Lic. Ger­son Her­nán­dez Me­cal­co,

El Economista (México) - Los Políticos - - Mancera/cdmx -

aca­dé­mi­co de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UNAM).

La gran pre­gun­ta que que­da des­pués de la ad­mi­nis­tra­ción de Mi­guel Án­gel Man­ce­ra es ¿cuál fue la historia que nos qui­so con­tar? AMLO pro­pu­so la historia de los se­gun­dos pi­sos y de los pro­gra­mas so­cia­les. Mar­ce­lo Ebrard el te­ma de que la Ciu­dad de Mé­xi­co se cons­ti­tu­ye­ra co­mo la ca­pi­tal del mun­do y las li­ber­ta­des; sin em­bar­go, la historia de Man­ce­ra que­da un po­co abs­trac­ta, por­que si bien es cier­to que se con­su­mó la Cons­ti­tu­ción de la Ciu­dad de Mé­xi­co y con ello la mar­ca CDMX, no hay una historia con­tun­den­te de su ad­mi­nis­tra­ción.

En ma­te­ria de in­se­gu­ri­dad au­men­ta­ron los de­li­tos de al­to im­pac­to, res­pec­to a los pro­gra­mas so­cia­les, no hay du­da de que el Mé­di­co en Tu Ca­sa es una de las po­lí­ti­cas más im­por­tan-

tes de apo­yo so­cial, pe­ro no la su­po co­mu­ni­car.

Lo más ne­ga­ti­vo es que la Je­fa­tu­ra de la Ciu­dad de Mé­xi­co se ha con­ver­ti­do, en las úl­ti­mas tres ad­mi­nis­tra­cio­nes, en un tram­po­lín pa­ra ser can­di­da­to a la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca. El re­sul­ta­do pa­ra Man­ce­ra es que no lo­gró ob­te­ner la can­di­da­tu­ra por par­te de su par­ti­do po­lí­ti­co.

La ca­li­fi­ca­ción que le po­dría­mos dar al je­fe de Go­bierno es que no lo­gró su ob­je­ti­vo prin­ci­pal que era con­tar una historia po­si­ti­va pa­ra su ad­mi­nis­tra­ción y pro­ba­ble­men­te ve­re­mos que Man­ce­ra pa­sa­rá a la historia co­mo el je­fe de Go­bierno que en­tre­gó la Je­fa­tu­ra a otro par­ti­do que pa­re­ce ser Mo­re­na. El le­ga­do de Man­ce­ra se jue­ga el 1 de ju­lio. »

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.