La vía es el Po­der Ju­di­cial

Los coor­di­na­do­res par­la­men­ta­rios del PRD ya sos­tie­nen plá­ti­cas con lí­de­res a fin de ana­li­zar si es des­de el Con­gre­so de don­de sal­drá esa ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, re­fie­re el di­ri­gen­te

El Economista (México) - Los Políticos - - COORDINADO­RES ESTATALES - Por Li­dia Aris­ta Li­dia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Ya que des­de el Con­gre­so de la Unión no se pu­do fre­nar la crea­ción de las de­le­ga­cio­nes de pro­gra­mas pa­ra el de­sa­rro­llo y la fi­gu­ra de su­per­de­le­ga­dos, se­rá a tra­vés de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia de la Na­ción que se da­rá la lu­cha pa­ra dar­les re­vés, ase­ve­ró Án­gel Ávi­la Ro­me­ro.

En en­tre­vis­ta, el in­te­gran­te de la di­ri­gen­cia co­le­gia­da del PRD plan­teó que ya ana­li­zan la ru­ta a tra­vés de la cual in­ter­pon­drán una ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad pa­ra echar pa­ra atrás la re­cien­te re­for­ma a la Ley Or­gá­ni­ca de la Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca Fe­de­ral, pues di­jo que en lo que se re­fie­re a la fi­gu­ra de de­le­ga­dos es­pe­cia­les se rom­pe con el pac­to fe­de­ral y se otor­gan fa­cul­ta­des a esos coor­di­na­do­res que le co­rres­pon­den ex­clu­si­va­men­te a los go­ber­na­do­res co­mo lo es la se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

“La fi­gu­ra de los su­per­de­le­ga­dos rom­pe el pac­to fe­de­ral y re­pu­bli­cano por­que le quie­re qui­tar ca­pa­ci­da­des y atri­bu­cio­nes a los go­ber­na­do­res y a sus go­bier­nos lo­ca­les pa­ra que cai­gan en ma­nos de es­tos vi­ce­go­ber­na­do­res, que ade­más se­gu­ra­men­te tra­ta­rán de ser can­di­da­tos a go­ber­na­dor o a es­pa­cios de po­der pú­bli­co en las pró­xi­mas elec­cio­nes. En­ton­ces es­ta­rían uti­li­zan­do re­cur­sos pú­bli­cos pa­ra for­ta­le­cer al par­ti­do Mo­re­na tal co­mo lo ha­cía el PRI”, ex­pu­so.

El di­ri­gen­te de par­ti­do de sol az­te­ca ma­ni­fes­tó que los coor­di­na­do­res de esa fuer­za po­lí­ti­ca ya sos­tie­nen plá­ti­cas con lí­de­res de otros par­ti­dos re­pre­sen­ta­dos en el Con­gre­so de la Unión, a fin de ana­li­zar si es des­de las cá­ma­ras que sal­drá esa ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad o qui­zá des­de los go­bier­nos es­ta­ta­les.

Pa­ra pre­sen­tar una ac­ción de cons­ti­tu­cio­na­li­dad de las cá­ma­ras, se ne­ce­si­ta el apo­yo de un ter­cio de los miem­bros de las cá­ma­ras, ahí es don­de es­tán tra­ba­jan­do los coor­di­na­do­res par­la­men­ta­rios de los par­ti­dos po­lí­ti­cos pa­ra po­der pre­sen­tar es­ta ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, tam­bién lo pue­den ha­cer los go­ber­na­do­res.

Ávi­la co­men­tó que, has­ta aho­ra, ha vis­to una bue­na dis­po­si­ción de los otros gru­pos le­gis­la­ti­vos pa­ra im­pul­sar la ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad y de­fen­der jun­tos el fe­de­ra­lis­mo.

