Le­yes se­cun­da­rias no de­ben le­gis­lar­se al va­por

Pa­ra dis­mi­nuir la vio­len­cia, tam­bién se re­quie­re de una po­lí­ti­ca cri­mi­nal y del for­ta­le­ci­mien­to de po­li­cías lo­ca­les, des­ta­ca la di­rec­to­ra de Mé­xi­co Eva­lúa

El Economista (México) - Los Políticos - - GUARDIA NACIONAL - Por Li­dia Aris­ta li­dia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

Aun­que no se cui­da­ron las for­mas pa­ra po­ner en mar­cha la Guar­dia Na­cio­nal en al­gu­nos mu­ni­ci­pios del país, sus le­yes se­cun­da­rias no de­ben ser apro­ba­das al va­por, plan­teó Ed­na Jai­me.

La di­rec­to­ra de la or­ga­ni­za­ción Mé­xi­co Eva­lúa ex­pu­so que ya que es­ta ad­mi­nis­tra­ción to­mó la de­ci­sión de des­man­te­lar la Po­li­cía Fe­de­ral, que es el es­fuer­zo de cons­truc­ción ins­ti­tu­cio­nal más avan­za­do que ha­bía te­ni­do Mé­xi­co en el ám­bi­to de la se­gu­ri­dad, pa­ra crear la Guar­dia Na­cio­nal, a es­te cuer­po po­li­cia­co hay que dar­le un buen mar­co le­gal, pa­ra lo cual es im­por­tan­te que los le­gis­la­do­res se to­men el tiem­po ne­ce­sa­rio pa­ra dis­cu­tir y, en su ca­so, apro­bar la Ley Or­gá­ni­ca de la Guar­dia Na­cio­nal, la Ley de Uso de la Fuer­za y la Ley del Re­gis­tro Na­cio­nal de De­ten­cio­nes.

“Si va­mos a des­man­te­lar la Po­li­cía Fe­de­ral por es­te nue­vo cuer­po de se­gu­ri­dad, tie­ne que su­mar, que ge­ne­rar más va­lor a los me­xi­ca­nos a tra­vés de que su desem­pe­ño es­té ali­nea­do a bue­nas prác­ti­cas, con res­pe­to a de­re­chos hu­ma­nos, con buen en­tre­na­mien­to pa­ra pre­ve­nir el de­li­to”.

En su opi­nión, en las le­yes se­cun­da­rias de la Guar­dia Na­cio­nal de­be que­dar cla­ro cuá­les se­rán los in­cen­ti­vos co­rrec­tos pa­ra que es­te nue­vo cuer­po po­li­cía­co pue­da te­ner un desa­rro­llo ins­ti­tu­cio­nal só­li­do, có­mo se for­ma­rá a los in­te­gran­tes de la guar­dia, có­mo in­ter­ac­tua­rá con otros cuer­pos de se­gu­ri­dad en otros ám­bi­tos de go­bierno, cuál se­rá el en­tre­na­mien­to de sus ele­men­tos pa­ra que el en­fo­que sea de ser­vi­cio al ciu­da­dano y que pre­va­lez­ca la pers­pec­ti­va del res­pe­to a los de­re­chos hu­ma­nos.

“Te­ne­mos fren­te a no­so­tros una ta­rea mo­nu­men­tal. Crear un cuer­po de se­gu­ri­dad no es cues­tión de un se­xe­nio, es cues­tión qui­zá de una ge­ne­ra­ción. Es pro­ble­má­ti­co que ca­da cam­bio de se­xe­nio es­te­mos en­sa­yan­do co­sas di­fe­ren­tes”, ex­pre­só.

Res­pec­to a la es­tra­te­gia del go­bierno de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor pa­ra en­fren­tar el pro­ble­ma de in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca, la di­rec­to­ra de Mé­xi­co Eva­lúa se­ña­ló que tie­nen iden­ti­fi­ca­do que és­ta tie­ne dos ejes: la im­ple­men­ta­ción de pro­gra­mas so­cia­les y la crea­ción de la Guar­dia Na­cio­nal; sin em­bar­go, di­jo que pa­ra dis­mi­nuir la vio­len­cia tam­bién se re­quie­re de una po­lí­ti­ca cri­mi­nal y del for­ta­le­ci­mien­to de po­li­cías lo­ca­les.

“El pre­si­den­te con­fía en es­tos dos bra­zos de lo que pue­de ser una es­tra­te­gia, ahí es­tá po­nien­do su apues­ta”.

Sos­tu­vo que la en­tra­da en ope­ra­ción de la Guar­dia Na­cio­nal es un ele­men­to que con­tri­bui­rá a dis­mi­nuir el pro­ble­ma de in­se­gu­ri­dad y vio­len­cia por el que atra­vie­sa el país, pe­ro hay que te­ner muy cla­ro que no es el úni­co.

Nos equi­vo­ca­ría­mos te­rri­ble­men­te si pen­sa­mos que sim­ple­men­te el des­plie­gue de la guar­dia, si es que se lo­gra un pro­ce­so de ca­pa­ci­ta­ción e in­te­gra­ción, si es que te­ne­mos una im­ple­men­ta­ción exi­to­sa, es ape­nas un ins­tru­men­to. Nos fal­ta te­ner mu­cho más.

