Al sin­di­ca­to lo que le in­tere­sa es dis­po­ner de pla­zas

El SI­TUAM exi­ge al­re­de­dor de 400 pues­tos, ya sea pa­ra ven­der­los has­ta en 100,000 pe­sos o pa­ra que sea co­lo­ca­da gen­te afín, ase­gu­ra

El Economista (México) - Los Políticos - - CONFLICTO SINDICAL - Por Li­dia Aris­ta y Die­go Ba­di­llo los­po­li­ti­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

La in­men­sa ma­yo­ría de los aca­dé­mi­cos no es­ta­mos en el SI­TUAM, aun­que el SI­TUAM di­ce que nos re­pre­sen­ta”. Telésforo NA­VA, aca­dé­mi­co e in­ves­ti­ga­dor en el área de Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma Me­tro­po­li­ta­na (UAM-Iz­ta­pa­la­pa).

El pa­sa­do 1 de fe­bre­ro es­ta­lló la huel­ga en la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de Mé­xi­co (UAM), 11 años des­pués del pa­ro más lar­go de su his­to­ria, el Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res In­de­pen­dien­tes de esa ca­sa de es­tu­dios (SI­TUAM) col­gó las ban­de­ras ro­ji­ne­gras y de­man­dó un in­cre­men­to de 20% en el sa­la­rio de los tra­ba­ja­do­res uni­ver­si­ta­rios, la aten­ción de vio­la­cio­nes al con­tra­to co­lec­ti­vo y otras me­jo­ras la­bo­ra­les. A pe­sar de ha­ber­se rea­li­za­do va­rias me­sas de ne­go­cia­ción, los acuer­dos se “em­pan­ta­na­ron” por­que ni el SI­TUAM ni las au­to­ri­da­des de la uni­ver­si­dad ce­dían en las de­man­das, so­bre to­do en otor­gar 400 pla­zas a la di­ri­gen­cia sin­di­cal que se afir­ma son pa­ra ven­der­las en 100,000 pe­sos o co­lo­car gen­te afín.

En su his­to­ria, la UAM ha te­ni­do 17 huel­gas; la del 2008 du­ró 64 días y era con­si­de­ra­da la más lar­ga; sin em­bar­go, la ini­cia­da la pri­me­ra se­ma­na de fe­bre­ro ya su­ma 81 días. Al­re­de­dor de 58,000 alum­nos de li­cen­cia­tu­ra y pos­gra­do son afec­ta­dos y 3,000 aca­dé­mi­cos es­tán sin dar cla­ses, pe­ro ade­más au­men­ta el ries­go de per­der­se el trimestre.

Has­ta la se­ma­na pa­sa­da, se ha­bían rea­li­za­do 11 me­sas de ne­go­cia­ción con 280 pro­yec­tos de acuer­do.

Ini­cial­men­te, el SI­TUAM pi­dió el in­cre­men­to de 20% di­rec­to al sa­la­rio y 20% al ta­bu­la­dor. Sin em­bar­go, las au­to­ri­da­des uni­ver­si­ta­rias, ofre­cie­ron 3.35% de au­men­to al sa­la­rio y 3.0% al ta­bu­la­dor, lo cual no fue acep­ta­do por el sin­di­ca­to.

De acuer­do con el aca­dé­mi­co e in­ves­ti­ga­dor en el área de Cien­cias So­cia­les de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma Me­tro­po­li­ta­na (UAM-Iz­ta­pa­la­pa), Telésforo Na­va, lo que ha obs­ta­cu­li­za­do la con­clu­sión de la huel­ga es un te­ma de pla­zas.

Ex­pli­có que el SI­TUAM quie­re ac­ce­der a al­re­de­dor de 400 pues­tos ya sea pa­ra ven­der­los o pa­ra que sea co­lo­ca­da gen­te afín al sin­di­ca­to, co­mo ha su­ce­di­do con an­te­rio­ri­dad.

“En el 2008 la bu­ro­cra­cia sin­di­cal tam­bién dio un nú­me­ro de pla­zas por­que ca­da pla­za la ven­den en al­re­de­dor de 100,000 pe­sos. Pa­ra ellos, en una re­vi­sión es cla­ve ob­te­ner pla­zas y el au­men­to a las par­ti­das que di­rec­ta­men­te le dan al sin­di­ca­to y que la bu­ro­cra­cia ma­ne­ja dis­cre­cio­nal­men­te co­mo lo es la par­ti­da pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción del sin­di­ca­to, pa­ra el Día de la Ma­dre, pa­ra el Día de Re­yes, pa­ra la fies­ta del sin­di­ca­to, et­cé­te­ra”.