Al pre­gun­tar­le qué tan­tas po­si­bi­li­da­des exis­ten de que pro­ce­da esa ac­ción de in­cons­ti­tu­cio­na­li­dad, ase­gu­ró: “Mu­chí­si­mas, la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca me­xi­ca­na es­ta­ble­ce un pac­to fe­de­ral y creo que eso lo va­lo­ra­rán los mi­nis­tros de la Su­pre­ma Cor­te de Jus­ti­cia y creo que re­gu­la­rán es­ta fun­ción de su­per­de­le­ga­dos”.

ES­TA­MOS REGRESANDO A TIEM­POS AUTORITARI­OS

El tam­bién ex se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PRD plan­teó que con la fi­gu­ra de su­per­de­le­ga­dos el país es­tá re­tro­ce­dien­do a los vie­jos tiem­pos don­de el po­der lo con­cen­tra­ba un hom­bre y ade­más de mo­do au­to­ri­ta­rio.

Es­ta­mos regresando a los vie­jos tiem­pos autoritari­os de un so­lo per­so­na­je, es de­cir, el hi­per­pre­si­den­cia­lis­mo, el sis­te­ma pre­si­den­cia­lis­ta que es ma­ne­ja­do el PRI, don­de el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca man­da­ba so­bre el Po­der Le­gis­la­ti­vo y Ju­di­cial.

Re­cor­dó que la úl­ti­ma vez que hu­bo de­le­ga­dos, co­mo los pro­pu­so el hoy pre­si­den­te de Mé­xi­co, An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor, fue en el se­xe­nio de Car­los Sa­li­nas de Gor­ta­ri, los cua­les eje­cu­ta­ban los pro­gra­mas so­cia­les es­tric­ta­men­te ba­jo las ór­de­nes del en­ton­ces pre­si­den­te sin pa­sar por los go­ber­na­do­res.

El di­ri­gen­te pe­rre­dis­ta in­di­có que esa vi­sión cen­tra­lis­ta de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor po­ne en ries­go la de­mo­cra­cia, por lo que el PRD co­mo par­ti­do de opo­si­ción bus­ca­rá de­fen­der el fe­de­ra­lis­mo y el ré­gi­men de­mo­crá­ti­co de Mé­xi­co.

De par­te de los go­ber­na­do­res del PRD y alia­dos, agre­gó, hay dis­po­si­ción pa­ra tra­ba­jar con el pre­si­den­te, siem­pre y cuan­do ha­ya res­pe­to a sus fa­cul­ta­des co­mo au­to­ri­dad.

“Pe­di­mos que se res­pe­te el pac­to fe­de­ral, que no ge­ne­re un con­flic­to don­de no lo hay, por­que pre­si­den­te y go­ber­na­do­res pue­den tra­ba­jar de ma­ne­ra coor­di­na­da el te­ma de la se­gu­ri­dad y el te­ma de los pro­gra­mas so­cia­les; los go­ber­na­do­res se lo han ex­pre­sa­do, es­tán en to­da la dis­po­si­ción de tra­ba­jar de ma­ne­ra ins­ti­tu­cio­nal con el nue­vo pre­si­den­te, en­ton­ces só­lo es ge­ne­rar un con­flic­to en los es­ta­dos don­de no hay pro­ble­ma”.

La fi­gu­ra de los su­per­de­le­ga­dos rom­pe el pac­to fe­de­ral y re­pu­bli­cano por­que le quie­re qui­tar atri­bu­cio­nes a los go­ber­na­do­res”.

Án­gel Ávi­la Ro­me­ro • Na­ció el 26 de ju­lio en la Ciu­dad de Mé­xi­co en 1980• Es li­cen­cia­do en Cien­ciasPo­lí­ti­cas por la UNAMSe ha desem­pe­ña­do co­mo: • Pre­si­den­te del Con­se­jo Na­cio­nal del PRD• Se­cre­ta­rio ge­ne­ral del PRD• Pre­si­den­te na­cio­nal del PRD.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.