HA­BRÁ EFEC­TO AMLO

El Economista (México) - Los Políticos - - ELECCIONES 2019-BAJA CALIFORNIA -

Des­de 1989, la pe­lea por la gu­ber­na­tu­ra de Ba­ja Ca­li­for­nia ha si­do en­tre PAN y PRI, sin em­bar­go, és­ta se­rá la pri­me­ra oca­sión en la que el Re­vo­lu­cio­na­rio Ins­ti­tu­cio­nal no es­té en la lu­cha real por la com­pe­ten­cia, es­to de­ri­va­do de la cri­sis por la que atra­vie­sa lue­go de los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes del 2018. Su can­di­da­to, En­ri­que Acos­ta Fre­go­so, no ha lo­gra­do des­pe­gar en la con­tien­da, al me­nos así lo re­fle­jan las en­cues­tas que co­lo­can al priis­ta en un le­jano quin­to lu­gar en la com­pe­ten­cia. Por ello no se des­car­ta que sus vo­tos pu­die­ran ser pa­ra el PAN.

Quien ocu­pa el ter­cer si­tio en la con­tien­da es Jai­me Mar­tí­nez Ve­loz, que pri­me­ro bus­có la no­mi­na­ción de Mo­re­na a la gu­ber­na­tu­ra y des­pués a la pre­si­den­cia mu­ni­ci­pal de Ti­jua­na. En am­bas ob­tu­vo un no por res­pues­ta, por lo que de­jó el par­ti­do y acep­tó la no­mi­na­ción del PRD pa­ra con­ten­der por la ti­tu­la­ri­dad del Eje­cu­ti­vo es­ta­tal.

Pe­se a ha­cer una cam­pa­ña pe­gán­do­le al pun­te­ro y al ac­tual go­ber­na­dor y ofre­cer un go­bierno ciu­da­dano, Mar­tí­nez Ve­loz no ha lo­gra­do des­pe­gar. Se ubi­ca en un le­jano ter­cer si­tio en las en­cues­tas de intención del vo­to.

En el 2018, Mo­re­na tu­vo su pri­mer com­pe­ten­cia en Ba­ja Ca­li­for­nia, cuan­do se vo­tó por pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, dipu­tados fe­de­ra­les y se­na­do­res. En esa con­tien­da, los nú­me­ros fa­vo­re­cie­ron al par­ti­do sur­gi­do en el 2014. En la vo­ta­ción pa­ra pre­si­den­te, Ló­pez Obra­dor ob­tu­vo 671,599 vo­tos, se­gui­do por el can­di­da­to de la coa­li­ción Por Mé­xi­co al Fren­te, Ri­car­do Ana­ya, con 205,747 su­fra­gios, pero ade­más ga­nó la se­na­du­ría en dispu­ta y los dis­tri­tos elec­to­ra­les en jue­go.

Se­gún Fe­li­ciano Cas­tro, se pre­vé que el efec­to Ló­pez Obra­dor con­cre­te la pri­me­ra gu­ber­na­tu­ra en el nor­te del país pa­ra Mo­re­na.

Si bien en el caso de la gu­ber­na­tu­ra prác­ti­ca­men­te es un he­cho el triun­fo de Mo­re­na, a ni­vel mu­ni­ci­pal no es así, pues las con­fron­ta­cio­nes in­ter­nas en el par­ti­do le po­drían co­brar fac­tu­ra. Tal es el caso de Ti­jua­na, en la que vi­ven 1 mi­llón 641,570, lo que la con­vier­te en la ciu­dad más po­bla­da. Ahí Mo­re­na no qui­so a Jai­me Mar­tí­nez Ve­loz co­mo su can­di­da­to, por lo que és­te se fue al PRD. El par­ti­do es­car­la­ta postuló a Ar­tu­ro Gon­zá­lez Cruz; sin em­bar­go, de acuer­do con al­gu­nas en­cues­tas, quien en­ca­be­za las pre­fe­ren­cias es el aban­de­ra­do del PRD, Ju­lián Ley­zao­la Pé­rez.

Un es­ce­na­rio si­mi­lar su­ce­de en el se­gun­do mu­ni­ci­pio más po­bla­do de Ba­ja Ca­li­for­nia, Me­xi­ca­li, ahí la com­pe­ten­cia fuer­te se­rá en­tre Ma­ría del Pi­lar Ávi­la y Gus­ta­vo Sán­chez, la pri­me­ra pos­tu­la­da por Mo­re­na y el se­gun­do por el PAN. El pa­nis­ta es­tá en bus­ca de la re­elec­ción, por lo que se vis­lum­bra una con­tien­da muy ce­rra­da en la jor­na­da elec­to­ral del 2 de junio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.