­ños), de acuer­do con la En­cues­ta Na­cio­nal de los Ho­ga­res 2016 del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (Ine­gi).

Que se oi­ga fuer­te y se es­cu­che le­jos: son más los me­xi­ca­nos in­tere­sa­dos en sa­lir ade­lan­te. Son más las per­so­nas que to­dos los días se com­pro­me­ten con ha­cer lo co­rrec­to, pa­ra que “el bien” sea el há­bi­to en su vi­da. Son más per­so­nas quie­nes su­pe­ran ad­ver­si­da­des y ge­ne­ran opor­tu­ni­da­des pa­ra es­tu­diar y tra­ba­jar, que las que se van por el ca­mino fá­cil de la de­lin­cuen­cia. Y co­mo mues­tra de ello te­ne­mos los re­sul­ta­dos de la En­cues­ta Na­cio­nal de Ocu­pa­ción y Em­pleo, al cuar­to tri­mes­tre del 2016 del Ine­gi, la cual ex­po­ne que la población eco­nó­mi­ca­men­te ac­ti­va en nues­tro país es de 52 mi­llo­nes de per­so­nas: a) 38.2% mu­je­res y 61.8 hom­bres, b) 47% tie­ne en­tre 20 y 39 años de edad, c) 35.1% tie­ne pre­pa­ra­to­ria o más es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios, y d) 37.2% tie­ne ac­ce­so a los ser­vi­cios de sa­lud.

So­mos más los me­xi­ca­nos que ele­gi­mos to­mar los bue­nos ejem­plos, in­de­pen­dien­te­men­te de las ad­ver­si­da­des a las que nos en­fren­ta­mos y ve­mos a dia­rio.

To­dos, des­de nues­tro ám­bi­to de res­pon­sa­bi­li­dad, es­ta­mos obli­ga­dos a me­jo­rar el te­ji­do so­cial, pues es muy la­men­ta­ble que 72.9% de la población de 18 años y más con­si­de­re que vi­vir en su ciu­dad es in­se­gu­ro de­bi­do a con­duc­tas de­lic­ti­vas o an­ti­so­cia­les en los al­re­de­do­res de su vi­vien­da: a) con­su­mo de al­cohol en las ca­lles (64.7%), b) ro­bos o asal­tos (63%), c) van­da­lis­mo (51.8%), d) ven­ta o con­su­mo de dro­gas (40%), e) ban­das vio­len­tas o pan­di­lle­ris­mo (34%), y f) dis­pa­ros fre­cuen­tes con ar­mas (32.5%); de acuer­do con la En­cues­ta Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad Pú­bli­ca Ur­ba­na rea­li­za­da por el Ine­gi du­ran­te mar­zo del 2017.

La for­ta­le­za emo­cio­nal es clave pa­ra en­fren­tar los re­tos en nues­tro país y al­can­zar una me­jor so­cie­dad, co­mo bien lo men­cio­na el re­co­no­ci­do psi­quia­tra y es­cri­tor Vik­tor Frankl: “al hom­bre se le pue­de arre­ba­tar to­do sal­vo una co­sa: la úl­ti­ma de las li­ber­ta­des hu­ma­nas, la elec­ción de la ac­ti­tud per­so­nal que de­be adop­tar fren­te al des­tino pa­ra de­ci­dir su pro­pio ca­mino”.

For­ta­le­za y confianza pa­ra el pro­gre­so so­cial.

* Ex­per­to en De­re­cho Cons­ti­tu­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.