Se es­tán ro­ban­do al ma­rrano

El Economista (México) - Los Políticos - - Voto 2018 - Die­go Ba­di­llo

CUENTA UNA LE­YEN­DA, de esas que di­cen con acor­deón y a dos vo­ces, que en la bo­rras­co­sa ju­ven­tud de un co­rre­dor que hoy com­pi­te por el Gran Premio de Mé­xi­co-2018, una ma­ña­na en­tró co­rrien­do a su ca­sa pa­ra dar­le una te­rri­ble no­ti­cia a su ma­dre:

—Qué pa­sa, m’ijo, soy To­ma­sa, tu amá. —Je­fe­ci­ta, se es­tán ro­ban­do al ma­rrano. —No pue­de ser. ¡Va­mos!

Sa­lie­ron al pa­tio y aco­rra­la­ron a un fu­lano que ya traía al puer­co en el lo­mo. An­tes le ha­bía da­do un pe­da­zo de ja­bón con al­cohol pa­ra que no chi­lla­ra.

La mu­jer le in­cre­pó di­cien­do “mén­di­go ra­te­ro, de­ja mi ma­rrano”.

Aquel ma­lo­ra só­lo ati­nó a de­cir “pos ya me ja­yas­tes, pos va­mos a bai­lar”. Por al­gu­na ex­tra­ña ra­zón, la mu­jer acep­tó y el jo­ve­na­zo, que era tar­ta­mu­do, co­men­zó a can­tar se es­táan ro-ban-do al ma­rra­nooo.

Pues co­mo maldición, aho­ra cuan­do iba a co­men­zar la ca­rre­ra, es­te co­rre­dor se acer­có a las ofi­ci­nas de Don Len­cho Do­ne­lli; us­ted sa­be, el je­fe de ban­de­de­ros de la Gran Ca­rre­ra, y en la sa­la aque­lla le in­for­ma que... pues que no, que hi­zo tram­pa en la ca­rre­ra te­lo­ne­ra de po­si­cio­na­mien­to y que no le iban a dar su pa­se de ac­ce­so a la pis­ta.

En esa ofi­ci­na se es­cu­chó (co­sa ra­rí­si­ma) la vo­ce­ci­lla aque­lla “se es­táan ro-ban-do al ma­rra­nooo”.

El pe­la­do, que se arran­ca pa­ra la tri­bu­na má­xi­ma de la con­tien­da y que los je­fes amo­nes­ta­do­res le di­cen: “No te preo­cu­pes, ya ha­bla­mos con Don Len­cho y ya te va a de­jar pa­sar”.

—Pe­ro es que Don Len­cho ni si­quie­ra me dio tiem­po de ex­pli­car­le lo que es­ta­ba ha­cien­do la ra­za.

—No pa­sa na­da, se man­chó. Có­me­te un bo­li­llo, que ya lo re­pren­di­mos por no de­jar­te ex­pli­car.

Aun­que la ca­rre­ra ya ha­bía co­men­za­do ha­ce al­gu­nos días, es­te co­rre­dor ahí va tras los de­más com­pe­ti­do­res de la Gran Ca­rre­ra: en su ta­ble­ro lle­va unas es­tam­pi­tas, en el cue­llo co­mo cin­co col­gui­jos y en el es­té­reo una pis­ta con acor­deón que di­ce “se es­táan ro-ban-do al ma­rra­nooo”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.