Va­mos a re­fres­car al sis­te­ma

Es ne­ce­sa­rio crear nue­vos par­ti­dos en Mé­xi­co, pues si­guen sien­do la vía pa­ra ac­ce­der al po­der, afir­ma

El Economista (México) - Los Políticos - - NUEVOS PARTIDOS - Por Li­dia Aris­ta Fo­to: Hu­go Sa­la­zar li­dia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx Rodolfo Higareda Coen

Pese a que el sis­te­ma de par­ti­dos po­lí­ti­cos es­tá en cri­sis, ha­ce cua­tro años en la Ciu­dad de Mé­xi­co se em­pe­zó a co­ci­nar un nue­vo pro­yec­to : Cam­bie­mos, una op­ción de cen­tro en el es­pec­tro po­lí­ti­co, que de­fien­da la de­mo­cra­cia, que sea una al­ter­na­ti­va de re­pre­sen­ta­ción pa­ra los me­xi­ca­nos que no se sien­ten iden­ti­fi­ca­dos con las si­glas tra­di­cio­na­les, plan­teó Rodolfo Higareda Coen.

En en­tre­vis­ta, el ex­priis­ta, quien jun­to con Ga­briel Qua­dri ha so­li­ci­ta­do an­te el INE el re­gis­tro de esa or­ga­ni­za­ción co­mo ins­ti­tu­to po­lí­ti­co, re­co­no­ce que el sis­te­ma de par­ti­dos atra­vie­sa por uno de sus peo­res mo­men­tos por­que na­die con­fía en ellos de­bi­do a que le fa­lla­ron a la gen­te, ade­más por­que sus lí­de­res só­lo bus­ca­ron be­ne­fi­cios, sin ofre­cer real­men­te so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas.

Pese a ello, plan­teó que es ne­ce­sa­rio crear nue­vos par­ti­dos en Mé­xi­co, pues, di­jo, si­guen sien­do la vía pa­ra ac­ce­der al po­der. En ese sen­ti­do, apun­tó, el sur­gi­mien­to de Cam­bie­mos per­si­gue re­fres­car al mis­mo sis­te­ma.

Otra de las ra­zo­nes de Cam­bie­mos, pun­tua­li­zó, es evi­tar la des­truc­ción de las ins­ti­tu­cio­nes que tan­to tra­ba­jo cos­ta­ron cons­truir an­te ries­go la­ten­te al te­ner un par­ti­do he­ge­mó­ni­co en el po­der que no só­lo con­tro­la el Eje­cu­ti­vo, tam­bién quie­re in­ter­ve­nir en los otros po­de­res.

Ex­pli­có que Cam­bie­mos no es el par­ti­do de Ga­briel Qua­dri o de Rodolfo Higareda, sino la pla­ta­for­ma de mu­chos me­xi­ca­nos que quie­ran un cam­bio pa­ra el país.

“Ga­briel Qua­dri y yo hi­ci­mos el plan­tea­mien­to de con­for­mar una po­lí­ti­ca de cen­tro, de ser una fuer­za fres­ca e in­te­li­gen­te en la que que­re­mos a la gen­te más pro­po­si­ti­va del país. Cam­bie­mos

Es­toy con­ven­ci­do de que Cam­bie­mos va a lle­nar ese gran va­cío de re­pre­sen­ta­ción que hoy te­ne­mos en Mé­xi­co (...) Hoy hay un sis­te­ma de par­ti­dos que no sir­ve, que no re­pre­sen­ta a na­die, que es un ni­do de co­rrup­tos”.

na­ce de un gru­po muy im­por­tan­te de em­pre­sa­rios que se acer­ca a no­so­tros, a quie­nes li­de­ra­mos es­te pro­yec­to. Nos di­cen en­ca­bé­cen­lo, nos gus­ta su pro­yec­to, con­ta­mos con us­te­des”.

