Mtro. Raúl Ta­kano Or­tiz,

El Economista (México) - Los Políticos - - Portada -

Ca­te­drá­ti­co de la Fa­cul­tad de Cien­cias Po­lí­ti­cas y Sociales, UNAM. Los ma­yo­res ries­gos de es­ta XXII Asam­blea Na­cio­nal del PRI tie­nen que ver con la dis­po­si­ción de sus di­rec­ti­vos por real­men­te que­rer cam­biar, ade­cuán­do­se al nue­vo en­torno so­cial que con­for­ma es­te país. Eso im­pli­ca­ría acep­tar que ya no es el “gran ca­rro com­ple­to”, en­ten­der que la so­cie­dad ha cam­bia­do y aho­ra es­tá dan­do el gran pa­so: de­jar de ser pa­si­va pa­ra asu­mir su pa­pel pre­pon­de­ran­te en las de­ci­sio­nes que in­du­da­ble­men­te le ata­ñen de for­ma di­rec­ta. El desa­rro­llo de las pa­sa­das elec­cio­nes en el Es­ta­do de Mé­xi­co pu­so en evi­den­cia la reali­dad del PRI. Ga­na­ron sí, pe­ro de qué for­ma. La in­cer­ti­dum­bre ron­dó du­ran­te el pro­ce­so y se­gu­ra­men­te po­cos, muy po­cos, se sen­tían se­gu­ros de ga­nar. Fi­nal­men­te, el sis­te­ma fun­cio­nó y le dio el triun­fo, un triun­fo que sa­be a de­rro­ta y que pro­ba­ble­men­te pre­sa­gia el fu­tu­ro del PRI. En­tre­gar el po­der. »

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.