En ese sen­ti­do, plan­teó que pu­die­ra ser que la ne­go­cia­ción en­tre el SI­TUAM y las au­to­ri­da­des de la uni­ver­si­dad ter­mi­ne con un in­cre­men­to de 3% di­rec­to al sa­la­rio, pe­ro pa­ra las par­ti­das del sin­di­ca­to se les dé has­ta 25 por cien­to.

El tam­bién ana­lis­ta po­lí­ti­co con­si­de­ró que las au­to­ri­da­des en­car­ga­das de las ne­go­cia­cio­nes no tie­nen ex­pe­rien­cia su­fi­cien­te pa­ra tra­tar con el sin­di­ca­to, por lo que el se­cre­ta­rio del SI­TUAM, Jor­ge Do­ra­ntes, exi­ge y exi­ge.

En la pri­me­ra me­sa, el sin­di­ca­to ame­na­za con no pa­rar la huel­ga y la au­to­ri­dad les di­ce: “Les doy 60 pla­zas. Ahí el ar­te de la ne­go­cia­ción”, la con­tra­par­te (el sin­di­ca­to) de­cía: “Ya los te­ne­mos con­tra la pa­red, eso los en­va­len­to­nó”.

Al res­pec­to, se­ña­ló que po­co a po­co ha subido el nú­me­ro de pla­zas que exi­gen ob­te­ner. Al pa­re­cer, di­jo, la au­to­ri­dad es­tá por ce­der en otor­gar al­re­de­dor de 250 pla­zas; sin em­bar­go, el sin­di­ca­to quie­re 400. Re­cor­dó que la ob­ten­ción de pla­zas siem­pre ha es­ta­do en el in­te­rés del sin­di­ca­to. Una mues­tra, di­jo, es que en la UAM Iz­ta­pa­la­pa se abrió un se­gun­do pi­so en el co­me­dor pa­ra aten­der la de­man­da de ser­vi­cio por par­te de los es­tu­dian­tes, sin em­bar­go no pu­do ope­rar por­que el sin­di­ca­to exi­gió 60 pla­zas.

EL SI­TUAM NO RE­PRE­SEN­TA A TO­DOS LOS TRA­BA­JA­DO­RES

El 4 de mar­zo de 1975 sur­gió el Sin­di­ca­to In­de­pen­dien­te de Tra­ba­ja­do­res de la UAM co­mo una or­ga­ni­za­ción mix­ta que in­cluía a tra­ba­ja­do­res aca­dé­mi­cos y ad­mi­nis­tra­ti­vos. Hoy en la ca­sa de es­tu­dios la­bo­ran al­re­de­dor de 3,000 aca­dé­mi­cos y 6,000 ad­mi­nis­tra­ti­vos, sin em­bar­go, la ma­yo­ría de los pri­me­ros aban­do­nó su fi­lia­ción al sin­di­ca­to.

De acuer­do con Na­va, al­re­de­dor de una sex­ta par­te (500) aca­dé­mi­cos son sin­di­ca­li­za­dos del SI­TUAM, pe­ro la ma­yo­ría de és­tos son pro­fe­so­res even­tua­les.

La in­men­sa ma­yo­ría de los aca­dé­mi­cos no es­ta­mos en el SI­TUAM, aun­que el SI­TUAM di­ce que nos re­pre­sen­ta. Le­gal­men­te es el que tie­ne el con­tra­to, pe­ro la le­gi­ti­mi­dad no la tie­ne por­que muy po­qui­tos aca­dé­mi­cos lle­gan a ir una reunión sin­di­cal.

In­di­có que del per­so­nal ad­mi­nis­tra­ti­vo, la ma­yo­ría for­ma par­te de ese sin­di­ca­to, pe­ro es por­que pa­ra tra­ba­jar pa­ra la UAM es ne­ce­sa­rio “pa­sar por el sin­di­ca­to”.

Pa­ra en­trar a tra­ba­jar hay que es­tar en el sin­di­ca­to, pa­ra ha­cer ges­to­ría de pres­ta­cio­nes hay que ha­cer­lo vía el sin­di­ca­to, pa­ra as­cen­sos vía sin­di­ca­to, pa­ra me­ter a tra­ba­jar a un fa­mi­liar se ha­ce vía el sin­di­ca­to, de ahí la fuer­za que tie­ne esa or­ga­ni­za­ción, di­jo.

Fo­to: cuartoscur­o

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.