Es­ta­do in­se­gu­ro y ja­ro­cho

El man­da­ta­rio de Ve­ra­cruz no ha po­di­do ar­ti­cu­lar una bue­na re­la­ción con las fuer­zas po­lí­ti­cas del es­ta­do, ni si­quie­ra en­tre los dipu­tados y pre­si­den­tes mu­ni­ci­pa­les de su par­ti­do

El Economista (México) - Los Políticos - - VERACRUZ -

El se­cues­tro, la ex­tor­sión y los fe­mi­ni­ci­dios se han dis­pa­ra­do en Ve­ra­cruz, por arri­ba del pro­me­dio na­cio­nal, lo que ha ge­ne­ra­do una si­tua­ción de cri­sis de vio­len­cia e in­se­gu­ri­dad en el es­ta­do que pa­re­ce des­bor­dar­se ha­cia otras es­fe­ras de la vi­da pú­bli­ca de esa en­ti­dad.

En ese mar­co, el go­ber­na­dor Cuitláhuac Gar­cía, quien asu­mió el car­go el 1 de di­ciem­bre pa­sa­do, pa­re­ce no en­con­trar la for­ma de re­ver­tir la si­tua­ción. Sus opo­si­to­res lo acu­san de eli­mi­nar la es­tra­te­gia im­ple­men­ta­da en la ad­mi­nis­tra­ción an­te­rior, sin po­ner en mar­cha una nue­va. El pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor le ha ma­ni­fes­ta­do pú­bli­ca­men­te su res­pal­do, por­que, ase­gu­ra, “es una gen­te ho­nes­ta”; sin em­bar­go, di­fe­ren­tes sec­to­res del es­ta­do le exi­gen efi­cien­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.