Su­ma ya a 40% de sin­di­ca­li­za­dos

Lo que fue el lla­ma­do Mo­vi­mien­to de Re­ge­ne­ra­ción Nacional Obre­ro Sin­di­cal (Mo­re­nos) se trans­for­mó en un nue­vo sin­di­ca­to de Pe­mex

El Economista (México) - Los Políticos - - FRENTE A FRENTE-SINDICATOS DE PEMEX - Por Li­dia Arista li­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

El pa­sa­do 26 de mar­zo, la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Re­gis­tro de Aso­cia­cio­nes de la Se­cre­ta­ría del Tra­ba­jo y Pre­vi­sión So­cial (STPS) en­tre­gó la to­ma de no­ta al Sin­di­ca­to Pe­tro­le­ros de Mé­xi­co, con lo que se con­vir­tió en la pri­me­ra or­ga­ni­za­ción gre­mial de Pe­mex que no es afín al PRI. Su se­cre­ta­ria ge­ne­ral es Yo­lan­da Mo­ra­les Iz­quier­do, una ta­bas­que­ña que in­gre­só a la pa­ra­es­ta­tal co­mo se­cre­ta­ria ta­qui­me­ca­nó­gra­fa, quien no só­lo va por el res­ca­te de la em­pre­sa, sino tam­bién por el contrato co­lec­ti­vo que des­de ha­ce 25 años es­tá en el con­trol de Car­los Ro­me­ro Deschamps.

En el 2016 se co­men­zó la ges­ta­ción del Pe­tro­mex; sus fun­da­do­res son los oa­xa­que­ños Óscar So­lór­zano y Luis Zá­ra­te. Fue en Sa­li­na Cruz, Oa­xa­ca, don­de So­lór­zano ini­ció el re­co­rri­do por el país a fin de bus­car a los di­si­den­tes y a cual­quier tra­ba­ja­dor pe­tro­le­ro que qui­sie­ra de­mo­cra­ti­zar el sin­di­ca­to, pues ba­jo las dé­ca­das del se­cre­ta­ria­do de Ro­me­ro Deschamps se ha­bían co­me­ti­do irre­gu­la­ri­da­des co­mo ven­ta de pla­zas, aco­so se­xual, vio­la­cio­nes, co­bro de pi­so, re­pre­sión y ro­bo de cuo­tas.

Al ini­cio, esa or­ga­ni­za­ción se de­no­mi­nó Mo­vi­mien­to de Re­ge­ne­ra­ción Nacional Obre­ro Sin­di­cal (Mo­re­nos) y fue has­ta octubre del 2018 cuan­do se anun­ció su intención de con­for­mar­se co­mo nue­vo sin­di­ca­to. Una de sus pre­mi­sas es aca­bar con el rei­na­do de Car­los Ro­me­ro Deschamps, quien es­tá al fren­te del sin­di­ca­to des­de 1993 y quien ha si­do de­nun­cia­do por di­ver­sos ac­tos de co­rrup­ción.

Pa­ra ello, Pe­tro­mex tie­ne cla­ro que no bas­ta con ha­ber ob­te­ni­do el nú­me­ro de re­gis­tro 7,016 en la STPS, por lo que van por el contrato co­lec­ti­vo.

A unas se­ma­nas de ha­ber ob­te­ni­do su to­ma de no­ta, cuen­tan con 40,000 preafi­lia­cio­nes y, en los pró­xi­mos me­ses, rea­li­za­rán una cam­pa­ña en la que bus­can agre­miar a la ma­yo­ría de los 93,000 tra­ba­ja­do­res y 52,000 pen­sio­na­dos que hoy es­tán en el Sin­di­ca­to de Tra­ba­ja­do­res Pe­tro­le­ros de la Re­pú­bli­ca Me­xi­ca­na (STPRM), mu­chos de los cua­les nun­ca die­ron su aval pa­ra ser sin­di­ca­li­za­dos.

Pa­ra lo­grar las afi­lia­cio­nes, Pe­tro­mex de­be­rá ha­cer fren­te a las ame­na­zas que es­tán re­ci­bien­do quie­nes han ma­ni­fes­ta­do su intención por afi­liar­se al nue­vo sin­di­ca­to de Pe­mex. “Si te afi­lias a Pe­tro­mex, vas a per­der tus de­re­chos, vas a per­der el es­ca­la­fón, tu an­ti­güe­dad o tu fi­cha, que es una mar­ca cuan­do en­tras a Pe­mex”.

Aun­que Pe­tro­mex no coin­ci­de con la estructura tra­di­cio­nal de los sin­di­ca­tos en la que son en­ca­be­za­dos por un se­cre­ta­rio ge­ne­ral, pa­ra cum­plir con los re­qui­si­tos de­sig­nó a Yo­lan­da Mo­ra­les Iz­quier­do, pero las decisiones se­rán to­ma­das de ma­ne­ra co­lec­ti­va.

Mo­ra­les Iz­quier­do es una tra­ba­ja­do­ra ori­gi­na­ria de Ta­bas­co, tie­rra na­tal del pre­si­den­te An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor. Ha­ce 30 años in­gre­só a Pe­mex en el pues­to de se­cre­ta­ria ta­qui­me­ca­nó­gra­fa y se le otor­gó al fi­cha 193,952.

En en­tre­vis­ta, Yo­li, co­mo es co­no­ci­da la li­de­re­sa de Pe­tro­mex, afir­ma que ya se aca­bó el tiem­po en que un sin­di­ca­to es pro­te­gi­do por el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca y de ser usa­do co­mo “ca­ja chi­ca” pa­ra cam­pa­ñas elec­to­ra­les. Por ello, ce­le­bró que Ló­pez Obra­dor afir­me que no ha­brá nin­gu­na or­ga­ni­za­ción gre­mial fa­vo­ri­ta en su go­bierno.

“Qué bueno que el pre­si­den­te (An­drés Ma­nuel Ló­pez Obra­dor) no se reunió con Ro­me­ro Deschamps en el Día del Tra­ba­jo ni el 18 de mar­zo. No es po­si­ble que un ser ra­te­ro es­té al la­do del pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, to­dos los tra­ba­ja­do­res lo vi­mos bien. No­so­tros co­mo pe­tro­le­ros de­be­mos lu­char por qui­tar a Ro­me­ro Deschamps, tenemos que de­fen­der la in­dus­tria”, ex­pre­só.

La re­cién elec­ta se­cre­ta­ria ge­ne­ral del nue­vo sin­di­ca­to de Pe­mex, ase­gu­ró que en Pe­tro­mex no ha­brá irre­gu­la­ri­da­des ni abu­sos; en es­te sin­di­ca­to se tra­ba­ja­rá con hon­ra­dez, por­que sí es po­si­ble trans­for­mar la vi­da in­ter­na de la pa­ra­es­ta­tal.

“Va­mos a ha­cer lo que es­tá ha­cien­do el pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca en el país, que es aca­bar con la co­rrup­ción. Ya bas­ta de pre­po­ten­cia, to­dos somos com­pa­ñe­ros, nos de­be­mos a los tra­ba­ja­do­res, no ellos a no­so­tros. Eso nos di­fe­ren­cia­rá del STPRM, ellos han ac­tua­do con pre­po­ten­cia, so­ba­jan y han per­di­do el pi­so, yo no voy a per­der el pi­so”, di­jo.

Fo­to: ar­chi­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.