Me­jor dis­cu­ta­mos re­glas pa­ra par­ti­dos en con­jun­to

De­be cui­dar­se que con es­te ti­po de mo­di­fi­ca­cio­nes no se va­ya a pro­pi­ciar el de­bi­li­ta­mien­to del sis­te­ma de par­ti­dos, des­ta­ca la dipu­tada del PRD

El Economista (México) - Los Políticos - - FINANCIAMI­ENTO-A PARTIDOS - Por Die­go Ba­di­llo die­go.ba­di­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

La coor­di­na­do­ra del PRD en la Cá­ma­ra de Dipu­tados, Ve­ró­ni­ca Juá­rez Pi­ña, plan­teó que de­be­ría abrir­se un im­pas­se en la dis­cu­sión de la ini­cia­ti­va pa­ra re­du­cir el fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co a los par­ti­dos pre­sen­ta­da por Mo­re­na, con el ob­je­ti­vo de ha­cer una re­for­ma in­te­gral al mar­co ju­rí­di­co que re­gu­lan los pro­ce­sos elec­to­ra­les en el país.

En en­tre­vis­ta, ex­pli­có que ade­más de ana­li­zar­se con cui­da­do el asun­to re­la­cio­na­do con la can­ti­dad de pre­su­pues­to pú­bli­co que se des­ti­na a los par­ti­dos pa­ra sus gas­tos or­di­na­rios (mo­ti­vo de la ini­cia­ti­va im­pul­sa­da por Mo­re­na en el Con­gre­so), de­be­ría apro­ve­char­se pa­ra ana­li­zar si es­tá fun­cio­nan­do o no el sis­te­ma de co­mu­ni­ca­ción po­lí­ti­ca, par­ti­cu­lar­men­te el uso de los spots en ra­dio y te­le­vi­sión en pe­rio­dos elec­to­ra­les.

De lo que se tra­ta, aña­dió, es ha­cer más efi­cien­te el mar­co ju­rí­di­co que nor­man a los par­ti­dos y a los pro­ce­sos elec­to­ra­les. Por eso es ne­ce­sa­rio ana­li­zar dis­tin­tas ini­cia­ti­vas re­la­cio­na­das con esos te­mas, in­clu­so al­gu­nas que tie­nen que ver con pro­ce­sos elec­to­ra­les lo­ca­les con el fin de es­tu­diar si es ne­ce­sa­rio ha­cer ho­mo­lo­ga­cio­nes.

Des­de su pers­pec­ti­va, no hay las con­di­cio­nes co­mo pa­ra que en el ac­tual pe­rio­do or­di­na­rio de se­sio­nes de la Cá­ma­ra de Dipu­tados va­ya a dic­ta­mi­nar­se y po­ner­se a con­si­de­ra­ción del pleno, de­bi­do a la car­ga de tra­ba­jo que se tie­ne en ese cuer­po co­le­gia­do.

En ese sen­ti­do, ex­pu­so que esa si­tua­ción pue­de apro­ve­char­se pa­ra te­ner un ma­yor mar­gen de aná­li­sis y to­mar­se en con­si­de­ra­ción las ob­ser­va­cio­nes y apor­ta­cio­nes que pu­die­ran ha­cer­se no só­lo por par­te de los le­gis­la­do­res re­pre­sen­ta­das en las co­mi­sio­nes a la que fue tur­na­da la ini­cia­ti­va, sino a otras vo­ces de la so­cie­dad me­dian­te un es­que­ma de par­la­men­to abier­to, co­mo se ha uti­li­za­do pa­ra pro­ce­sar otras ini­cia­ti­vas re­cien­te­men­te.

Con ello, po­día­mos es­cu­char dis­tin­tas pro­pues­tas que ven­gan a en­ri­que­cer el de­ba­te y po­der to­mar una de­fi­ni­ción me­jor in­for­ma­dos y con ello se abre la po­si­bi­li­dad de cons­truir me­jo­res con­sen­sos.

Lla­mó la aten­ción en que de­be to­mar­se en cuen­ta que ac­tual­men­te se con­tem­pla que los par­ti­dos ope­ran ma­yo­ri­ta­ria­men­te con re­cur­sos pú­bli­cos, por­que con ello se bus­ca que no es­tén su­je­tos a in­tere­ses par­ti­cu­la­res o de gru­po que aten­ten con­tra su ob­je­ti­vo co­mo en­ti­da­des de in­te­rés pú­bli­co.

Fue en­fá­ti­ca en se­ña­lar que en otras le­gis­la­tu­ras le­gis­la­do­res pe­rre­dis­tas han im­pul­sa­do ini­cia­ti­vas de re­for­mas le­ga­les en ese sen­ti­do. No­so­tros he­mos es­ta­do com­pro­me­ti­dos con la trans­pa­ren­cia que de­ben te­ner los par­ti­dos con el uso de los re­cur­sos pú­bli­cos, ase­ve­ró.

Tam­bién acla­ró que en es­tos mo­men­tos los dipu­tados del PRD ana­li­zan la ini­cia­ti­va de Mo­re­na, por­que tam­bién es­tán preo­cu­pa­dos por­que los par­ti­dos po­lí­ti­cos ten­gan los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra se­guir cum­plien­do su ta­rea co­mo en­tes pú­bli­cos.

Asi­mis­mo, des­ta­có que se tie­ne que cui­dar que con es­te ti­po de mo­di­fi­ca­cio­nes al mar­co le­gal no se va­ya a pro­pi­ciar el de­bi­li­ta­mien­to del sis­te­ma de par­ti­dos; que no se pre­ten­da des­apa­re­cer al con­tra­rio, sino que se pro­cu­ren los equi­li­brios ne­ce­sa­rios pa­ra que se desa­rro­llen con­tien­das elec­to­ra­les equi­ta­ti­vas, en igual­dad de con­di­cio­nes.

In­di­có que de lo que se tra­ta es que to­dos los par­ti­dos, sin im­por­tar su ta­ma­ño, pue­dan ha­cer lle­gar sus pro­pues­tas a los ciu­da­da­nos en igual­dad de con­di­cio­nes.

“Es­pe­ro que es­ta ini­cia­ti­va que aho­ra pre­sen­ta Mo­re­na no sea una ini­cia­ti­va mal in­ten­cio­na­da pa­ra, en nom­bre de la aus­te­ri­dad, achi­car o que­rer des­apa­re­cer a sus opo­nen­tes”.

La dipu­tada fe­de­ral con­si­de­ró que es va­lio­so pro­te­ger a las mi­no­rías por­que for­ta­le­cen cual­quier de­mo­cra­cia.

Es muy im­por­tan­te que pue­dan es­tar re­pre­sen­ta­das en los ór­ga­nos don­de se de­fi­nen las po­lí­ti­cas pú­bli­cas. En el Con­gre­so de la Unión son in­dis­pen­sa­bles, por­que ahí se ana­li­zan dis­tin­tas pro­pues­tas y se en­ri­que­cen con dis­tin­tas ideas.

En su opi­nión, las mi­no­rías han si­do fun­da­men­ta­les en la his­to­ria de­mo­crá­ti­ca del país, por­que no só­lo per­mi­tie­ron abrir el sis­te­ma de par­ti­do he­ge­mó­ni­co, sino que con­tri­bu­ye­ron a ha­cer po­si­ble la al­ter­nan­cia del par­ti­do en el go­bierno.

Fo­to: afp

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.