Ex­pre­só que son em­pre­sa­rios de la in­dus­tria de la trans­for­ma­ción, fi­nan­cie­ros, de ser­vi­cios y de la cons­truc­ción los que res­pal­dan es­te pro­yec­to, pues es­tán preo­cu­pa­dos de que el país es­té go­ber­na­do por un par­ti­do, Mo­re­na, que no ejer­ce su prin­ci­pal fa­cul­tad: apli­car el Es­ta­do de De­re­cho.

Sin em­bar­go, di­jo, que más que re­pre­sen­tar a los em­pre­sa­rios, bus­can ser una op­ción de go­bierno pa­ra la cla­se me­dia, pa­ra los es­tu­dian­tes, pa­ra los tra­ba­ja­do­res, pa­ra los em­pren­de­do­res.

Des­ta­có que tie­nen cla­ro que Mé­xi­co pue­de com­ba­tir sus pro­ble­mas a tra­vés de dos vías: edu­ca­ción de ca­li­dad e im­pul­so a los em­pre­sa­rios pa­ra ge­ne­rar me­jo­res opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les.

“Es­toy con­ven­ci­do de que Cam­bie­mos va a lle­nar ese gran va­cío de re­pre­sen­ta­ción que hoy te­ne­mos en Mé­xi­co (...) Hoy hay un sis­te­ma de par­ti­dos que no sir­ve, que no re­pre­sen­ta a na­die, que es un ni­do de co­rrup­tos”.

Agre­gó que el men­sa­je que en­vió la so­cie­dad me­xi­ca­na el pa­sa­do 1 de ju­lio es que quie­re un cam­bio, pe­ro de ca­li­dad, don­de sus re­pre­sen­tan­tes sean ho­nes­tos y ofrez­can efi­cien­cia en el ejer­ci­cio de go­bierno.

NE­CE­SI­TA­MOS SÓ­LO PAR­TI­DOS RE­PRE­SEN­TA­TI­VOS

Rodolfo Higareda co­men­tó que, has­ta ha­ce al­gu­nos años, le bas­ta­ba a Mé­xi­co te­ner un sis­te­ma de tres par­ti­dos (PRI, PAN, PRD); sin em­bar­go, ya no es su­fi­cien­te, so­bre to­do si se con­si­de­ra que es­tas fuer­zas que fue­ron cas­ti­ga­das por co­rrup­tas es­tán di­vi­di­das o en cri­sis. Por ello, con­si­de­ró que quie­nes cum­plan con los requisitos que mar­ca el INE de­be­rían es­tar en la bo­le­ta elec­to­ral, pe­ro pa­ra man­te­ner­se de­be­rían ser real­men­te re­pre­sen­ta­ti­vos.

“Te­ne­mos que su­bir el mar­gen, te­ne­mos que su­bir los requisitos pa­ra una ver­da­de­ra re­pre­sen­ta­ción de los par­ti­dos, pa­ra que éstos ten­gan una ver­da­de­ra re­pre­sen­ta­ción so­cial. Aho­ri­ta es­tán exi­gien­do 3% en la pri­me­ra elec­ción pa­ra sub­sis­tir, pe­ro yo di­ría que al mí­ni­mo de­be­ría ser 10 por cien­to”.

Ex­pu­so que en la ta­rea de cum­plir los requisitos que es­ta­ble­ce la ley elec­to­ral pa­ra con­for­mar­se co­mo par­ti­do, re­cu­rri­rán a es­ta­ble­cer alian­zas con la so­cie­dad ci­vil y con los em­pre­sa­rios de las 32 en­ti­da­des del país.

Pa­ra quie­nes iden­ti­fi­can a Ga­briel Qua­dri con la ex­di­ri­gen­te del Sin­di­ca­to Na­cio­nal de Tra­ba­ja­do­res de la Edu­ca­ción, El­ba Est­her Gor­di­llo, ase­gu­ró que no se les pue­de li­gar por­que él acep­tó el vehícu­lo, pe­ro él era el pi­lo­to de la ofer­ta de Nue­va Alian­za.

Sos­tu­vo que un po­lí­ti­co se man­cha por ser co­rrup­to o por no cum­plir lo que pro­me­te, lo cual no es el ca­so de Qua­dri.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.