In­di­có que, en el Plan Na­cio­nal de Desa­rro­llo, el go­bierno de An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor in­clu­ye otras ac­cio­nes co­mo ge­ne­rar una po­lí­ti­ca de pre­ven­ción del de­li­to, lo cual es po­si­ti­vo, por­que pa­ra com­ba­tir la in­se­gu­ri­dad no só­lo bas­tan los pro­gra­mas so­cia­les.

Los pro­gra­mas, di­jo, pue­den te­ner una re­per­cu­sión en la re­duc­ción del de­li­to o de la vio­len­cia, pe­ro real­men­te ne­ce­si­ta­mos con­fec­cio­nar po­lí­ti­cas de pre­ven­ción que atien­dan fac­to­res de ries­go.

Lla­mó la aten­ción en que, has­ta aho­ra, el go­bierno no ha­ya ex­pues­to un plan cla­ro en ma­te­ria de jus­ti­cia. Si bien el pre­si­den­te ha­bla de aca­bar con la im­pu­ni­dad, no ha he­cho men­ción a los ins­tru­men­tos con los que pre­ten­de con­se­guir ese ob­je­ti­vo.

Ne­ce­si­ta­mos un apa­ra­to de jus­ti­cia que me­jo­re la ca­li­dad de la jus­ti­cia que se im­par­te, que ten­ga más ca­pa­ci­dad, que ten­ga más ope­ra­do­res en­tre­na­dos, que el Sis­te­ma Acu­sa­to­rio Ad­ver­sa­rial se con­so­li­de y hay que ver qué se pro­po­ne res­pec­to al sis­te­ma pe­ni­ten­cia­rio (…) Creo que to­da­vía hay ca­bos suel­tos, su apues­ta es­tá di­ri­gi­da a la Guar­dia Na­cio­nal.

UN MO­DE­LO CEN­TRA­LIS­TA NO FUN­CIO­NA­RÁ

Ed­na Jai­me plan­teó que en me­ses de­ben ver­se los pri­me­ros re­sul­ta­dos de la es­tra­te­gia del go­bierno fe­de­ral pa­ra com­ba­tir el pro­ble­ma de in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

Se­ña­ló que si bien el pre­si­den­te dio un pla­zo de seis me­ses pa­ra que se re­vier­ta la ten­den­cia, si ello no su­ce­de, esos ya se­rán nú­me­ros ad­ju­di­ca­bles a su ad­mi­nis­tra­ción.

En el arran­que de es­ta ad­mi­nis­tra­ción, he­mos te­ni­do mu­cha vio­len­cia. El pre­si­den­te di­ce que es un pro­ble­ma he­re­da­do. Él se pu­so seis me­ses pa­ra dar re­sul­ta­dos, así que va­mos a es­pe­rar seis me­ses, por­que en ese mo­men­to ya van a ser los muer­tos del pre­si­den­te Ló­pez Obra­dor.

In­di­có que, si no hay re­sul­ta­dos en seis me­ses, el pre­si­den­te ten­drá que dar ex­pli­ca­cio­nes y ser más con­vin­cen­te del por qué la si­tua­ción no se es­tá re­vir­tien­do.

Ma­ni­fes­tó que, ade­más de con­tar con una po­lí­ti­ca cri­mi­nal, es­te go­bierno de­be em­pren­der una po­lí­ti­ca de coor­di­na­ción en­tre los tres ni­ve­les de go­bierno, ya que de lo con­tra­rio no se ten­drán los re­sul­ta­dos es­pe­ra­dos.

“El pre­si­den­te no pue­de so­lo, la Fe­de­ra­ción no pue­de so­la. Un mo­de­lo de aten­ción a la se­gu­ri­dad cen­tra­li­za­do no va a dar re­sul­ta­dos. Lo que he­mos es­tu­dia­do en Mé­xi­co Eva­lúa es que, a par­tir de la aten­ción de fac­to­res en lo lo­cal, es co­mo se pue­den ir cons­tru­yen­do co­mu­ni­da­des se­gu­ras”.

Un fac­tor más, di­jo, es in­dis­pen­sa­ble cons­truir po­li­cías lo­ca­les, por­que es aquí don­de se en­cuen­tra el es­la­bón más dé­bil pa­ra cons­truir con­di­cio­nes de se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

Ed­na Jai­me Tre­vi­ño • Es li­cen­cia­da en Cien­cia Po­lí­ti­ca por el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co Au­tó­no­mo de Mé­xi­co. Se ha desem­pe­ña­do co­mo: • Fun­da­do­ra y di­rec­to­ra ge­ne­ral de Mé­xi­co Eva­lúa. • Di­rec­to­ra del Cen­tro de In­ves­ti­ga­ción pa­ra el Desa­rro­llo.

Crear un cuer­po de se­gu­ri­dad no es cues­tión de un se­xe­nio, es cues­tión qui­zá de una ge­ne­ra­ción. Es pro­ble­má­ti­co que ca­da cam­bio de se­xe­nio es­te­mos en­sa­yan­do co­sas di­fe­ren­tes”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.