El PAN se vol­vió un par­ti­do al ser­vi­cio de gru­pos

Pa­ra Ernesto Ruf­fo Ap­pel, el pri­mer pa­so pa­ra sa­lir de la cri­sis es con­vo­car a elec­cio­nes in­ter­nas pa­ra re­no­var o ra­ti­fi­car a to­do el Co­mi­té Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal, in­clui­do a Marko Cor­tés

El Economista (México) - Los Políticos - - ACCIÓN NACIONAL BAJA CALIFORNIA - Ernesto Ruf­fo Ap­pel @Ruf­foAp­pel pan.org.mx Por Li­dia Aris­ta li­dia.aris­[email protected]­co­no­mis­ta.mx

En 1989, Ernesto Ruf­fo Ap­pel ga­nó la gubernatur­a de Ba­ja Ca­li­for­nia, la pri­me­ra pa­ra Ac­ción Na­cio­nal en su his­to­ria, e inau­gu­ró un pe­rio­do de 30 años de go­bier­nos pa­nis­tas, los cua­les lle­ga­rán a su fin el pró­xi­mo 1 de no­viem­bre, cuan­do Jai­me Bo­ni­lla (Mo­re­naPT-PVEM) to­me po­se­sión co­mo el dé­ci­mo quin­to man­da­ta­rio de esa en­ti­dad.

A unos días de la elec­ción en la que el pa­nis­mo fue de­rro­ta­do, el pri­mer go­ber­na­dor de opo­si­ción afir­mó que el fra­ca­so ya se ve­nía ve­nir pues des­de ha­ce ya va­rios años esa fuer­za po­lí­ti­ca de­jó de es­tar al ser­vi­cio de los ciu­da­da­nos y se pu­so al ser­vi­cio de gru­pos con­tro­la­do­res.

En en­tre­vis­ta plan­teó que des­de ha­ce años una “on­da grupera” se fue apo­de­ran­do del PAN, a la cual le im­por­ta­ban más “cham­bi­tas”, así co­mo el con­trol del par­ti­do, lo cual tras­to­có la na­tu­ra­le­za de esa fuer­za po­lí­ti­ca fun­da­da en 1939.

“El PAN que se fue vol­tean­do de aten­der a los ciu­da­da­nos, a só­lo ver nues­tro pro­pio om­bli­go, es una po­lí­ti­ca que es la que nos lle­vó a es­te re­sul­ta­do. Po­co a po­qui­to fui­mos en­tran­do a lo que yo co­lo­quial­men­te le de­no­mi­né la on­da grupera por­que to­do mun­do ha­ce gru­pos y a ver quién do­mi­na cuál, quién con­tro­la a la mar­ca, a la ins­ti­tu­ción, pa­ra lue­go de ahí de­sig­nar las can­di­da­tu­ras. En­ton­ces, en vez de ser un par­ti­do al ser­vi­cio pú­bli­co, se vol­vió un par­ti­do al ser­vi­cio de los gru­pos con­tro­la­do­res”.

El pa­nis­ta men­cio­nó que des­de ha­ce ya va­rios años, los ciu­da­da­nos ya no los es­ta­ban fa­vo­re­cien­do y pa­re­ce que no lo qui­sie­ron ver. En ese sen­ti­do, in­di­có que só­lo por­que el PRI era ca­da vez me­nos com­pe­ti­ti­vo es que Ac­ción Na­cio­nal lo­gra­ba re­te­ner la gubernatur­a de BC; sin em­bar­go, con el sur­gi­mien­to de Mo­re­na las co­sas cam­bia­ron.

“Lle­ga­ron los de Mo­re­na por­que el Pe­je an­du­vo 18 años pe­da­leán­do­le ahí en­fren­te de to­do mun­do y la co­rrup­ción se sa­lió de con­trol, la in­se­gu­ri­dad tam­bién, en­ton­ces vo­ta­mos en con­tra de to­do eso; le ca­yó el ba­lón al pecho en­fren­te de la por­te­ría y aho­ra es­ta­mos vien­do que tam­po­co va a po­der me­ter el ba­lón”. las otras fuer­zas y mues­tra de ello es que un mo­vi­mien­to co­mo Mo­re­na es­tá arra­san­do.

In­di­có que hay tres ele­men­tos que han pro­pi­cia­do de­rro­tas pa­ra los que fue­ron con­si­de­ra­dos par­ti­dos gran­des: re­cha­zo a las gran­des mar­cas, co­rrup­ción e in­se­gu­ri­dad pú­bli­ca.

“Ese sen­ti­mien­to de re­cha­zo a los par­ti­dos po­lí­ti­cos y el vo­to en con­tra de la co­rrup­ción y de la in­se­gu­ri­dad que fue de­po­si­ta­do en be­ne­fi­cio de Ló­pez Obra­dor, que lla­ma a su mo­vi­mien­to po­lí­ti­co Mo­re­na, que es un mo­vi­mien­to no tie­ne es­truc­tu­ra de par­ti­do, es sim­ple­men­te Ló­pez Obra­dor pa­ra­do o cen­tra­do co­mo om­bli­go, al­re­de­dor de to­do y él man­da a to­dos y es co­mo él di­ga o su de­di­to y eso no es ins­ti­tu­cio­nal”.

Pa­ra Ruf­fo Ap­pel, el pri­mer pa­so pa­ra sa­lir de la cri­sis es con­vo­car a elec­cio­nes in­ter­nas pa­ra re­no­var o ra­ti­fi­car a to­do el Co­mi­té Eje­cu­ti­vo Na­cio­nal, in­clui­do a la pre­si­den­cia que hoy es­tá en­ca­be­za­da por Marko Cor­tés.

El tam­bién ex­pre­si­den­te mu­ni­ci­pal de En­se­na­da, Ba­ja Ca­li­for­nia, sos­tu­vo que más que nun­ca es ne­ce­sa­rio re­in­te­grar al PAN des­de la le­gi­ti­mi­dad, pa­ra lo cual es ne­ce­sa­rio rea­li­zar un pro­ce­so in­terno lim­pio, el cual no es­ta­rá ve­ta­do pa­ra que par­ti­ci­pe Marko Cor­tés.

“Ne­ce­si­ta­mos que sea la ley, los es­ta­tu­tos in­ter­nos del PAN, los que reinen la vi­da in­ter­na del PAN, no es­tos gru­pos, pac­tos, co­fra­días y más que só­lo bus­can con­tro­lar po­si­cio­nes po­lí­ti­cas y pues­tos en la nó­mi­na”.

Fo­to: ar­chi­vo

Newspapers in Spanish

Newspapers from Mexico

© PressReader. All rights reserved.